China descarta a Falcao por las nuevas normas que complican el futuro de Jackson

 

El presidente del Tianjin Quanjian reconoció en una entrevista que la nueva normativa de la liga asiática, que solo permite tener a tres extracomunitarios sobre el césped y a otros dos en el banco, les ha complicado la llegada de Falcao y Jiménez. Shu Yuhuy admitió que tenían ya un acuerdo hecho con ambos jugadores pero que se vino abajo cuando se enteraron de este nuevo código que regirá el fútbol chino.

El conjunto que andaba al acecho de Falcao, el Tianjin Quanjian, ha descartado su fichaje debido a la entrada de la nueva normativa en la Superliga china que no permitirá a partir de esta nueva campaña la presencia en el césped de más de tres jugadores extracomunitarios. La cifra se redujo en un cupo con respecto a lo que se venía haciendo en los últimos tiempos. Una diferencia mínima pero que va a provocar cambios monumentales en las estructuras de los equipos.

 

Para empezar muchos de ellos tendrán que renunciar a las aspiraciones que tenían para este mercado de fichajes. Uno de ellos es el caso de Falcao, por el que Tianjin había ofrecido una suma de 50 millones de euros que el Mónaco rechazó. La intención del club asiático era la de mejorar su propuesta pero con la entrada en vigor de la nueva normativa se han visto obligados a descartar sus opciones por el samario.

 

El presidente del club chino, Shu Yuhuy, confirmó en una entrevista para la televisión local Tianjin TV, que tenían la operación muy avanzada en el caso del delantero colombiano y también con respecto a Raúl Jiménez del Benfica. Pero el nuevo código que legislará a partir de ahora la liga asiática ha tirado al traste todo. “Los contratos estaban preparados, los dos jugadores listos para firmar. Entonces nos llegaron las noticias respecto al nuevo límite de extranjeros, los que nos ha hecho cambiar. Vamos a tener que esperar y sufrir pero al final del día traeremos a alguien”, explicaba Shu Yuhuy.

 

Este nuevas normas eran esperadas por parte del organismo que controla la liga china. Pretenden crear un sistema que ponga freno a las desorbitantes cantidades que estaban pagando sus clubes por estrellas europeas y su vez hallar una manera para que se pueda promover el fútbol local, el cual se ha quedado anclado en su progresión debido a la llegada de todas estas figuras -la selección china sigue en el mismo punto de hace décadas, rozando la eliminación para el Mundial de Rusia 2018-. Estas nuevas medidas pasan por alinear solo a tres futbolistas foráneos en cada encuentro así como se verán obligados a incluir en el once por lo menos a un jugador chino de la categoría sub-23. En la convocatoria solo podrán ir incluidos cinco futbolistas extranjeros y deberán incluir al menos dos locales de la sub-23. 

 

“Si  hubiera sido ‘4+1’, como en el pasado, hubiéramos hecho una fuerte inversión este año. Pero parece que se ha cambiado a tres”, confesaba el presidente del Tianjin Quanjian. “Esta nueva situación ha hecho que modifiquemos nuestros planes de fichajes. De los rumores sobre Costa: es verdad que nos gustaría tenerlo y, además, hicimos una oferta por Cavani y estábamos negociando”, confirmó.

 

El magnate que posee un imperio de la metalurgia mantiene una gran amistad con Jorge Mendes, representante de Falcao, Costa, Jiménez y Ronaldo entre otros. Shu Yuhuy reconoció que encontró en el agente portugués una gran aliado para realizar esta mosntruosa operación. “Mendes vino a mi casa hace unos días; teníamos algunas ideas sobre Costa. Sin embargo, en ese proceso estábamos preparados para fichar dos futbolistas, los contratos ya estaban hechos y el precio acordado: Falcao y Raúl Jiménez”, relataba.

 

Pero el ambicioso plan de Yuhuy no queda ahí. Su idea pasa por llevarse a los mejores delanteros del mundo de la forma que sea. En sus palabras también confirmó que habían tanteado a otras estrellas como Cavani, Benzemá o Costa. “Queremos que los mejores futbolistas vengan a China. Nos hemos fijado en muchos delanteros e hicimos una oferta por Benzema, pero este cambio de política no nos ayuda”, explicaba Yuhuy.

 

Estamos hablando de un equipo que recién ascendió la presente temporada a la máxima categoría de la liga china. De ahí que quieran hacer una entrada triunfal con contrataciones de renombre como la que ya hizo con Axel Witsel, volante belga que recientemente le robaron a la Juventus. Se habla de que por Costa podrían haber llegado a ofrecer la esclaofriante cifra de 35 millones de euros anuales. El conjunto dirigido por Fabio Cannavaro cuenta ya en sus filas con cuatro extranjeros entre los que se encuentra un colombiano: Henry Palacios. Este hecho es el que complica momentáneamente la llegada de Falcao al fútbol chino.

 

Peligra el futuro de Jackson Martínez

 

Esta nueva norma, que llega a mes y medio de que arranque el campeonato, ha pillado a contrapié a varios equipos de la liga china. Uno de los más perjudicados es el Guangzhou Evergrande de Jackson Martínez. El club dirigido por Luiz Felipe Scolari cuenta en sus filas con seis extranjeros: Jackson, Paulinho, Goulart, Alan, Kim Young-Gwon -baja en estos momentos por lesión- y Kim Hyung-Il.

 

En este sentido, Paulinho y Goulart son intocables para el técnico brasileño. El primero es pieza clave en el centro del campo y el segundo se convirtió en el goleador del equipo en la pasada campaña. Los dos surcoreanos también parece muy difícil que salgan. Kim Young-Gwon ha sido el baluarte del equipo en la zaga en los últimos años y hasta que se recupere de su lesión cubrirá la baja su compatriota Kim Hyung-Il.

 

 

En este punto, quedan dos jugadores para dirimirse un puesto: Alan y Jackson. El papel del colombiano en el conjunto de Scolari ha caído en picado desde su llegada. Comenzó con un inicio goleador, anotando en los tres primeros partidos, pero al mes de arribar en la liga sufrió una lesión que lo fue apartando de los panes del equipo. Sus números no lo han acompañado: apenas 4 goles en 15 partidos disputados. Jackson no convierte desde el pasado 18 de octubre. Y peor aún, su valor ha descendido a los 9 millones en los que le tasa actualmente la página Transfermarkt. Un bajón tremendo para un jugador que le costó al club chino 42 millones hace un año. Lógico pensar que sea uno de los primeros damnificados antes que dejar como se pierde todo es dinero en el banco.