CON EL SUZUKI SWIFT SPORT, HAY COSAS QUE VALE LA PENA VOLVER A SENTIR