Notice: Trying to access array offset on value of type bool in /data/confidencialcolombia.com/wp-content/plugins/all-in-one-seo-pack/admin/aioseop_module_class.php on line 1725

Cinco tendencias ‘after Grammy’

Esto es lo que los Grammy aportaron a los peinados de la próxima temporada.

El cabello mojado de Beyoncé

 

Anuncios

Lo lució en la primera actuación de la noche. Le dio a sus rizos naturales un aspecto súper moderno que sobre las pasarelas de primavera ya habían adelantado los desfiles de Cavalli, Prada o Alberta Ferretti.

 

 

El recogido cool de Taylor Swift y la versión bicolor de Kate Beckinsale en la fiesta de después que ofreció Warner.

 

La de la cantante rubia rozaba la perfección del estilo niña buena, con el flequillo peinado hacia un lado. La actriz británica prefirió la opción bohemia con volumen en el recogido en castaño oscuro y caída en la coleta de rizos rubios.

 

 

El tupé

 

Lo recuperó la cantante Janelle Monáe hace casi cuatro años. Y en la ceremonia de los Grammy se apuntó Alicia Keys, pero también Paula Patton. La primera, con un corte años 90 que compite con el que luce últimamente Brad Pitt; la segunda, con un recogido que sigue la línea de un mohawk como el que se vio en el desfile de Fendi para este invierno.

 

 

Sombreros

 

Cuanto más estrafalarios, mejor. El complemento ideal para destacar entre la masa es llevarlo a juego con el de tu hijo y posar los dos juntos para la foto. Lo han hecho Madonna y su pequeño David Banda y la divertidísima Yoko Ono con su hijo Sean Lennon.

 

El pixie

 

Para encontrar los mejores cortes ha habido que viajar en el tiempo hasta la víspera de la ceremonia de premios. En las fiestas pre-Grammy se vieron dos formas de llevar el extracorto que merecen una mención: Jennifer Hudson se lo peinó hacia arriba con los dedos y el resultado fue espectacular. A la ubicua Miley Cyrus se le vio el día de antes con su cortísimo pelo platino arreglado hacia adelante y con los mechones perfectamente definidos a un lado. Y un extra de brillo de auténtica envidia.

 

Con información de Vanitatis