China aplica más impuestos ambientales ante la dura crisis de contaminación

La ley llamada “sobre tasa ecológica” se aplicará a las empresas e instituciones que presenten una contaminación más allá de los establecido por su actividad. Esta iniciativa fue votada en el parlamento chino a pocos días después de la gigantesca ola de polución que mantuvo en alerta roja a Pekín durante la semana pasada.

 

China, considerado como el país emisor de gases de efecto invernadero más grande del mundo, ha adoptado un nuevo impuesto a la contaminación que durante los últimos meses ha afectado fuertemente a las ciudades más industrializadas del gigante asiático.

 

 

La ley llamada “sobre tasa ecológica se aplicará a las empresas e instituciones que presenten una contaminación más allá de los establecido por su actividad, esta iniciativa fue votada en el parlamento chino, a pocos días después de la ola de polución que mantuvo en alerta roja a las ciudades principales durante seis días la semana pasada.

 

  

Según la agencia oficial Xinhua, organización ponente de la iniciativa esta normativa entrará en vigor el 1 de enero de 2018. Este proyecto fija el pago de 1,2 yuanes (0,16 euros) por cada unidad de emisiones contaminantes. Por otra parte, esta ley no incluye ninguna sobre tasa para el CO2, principal gas de efecto invernadero responsable del calentamiento global.

 

 

Esta nueva reglamentación incluye un impuesto a la polución del agua (1,4 yuanes) y también a la contaminación acústica que comprende de entre 350 y 11.200 yuanes al mes en función de los decibelios. El gravamen a los residuos sólidos es de entre 5 y 1.000 yuanes por tonelada.

 

 

Recordemos que China anunció en septiembre que había ratificado el acuerdo de París sobre el clima, que busca limitar a dos grados la subida de la temperatura global respecto a la época preindustrial. Dicho acuerdo ya está en marcha desde noviembre.