Notice: Trying to access array offset on value of type bool in /data/confidencialcolombia.com/wp-content/plugins/all-in-one-seo-pack/admin/aioseop_module_class.php on line 1725

Certezas, rumores y bulos en el caso Yuliana a una semana de su asesinato

Hace una semana se cometió el atroz crimen de pequeña Yuliana Andrea Samboní, una niña de 7 años cuyo cuerpo fue hallado con signos de violencia sexual en el apartamento de arquitecto, Rafael Uribe Noguera. El crimen de Yuliana conmocionó al país y la convirtió en la bandera contra el feminicidio y el maltrato con los menores. Aunque ya se tienen certezas en muchas situaciones del caso, lo cierto es que permanecen varias dudas. Les contamos cuáles son.

Dudas y rumores que aún están por aclarar

 

Anuncios

Aunque la Fiscalía citó a interrogatorio a los dos hermanos de Rafael Uribe Noguera, por presuntamente haber alterado la escena del crimen. El ente acusador aún no ha imputado cargos ni a Catalina ni a Francisco Uribe Noguera, por lo que todavía persiste la duda en cuanto su participación en la manipulación de la evidencia.

 

(Escena del crimen de Yuliana Samboni fue manipulada: Fiscalía)

 

Aún permanece la duda sobre las razones por la que Rafael Uribe Noguera esnifó cocaína e ingirió grandes dosis de alcohol después del hecho que se le sindica. Las autoridades no han informado con claridad si el imputado lo hizo para suicidarse a como medida drástica para evadir la justicia.

 

Por otro lado, varios testigos aseguran haber visto a Rafael Uribe Noguera en situaciones obscenas en el sector, y lo describen como un tipo depravado y sin escrúpulos. La duda frente a lo que manifiestan los testigos gira en torno a esclarecer si anteriormente Uribe Noguera había llevado otras niñas al apartamento o Yuliana Samboní fue la primera o la única.

 

El manto de dudas sobre el caso se hizo más extenso el viernes pasado, cuando las autoridades reportaron el hallazgo del cadáver de Fernando Merchán Murillo, el vigilante que estaba de turno el pasado 4 de diciembre en el edificio donde ocurrió el crimen de la menor.

 

(“Hijas perdónenme, no quiero volver a la cárcel”: vigilante del edificio Equus 66)

 

Aunque en el Instituto de Medicina legal avanza el procedimiento para determinar la causa de la muerte de Merchán, versiones preliminares de la Policía apuntan a que el hombre se habría quitado la vida. No obstante, el Fiscal General, Néstor Humberto Martínez, manifestó desde Cartagena que no descartan ninguna hipótesis en torno a la muerte del vigilante.

 

Lo cierto es que la muerte de Fernando Merchán amplía el espectro de preguntas frente al caso, y es inevitable no preguntarse por las razones que lo llevaron a quitarse la vida (en caso de que se confirme que efectivamente fue un suicidio). O por qué lo asesinaron (si los resultados forenses legaran a indicar que se trató de un homicidio).

 

¿Complot o campaña de desprestigio?, aunque suena absurdo, en Facebook hay una página que defiende a capa y espada a Rafael Uribe Noguera. A tal punto, que sugieren que contra el arquitecto hay un complot y una campaña de desprestigio, por lo que inusitadamente abogan por su inocencia.

 

Lo que se sabe del caso

 

Frente al terrible crimen de Yuliana Samboní, se tiene claro que la niña fue secuestrada y llevada al apartamento de la 66, donde llegó con vida y cuyo cadáver fue encontrado por los investigadores a las 8:40 de la noche el pasado domingo 04 de diciembre.

 

La Fiscalía reveló en la audiencia de legalización de captura que Rafael Uribe ya había estado en el barrio de la niña ganándose la confianza de Yuliana y otras niñas, pero fue sólo hasta el 4 de diciembre cuando pudo raptar a la menor.

 

Asimismo, el ente acusador reveló que Uribe Noguera estaba completamente dentro de sus cabales cuando habría ultrajado a la menor, y que el consumo de cocaína se dio posterior al crimen como estrategia para evadir a la justicia.

 

Múltiples informes de la prensa dan cuenta de la adicción que tenía Uribe Noguera a las drogas el alcohol y las prostitutas. De hecho, la más reciente edición de la Revista Semana revela en un informe que el arquitecto empezó a tener problemas por cuenta de la droga, y su familia –discretamente– le pagó un programa de desintoxicación, pero no lo concluyó porque el lugar era frío, y pensaron que estaría mejor en casa.

 

También es claro que los hermanos, Catalina y Francisco Uribe Noguera llegaron a las 3:40 de la tarde ese fatídico domingo al edificio. Así lo consignó el vigilante Fernando Merchán en su bitácora. Según la Fiscalía, los hermanos permanecieron varias horas en el apartamento con la niña ya muerta, aunque no se sabe si ellos conocían que la niña estaba allí mismo.

 

 

Otra certeza frente al caso se produjo el viernes cuando Francisco Uribe Noguera llegó a los juzgados de Paloquemao a responder por su presunta participación en la alteración de la escena. A su ingreso al complejo judicial, el abogado pidió perdón a nombre de su familia por la conducta de su hermano.

 

(Francisco Uribe: “Pedimos perdón al país por la muerte de Yuliana”)

 

Con relación al vigilante que fue hallado muerto el pasado viernes, las autoridades revelaron que encontraron una supuesta nota donde el hombre pedía perdón a sus hijas y les manifestaba que no quería volver a la cárcel. Al respecto se ha comprobado que Fernando Merchán estuvo tras las rejas hace 15 años por posesión de estupefacientes.

 

Asimismo, se reveló que la empresa de seguridad a la que estaba adscrito Merchán Murillo nunca reportó al hombre como parte de su nómina a la Superintendencia de Vigilancia

 

Finalmente, es de público conocimiento que ninguno de los abogados penalistas que gozan de prestigio y reconocimiento en el país ha querido defender a Rafael Uribe Noguera, al tal punto, que su defensa está a cargo de un abogado de oficio brindado por el Ministerio Público.

 

Rios de tinta y miles de rumores y falsas informaciones que circulan por las redes sociales y que próximas fechas se irán despejando.