Notice: Trying to access array offset on value of type bool in /data/confidencialcolombia.com/wp-content/plugins/all-in-one-seo-pack/admin/aioseop_module_class.php on line 1725

Colombia: Regular en exportaciones y mejorando en dólar

Las exportaciones colombianas podrían cerrar el 2013 por el orden de los 58.000 millones de dólares, cifra inferior al reporte de 2012 cuando superó los 60.000 millones de dólares.

El estimativo lo hizo en Confidencial Colombia, el presidente de la Asociación Nacional de Comercio Exterior (Analdex), Javier Díaz Molina quien calculó que las importaciones podrían estar por debajo de los 58.000 millones de dólares.

 

Anuncios

“Vamos a tener una balanza comercial positiva, alrededor de 1.500 millones de dólares y lo que uno espera es que en 2014 podamos recuperar las cifras del comercio y estar nuevamente en exportaciones así como en importaciones por encima de los 60.000 millones de dólares en beneficio de cada uno de los sectores productivos”, declaró el señor Díaz Molina.

 

Para el dirigente gremial, las mejores cifras e indicadores pueden llegar como consecuencia de la recuperación que muestran economías claves para Colombia como la de Estados Unidos y Europa, esta segunda en menor proporción.


Bien el billete verde

 

No pudo ser mejor el recibo que el sector exportador le dio a la tasa de cambio que hoy supera los 2.000 pesos por dólar, indicador que le permite a la economía retomar los linderos de crecimiento en favor del progreso y de la generación de empleo.

 

En opinión del presidente de Analdex, Javier Díaz Molina, el desempeño de la divisa resulta positivo por cuanto el país debió enfrentar varios años de apreciación del peso, situación que castigó las exportaciones y el crecimiento económico como tal porque muchas empresas debieron suspender exportaciones o vender a pérdida porque la tasa de cambio era insuficiente en menoscabo de la competitividad.

 

El escenario actual, dijo, es el fruto, en buena medida, del cambio de política que se dio por parte de la autoridad monetaria en Estados Unidos. “Estoy seguro que este comportamiento resulta sumamente positivo para la economía, no solo para las exportaciones sino para el aparato productivo como un todo porque los bienes nacionales tendrán una mayor competitividad y eso puede ayudar a recuperar el comportamiento de la industria que traía cifras negativas, por fortuna se está dando este cambio de tendencia”, comentó el vocero del comercio exterior colombiano.

 

Destacó que el aspecto positivo de la recuperación en la tasa de cambio es que oxigena la industria y le devuelve dinamismo a la economía de manera muy particular porque se retoma la competitividad. Díaz dijo que lo que se podrá observar en los próximos meses es un mejor desempeño de la industria, de la agricultura y del empleo porque con mejores perspectivas e ingresos, mayor será la oferta de puestos de trabajo.

 

Para bien de los intereses del país que tiene acuerdos comerciales firmados, la coyuntura del dólar viene acompañada de un mejor desempeño de la economía internacional como es el caso de Estados Unidos que está en pleno proceso de recuperación y de Europa que ya muestra cifras un poco diferentes a las negativas que caracterizaron a algunos países.

 

“El gran interrogante es que va a pasar con China que según los expertos crecerá menos de lo que creció en 2013, aspecto que indudablemente traerá sus efectos sobre la demanda y sobre la economía internacional”, aseveró Díaz.

 

Insistió que de cara a los principales socios comerciales de Colombia como Estados Unidos y la región, se pueden esperar cifras mucho más alentadoras en materia de exportaciones, particularmente de ventas diferentes a las minero-energéticas.

 

Explicó que para una economía pequeña como la colombiana, la dinámica de la demanda internacional, particularmente la de su socio principal, Estados Unidos resulta definitiva. Aclaró que cuando se analizan las exportaciones nacionales y sus factores determinantes, se puede concluir que estas responden básicamente a dos variables, tasa de cambio y demanda internacional. “Si esas variables tienen buen comportamiento, indudablemente el desempeño de las exportaciones será también positivo”.


Lo presagios no deben ser apocalípticos

 

Los exportadores fueron claros al decir que la recuperación de una tasa de cambio que fue inferior a las exigencias competitivas y que dejó con la revaluación a muchos en el camino no se puede leer como una etapa de dificultad para la economía o para el país. Dicen que las importaciones no serán imposibles y consideraron que el impacto no será dramático en el valor de la deuda externa.

 

Analdex apuntó que ese tipo de análisis carece de razón porque no se trata de tener una súper devaluación sino de contar con un dólar muy cerca al punto de equilibrio que no les de caja artificial a los exportadores, pero que tampoco se la quite. De igual forma no se trata de darles ventajas artificiales a los productos importados.

 

“Vamos a tener una coyuntura en la que los productos colombianos van a poder competir de mejor manera con los importados y para las circunstancias que tiene el país ese hecho resulta más que positivo. Creo que impulsar el empleo y la producción nacional es una prioridad y una  necesidad”, afirmó el presidente de Analdex, Javier Díaz.

 

Precisó que no se trata de hacer inviable el producto importado porque un país que exporta y genera recursos, lo hace precisamente para internar los productos que no produce.

 

Comentó que una tasa por el orden de los 2.000, 2.050 ó 2.100 pesos por dólar resulta muy sana para la economía colombiana. “Se trata de tener una tasa de cambio lo más cercano al equilibrio que no genere falsas cajas para uno u otro lado”.