Actualidad

Comenzó la renegociación de la Paz en La Habana

Después de la victoria del No en el Plebiscito, el tiempo se convirtió en el peor enemigo del proceso de paz con las Farc. Luego de 30 días de incertidumbre gobierno y promotores del no lograron construir una bitácora con las propuestas para ajustar el documento firmado en Cartagena el 26 de septiembre entre Santos y ‘Timochenko’, ahora se viene lo más difícil, renegociar los cambios en el acuerdo con las Farc en La Habana.

Después de 9 ‘cónclaves’ para reajustar el acuerdo, terminaron las deliberaciones entre los delegados del Gobierno y los miembros de la oposición que promovieron el No en el Plebiscito.

 

Y este viernes regresaron a La Habana el Alto Comisionado para la Paz, Sergio Jaramillo, el Senador Roy Barreras y el exministro de Justicia, Yesid Reyes, mientras que Humberto de la Calle permanece en Bogotá a la espera del Presidente Santos para rendirle un informe sobre las reuniones que se adelantaron esta semana con la oposición.

 

Las reuniones con la oposición dejaron como resultado un documento de 410 propuestas y observaciones, clasificadas en 60 ejes temáticos, además de un capítulo preciso de las coincidencias y diferencias que prevalecen con el Gobierno, que ya empezaron a discutirse con las Farc en Cuba.

 

 

Aunque no se conoce en detalle el documento que dejaron las reuniones entre gobierno y oposición, se prevé que los puntos mal álgidos para renegociar con las Farc en Cuba, estarán enfocados en los temas Participación Política y Justicia. De hecho la participación en política y las sanciones que tendrán los guerrilleros de las FARC en Colombia tuvo  “poco movimiento” en la renegociación del acuerdo de paz para superar medio siglo de conflicto armado, dijo el miércoles el gobierno.

 

“Las inhabilidades electorales para miembros de las FARC es un tema muy complejo, muy difícil. Allí ha habido muy poco movimiento. Hay también una discusión sobre las sanciones restrictivas de la libertad. Son algunos temas más difíciles que otros”, dijo a periodistas Humberto de la Calle a su salida de una de las reuniones que se hizo con los del No.

 

Ahora el balón está en manos de las Farc que en repetidas ocasiones han indicado que tienen voluntad para seguir construyendo la paz, ahora les toca pasar de las palabras a la acción y ceder un poco en las peticiones que llevaron a Cuba Sergio Jaramillo y compañía.

 

 

Publicidad
Previous ArticleNext Article