Notice: Trying to access array offset on value of type bool in /data/confidencialcolombia.com/wp-content/plugins/all-in-one-seo-pack/admin/aioseop_module_class.php on line 1725

Colombia y Venezuela van a la mesa para revisar políticas de transporte

El Gobierno colombiano reveló que en el próximo mes de noviembre adelantará una reunión con las autoridades venezolanas con el fin de llegar a un acuerdo que permita facilitar el transporte de carga terrestre entre los dos países.

El Gobierno colombiano reveló que en el próximo mes de noviembre adelantará una reunión con las autoridades venezolanas con el fin de llegar a un acuerdo que permita facilitar el transporte de carga terrestre entre los dos países lo cual es perentorio para poder dinamizar el comercio que inició una nueva etapa con la entrada en vigencia del acuerdo bilateral.

 

Anuncios

En diálogo con Confidencial Colombia, el ministro de Comercio, Industria y Turismo, Sergio Díaz-Granados comentó que en la agenda de noviembre está previsto revisar la actual situación del transporte y su versatilidad en los dos países pues la idea es hacer ajustes que beneficien a los transportadores de los dos países con un traslado de mercancías más acorde con los estándares internacionales y sin las barreras e impedimentos que hoy tienen los empresarios de la carga pesada con el acuerdo actual.

 

El jefe de la cartera de Comercio explicó que con e nuevo acuerdo se trata de no retroceder en lo que ha sido el relacionamiento histórico con Venezuela porque es importante para el Gobierno de Bogotá preservar ese patrimonio.

 

“En los próximos días tendremos esa reunión para discutir el tema, somos conscientes que como están trazadas las políticas, no es viable ampliar el radio de los transportadores binacionales, pero está previsto que una comisión estudie el tema del transporte de carga y el mismo transporte de pasajeros por vía terrestre”, declaró Díaz-Granados.

 

Consideró que el relevo de la carga en frontera, lo único que hace es encarecer el comercio y dificultar la operación por lo que es urgente retomar el concepto de transporte de carga internacional como lo tenían los dos países anteriormente. “Ya hay compromisos tanto de los ministerios de comercio, de transporte así como de las cancillerías para sentarnos a discutir este tema el 26 de noviembre en Caracas”.

 

De prosperar un acuerdo y volver por los fueros del pasado los transportadores de Venezuela podrían llegar con sus mercancías a Bogotá y otras ciudades de Colombia y lo propio pasaría con el transporte de Colombia que podría transitar por territorio Patriota.

 

Según cifras suministradas por la Federación Colombiana de Transportadores de Carga por Carretera (Colfecar), desde 2009 la reducción del transporte por las diferencias presidenciales fue dramática a tal punto que el flujo de camiones por las zonas de frontera cayó a niveles del 80 por ciento. Así las cosas de 2.600 vehículos diarios transitando por las fronteras venezolanas se pasó a algo más de 300 camiones. Esos automotores los absorbió el mercado nacional, básicamente en lo que tiene que ver con crudos pesados y carbón, sin desconocer la dinámica de la industria.

 

El gremio anotó que en el último trimestre hubo una caída en los volúmenes de carga transportada, pero confía en una recuperación importante en los últimos seis meses del año.



Mejora el comercio con Venezuela

El ministerio de Comercio Industria y Turismo manifestó que de a poco se ha recuperado el comercio con Venezuela así como los pagos por parte de la Comisión Administradora de Divisas (CADIVI), situación que permite ser muy optimista en la nueva era del intercambio comercial con el vecino país que abandonó la Comunidad Andina de Naciones  (CAN) en 1992.

 

Para el titular de esa cartera, Sergio Díaz-Granados, el comercio reporta crecimientos del 70 por ciento y una fluidez que invita a pensar que el intercambio saldrá de la mejor manera. El funcionario considera que tal y como van las cosas, será posible cerrar este año con un comercio algo superior a los 2.500 millones de dólares.

