Claves para entender la etiqueta de los whiskies

Cuando entra a un supermercado o a una tienda especializada de licores ¿generalmente desconoce el tipo de whisky que tiene delante? Si bien no debe ser un experto conocedor de uno de los destilados más consumidos y respetados, es posible que en alguna ocasión tenga la necesidad de diferenciar los whiskies. Es hora de aprender algunos datos para saber elegir una botella.

“Lo básico y la mejor manera de identificar el whisky es ojear la etiqueta, aunque antes es indispensable comprender algunos atributos de la bebida para descifrar lo que está escrito. Como el universo de los whiskies es bastante amplio en variedades y calidades, primero se debe conocer los más representativos: el whisky blended y el whisky single malt”, afirma Alejandra Pombo, representante de la marca Glenfiddich.

 

La categoría más conocida en Colombia es el whisky de mezcla o “Blended” que es el resultado de la combinación de muchos whiskies de malta y grano de diferentes destilerías, hasta 40 dependiendo de la marca, para obtener una receta única y producirse a gran escala. Algunos en la etiqueta declaran los años del whisky más joven de la mezcla y los standard no lo hacen habitualmente.

 

Por el contrario, el whisky de malta o “Single Malt” es elaborado en una sola destilería con un único destilado de cebada malteada y por lo general tiene un sabor potente y con mucho carácter. Un ejemplo de la categoría, es el más premiado y número 1 en ventas, el whisky escoses de malta Glenfiddich, reconocido porque se elabora en pequeñas cantidades y por su riguroso proceso con los mejores granos de cebada malteada, agua del manantial Rubbie Dhun, destilación en alambiques de cobre y maduración en barriles de roble donde antes contuvo cerveza, oporto, jerez e inclusive bourbon.

 

Según cifras de Acodil, en el año 2010 el total de ventas de whiskies Single Malt era de 992 cajas de 9 litros. Para el 2014, esta cifra aumentó a 4937. Esto representó un crecimiento del 497%. Glenfiddich viene liderando la categoría desde el 2011 y al cierre del 2014 tiene un 63% del mercado.

 

Luego de conocer un poco sobre las generalidades del espirituoso más prestigioso, ahora puede descubrir en la etiqueta qué características encontrará al momento de beberlo. Los whiskies se dividen por categorías que están definidas por el tiempo de maduración -12, 15, 18 o más años-, el barril en que se conserva el whisky –nuevo o que haya contenido antes bourbon, ron o jerez u otro licor y tipo de madera que puede ser roble- y la región y/o país donde se produce.

 

También, se determina en la etiqueta datos adicionales como la compañía fabricante y el año de su fundación, la firma del maestro mezclador “Master blender” o del maestro de malta “Malt Master” y los grados de alcohol que varían de 40 a 62 -en Colombia por ley el máximo es de 40-. Hay que recordar que el whisky o los destilados después de embotellados no se maduran con los años a diferencia del vino.

 

Aunque el whisky se produce en diferentes lugares hay cinco países que son reconocidos como los mayores productores del mundo: Escocia, Irlanda, Canadá, Estados Unidos y Japón. Es importante saberlo para establecer la procedencia de la botella. Para el caso del Scotch Whisky, esa denominación solo la pueden llevar los whiskies elaborados, destilados y embotellados en Escocia.

 

“Cada whisky tiene unas particularidades en producción, en la materia prima y en el lugar de elaboración que determinan su sabor y aroma especial. El escocés tiene 5 clases: Single Malt, Single Grain, Blend Malt, Blended Grain y Blended. Las variantes en el irlandés o Irish whiskey es la triple destilación. En Japón todos los blended hacen parte de la misma destilería. En Canadá son de centeno y maíz, en su mayoría se hace a base de maíz. El americano tiene como particularidad que no lleva restricción de tiempo de maduración y los barriles deben ser nuevos de roble siempre quemados por dentro. Podemos encontrar muchas diferencias y diversas referencias de whiskies pero lo interesante es disfrutarlos”, afirma Alejandra Pombo.

 

Actualmente en el mercado mundial existen más de 500 marcas de whiskies. Es el momento para que usted pueda detenerse con propiedad en las estanterías y elegir el espirituoso que desee.