Con llegada de Iván Márquez a la Habana se acelera viaje a Oslo

La llegada a Cuba de “Iván Márquez”, segundo al mando de las Farc y jefe negociador en el proceso de paz, abre la posibilidad de que las delegaciones tanto de esta guerrilla como del Gobierno colombiano partan a Oslo en las próximas horas.

La llegada a Cuba de “Iván Márquez”, segundo al mando de las Farc y jefe negociador en el proceso de paz, abre la posibilidad de que las delegaciones tanto de esta guerrilla como del Gobierno colombiano partan a Oslo en las próximas horas.

Una fuente allegada a la logística de los itinerarios informó a Efe del arribo de “Márquez” a La Habana para encontrarse con sus compañeros negociadores, quienes ahora juntos podrán viajar a Noruega.

Anuncios

Allí se esperaba que la delegación rebelde se reuniera en privado con la delegación del Gobierno para preparar la apertura oficial del proceso de paz, prevista para el miércoles.

Ahora, con el equipo de las Farc reunido en Cuba, se acelera su ruta hacia la paz en Oslo, pero con la incógnita de los planes del Gobierno, que mantiene el silencio sobre su viaje a Europa.

Efe pudo saber que el equipo de negociadores del Gobierno sólo tenía previsto viajar cuando el equipo guerrillero estuviera completo en La Habana, lo que indicaría que ambas delegaciones viajarán a Noruega en las próximas horas, tal y como informó hoy Caracol Televisión.

Este canal de televisión avanzó además que el primer encuentro entre ambas delegaciones se producirá en un lugar cercano a Oslo.

La única ausente en el equipo de la guerrilla es la negociadora holandesa Tanja Nijmeijer, pues, según RCN Radio, su salida de Colombia entraña más dificultades burocráticas y los demás delegados tendrán que decidir si la esperarán o viajarán al país nórdico con la esperanza de que pueda participar por otros medios.

Sobre Nijmeijer, conocida en las filas guerrilleras como “Alexandra” o “Eileen”, pesa una orden de búsqueda y captura de la Interpol por su supuesta participación en el secuestro de tres estadounidenses en 2003, un caso por el que el Departamento de Justicia de EE.UU., también la acusa de ocho cargos de terrorismo.

Según los acuerdos previos del Gobierno y la guerrilla, la Fiscalía colombiana debía retirar las órdenes de captura de los delegados de las FARC para el proceso de paz, con el fin de que se movilizaran libremente y pudieran salir del país sin problemas hacia las sedes del proceso, Oslo y La Habana.

 

Los medios locales barajaron la posibilidad de que el anuncio oficial del proceso de paz pueda aplazarse al jueves e incluso al viernes de esta semana por la distancia entre Cuba y Colombia con Noruega y la necesidad de las partes de mantener un encuentro privado previo.