Cinco formas legales de consumir cannabis

Son muchas sus propiedades nutritivas. Ahora, con la legalización para uso medicinal y recreativo en algunos estados de Estados Unidos, proliferan los productos manufacturados con este ingrediente.

Como cualquier otra planta, el cannabis también tiene propiedades nutritivas. El aceite de cáñamo está cargado de vitaminas y minerales, cuenta con un 57% de ácido linoleico y un 19% de ácido linolénico. Con la legalización para uso medicinal y recreativo en algunos estados de Estados Unidos (EEUU), proliferan los productos manufacturados con este ingrediente (con y sin efecto narcotizante).

Recargar las pilas con semilla de cáñamo


La bebida Cannabis Energy Drink está elaborada con extracto de semilla de cáñamo, que se obtiene a partir de la parte de la planta que no contiene THC –el agente químico que provoca los efectos psicológicos de la marihuana–. En su composición no lleva ninguna sustancia ilegal, solo cafeína (la misma cantidad que una taza de café), taurina, azúcares y extracto de semilla de cáñamo. Dicen sus creadores que sabe muy rica y que es “para personas que quieren tener una mente serena y concentrada, y desarrollar un estilo de vida activo y divertido”.

 

Leche, cacao, avellanas y… marihuana

No, no nos referimos a Nutella, sino a Nugtella: crema de chocolate con aceite de hachís. Lo de ‘nug’ es porque esta palabra significa marihuana de calidad en ‘slang’. Solo se vende en California y únicamente con fines medicinales para pacientes autorizados.

El mismo fabricante, Organicares, también elabora otros muchos apetitosos productos con el mismo ingrediente psicoactivo, como crema de cacahuetes, nubes, brownies, palomitas y galletas.

Elixir con efecto ‘colocón’


En Colorado (EEUU) se ha legalizado la venta de marihuana para fines recreativos y ha proliferado una nueva industria en torno a esta sustancia, con toda clase de productos; por ejemplo, los elixires Dixie con sabor a sandía, melocotón, limón… y 90 miligramos de THC por botella. El fabricante avisa de que el efecto ‘colocón’ varía (y puede tardar dos horas) en función de si el estómago está lleno o no y según la comida ingerida.

Trufas de chocolate (en todos los sentidos)


El mismo fabricante del elixir comercializa una gama de dulces con chocolate. Desde trufas artesanales con cacao, extracto de vainilla pura y 300 miligramos de THC por paquete (premiadas en la Cannabis Cup de Denver) hasta una tableta de chocolate con cereza y pretzel con 10 miligramos por onza.

Lo más consumido en Denver


Este refresco con sabor a Root Beer (mezcla regaliz y vainilla, nada que ver con la cerveza) promete una sensación intensa y relajante que se inicia en la cabeza y luego se extiende al cuerpo. Fabricado por Keef Cola, quedó en el primer puesto en la categoría de mejor comestible en la Cannabis CUP celebrada a principios de año en Denver.

Café en cápsulas: entre la energía y el relax


Este producto también ha sido premiado. Fue en HempCon, una de las ferias más grandes dedicada a la marihuana medicinal, donde obtuvo un galardón en la categoría de mejor comestible.

Cada cápsula contiene 10 mg de THC y, según el fabricante, Jane´s Brew, la acción es rápida (en 15 minutos) y de larga duración (de 3 a 5 horas), y sin olor ni sabor a cannabis. Un éxito de ventas a pesar de que cada una cuesta 10 dólares.