¿Cómo ser saludable en Halloween?

Durante la celebración del Día de Brujas, los niños tienen en su poder una gran cantidad de dulces y chocolates que suelen consumir en poco tiempo, generando un aumento notable de calorías que afectan su salud y su peso.

Para evitar que este exceso de dulces tenga efectos negativos, y todos puedan disfrutar de la alegría de esta fiesta, le damos algunos consejos para esta época de Halloween:

 

Anuncios

– Ofrézcale una comida saludable a su hijo antes de salir a pedir dulces, esto hará que se reduzca la tentación de ir consumiéndolos a medida que los recibe. Algunas opciones podrían ser:

Sándwich de pan integral con jamón y queso; cereal integral con leche; galletas de soda con queso y jugo natural de frutas o bebidas a base de malta; y fruta fresca picada con yogurt

 

– Déjele claro a su hijo que los dulces que recibe no son para comer inmediatamente, que una vez regresen a casa harán una distribución razonable de ellos para que los pueda consumir sin que llegue a excesos.

 

– Hablar con su hijo es fundamental. Explíquele que los duces o golosinas se deben comer en pequeñas cantidades, que debe aprovechar ese rato y disfrutarlo, pero que luego los dividirán en varias raciones que podrá tomar durante varios días.

 

– No permita que su hijo consuma los dulces o alimentos que le den sin que hayan sido inspeccionados por un adulto previamente, esto con el fin de asegurarse que estén en buen estado.

 

– Haga respetar las reglas. Luego de recoger los dulces y de haber consumido una pequeña porción, el niño debe comer saludablemente e hidratarse.

 

– Si piensa regalar dulces en casa, opte por una opción más saludable y novedosa, por ejemplo, cajitas de uvas pasas, paquetes individuales de maní, jugos en cajitas o bebidas a base de malta en presentación pequeña. Si no quiere dar alimentos, puede regalar lápices, borradores o libreticas de Halloween.

 

– Haga de esta actividad un evento divertido y que les permita hacer ejercicio físico, por ejemplo, visitar las casas en diferentes cuadras del barrio, si viven en un edificio no utilicen el ascensor suban las escaleras.

 

– También aproveche para hacer actividades divertidas pero que al mismo tiempo le permitan reforzar su educación como contar cuantos chocolates o colombinas le dieron, esconderlo y darles indicaciones de orientación (derecha – izquierda, oriente – occidente).

 

– Si no desea que su hijo salga a la calle a pedir dulces durante este día, organice una actividad que incluya a sus amigos o familiares y que esté relacionada con el Halloween. Por ejemplo pueden aprender a preparar galletas de fantasmas o maíz pira de Halloween y ver una película de terror.

 

Finalmente, recuerde que debe ser muy cuidadoso con sus hijos y escoger muy bien las casas o apartamentos en los que va a golpear. No permita que su niño vaya a pedir los dulces solo, siempre debe ir acompañado de un adulto o un grupo de amigos del cual no se debe separar.