 

A Venezuela, dijo, están regresando sectores de manufactura como confecciones, calzado y aseo personal. Igual sucede con vehículos y autopartes así como con materias primas para textiles.

 

“Nuevamente están reaccionando los sectores productivos que tradicionalmente exportaron a Venezuela, ya pasa con la carne, ganado en pie, chocolatería  y productos que usualmente estuvieron en el mercado del vecino país. Hay una visible mejoría y los empresarios están volviendo a tomar la ruta de vecino país para sus exportaciones”, aseveró.

 

Aclaró el Ministro que si bien el acuerdo es claro y facilitará el comercio, este no esta blindado contra eventuales reacciones políticas e indicó que históricamente el comercio ha estado expuesto a riesgos y a las mismas reacciones tanto de índole político como económico porque estos convenios  jamás se firman sobre la base de eliminar los riegos. “Estamos viviendo una coyuntura amable y positiva con Venezuela en las relaciones binacionales lo cual permite que el comercio recupere sus fueros”.

 

 

En general todo va bien

Las metas del ejecutivo en el frente de comercio exterior no podían ser mejores porque de hecho hubo un trabajo juicioso que redundo en internacionalizar la economía, en promocionar la imagen del país y en cautivar mayores inversiones. En opinión del ministro de Comercio este año podría quedar firmado el acuerdo comercial con Corea y no ve imposible la aprobación en el Congreso con la Unión Europea, cerrar negociaciones con Israel, Costa Rica y avanzar con Panamá.

 

Ve muy positivo lo que sucede con la alianza del Pacífico (México, Colombia, Perú y Chile) y aseguró que en 2013 vendrán las grandes noticias con Australia y Japón. “Al igual que otros países de América Latina Colombia empezó a usar el comercio como factor determinante de desarrollo”.

 

Sobre la situación de la Eurozona, Díaz-Granados indicó que esa crisis durará este año y parte del próximo, de tal manera que se observarán turbulencias muy fuertes en Europa que como toda dificultad terminará con la recuperación de la senda de crecimiento. Dijo que mientras esto acontece, Colombia deberá tomar sus medidas para mantener la economía  blindada con sus finanzas públicas sanas, limitando la capacidad de endeudamiento, trabajando por el incremento del ingreso y mejorando la calidad del gasto.

 

A nivel individual, Europa es la región que más bienes compra y por ello el Gobierno considera que aun en medio del escenario será importante legitimar el acuerdo de libre comercio con los europeos, entre otras cosas porque son grandes impulsadores de inversión.

 

“Este acuerdo debe estar en vigencia a más tardar en el primer trimestre del año próximo para garantizar mayor acceso a los productos colombianos y ascendentes niveles de inversión”, anotó el Ministro.

 

Con todo y los problemas, Europa es el segundo socio de Colombia y si hubo caídas en algunos sectores, estos obedecieron a problemas en la producción tal y como pasó con café y flores. Al observar el comportamiento de las exportaciones se nota que estas han crecido a España, Alemania y Francia.

 

En inversión total, proyectó el funcionario, Colombia superará los 17.000 millones de dólares este año, cifra que permitirá hablar de año record. Explicó que el 20 ó el 25 por ciento de esa inversión irá a sectores de manufacturas, servicios,  comercio y hotelería.  “Estamos empezando a ver un ciclo expansivo para la economía por lo que veo que en esta segunda década del siglo 21 traiga mayores frutos, en donde tripliquemos las exportaciones y un aumento importante en la inversión que hoy se acerca al 30 por ciento del PIB”.

 

De seguir así, con crecimientos como los de Asia, consideró,  en algunos años Colombia podrá cantar  victoria en la reducción de pobreza y en la caída de los índices de desigualdad.

 

Finalmente el Ministro reconoció que hay problemas de visas, pero confió en una pronta solución con el aumento de frecuencias aéreas y la vigencia misma de los acuerdos comerciales que romperán esas barreras a la movilización de personas. Afirmó que este año México desmontará los visados a Colombia lo cual es muy positivo, lo propio pasa con España que triplicará los visados a partir de este año.