Ciro Guerra, “abrazado por una serpiente”

Dos actores naturales indígenas de las etnias Cubeo y Witoto y dos actores internacionales, son los protagonistas de ‘El abrazo de la serpiente’, la primera película de ficción rodada en el Amazonas Colombiano en más de treinta años.  La cinta del director Ciro Guerra  empieza rodaje el 21 de julio. Estreno en el 2015.

Después de la recordada película Los Viajes del Viento, que exploró la cultura vallenata y fue estrenada comercialmente en 19 países y vista en más de 80 festivales alrededor del mundo,  Ciro Guerra y Ciudad Lunar Producciones arrancan una exploración sin precedentes por la región Amazónica, en su nueva cinta El abrazo de la serpiente.

 

Anuncios

Mitú, San José del Guaviare, y Puerto Inírida son las locaciones elegidas para el rodaje del tercer largometraje dirigido por Ciro Guerra, quien con un equipo de 40 personas se toma la selva colombiana para narrar una historia de ficción, inspirada en los diarios de viaje de Theodor Kosch Grumberg y Richard Evan Schultes.

 

El rodaje inicia este 21 de julio y se extenderá por seis semanas. Los personajes protagónicos, son interpretados por los actores naturales indígenas Nilbio Torres, de la etnia Cubeo del Vaupés y Antonio Bolívar de la etnia Witoto de La Chorrera y quien es uno de los últimos indígenas Ocaina que existen. El casting internacional es representado por el actor estadounidense Brionne Davis protagonista de Sabaged y Don´t look back y por el belga Jan Bijvoet, quien fuera protagonista de Borgman, cinta que fue Selección Oficial en Cannes 2013.

 

Sobre la cinta, habla la productora Cristina Gallego, de Ciudad Lunar Producciones: “Los ojos del mundo están puestos en la Amazonía, por su riqueza natural, pero debajo de todo ese inmenso verde hay conocimiento, ciencia, una visión del mundo que busca el equilibrio. También hay historias de sangre y dolor que llevaron al exterminio de muchas lenguas, comunidades, culturas, creencias. Tan dura ha sido la historia amazónica para el indígena que la respuesta ha sido el silencio, en el fondo lo que nos interesa de esta película es dar un espacio, una voz a quien no la ha tenido”.