Centro Democrático le sazonó el puesto a Name

Aunque no fue unánime, el partido votó por José David Name para que quedase como el nuevo presidente del Senado a cambio de tener garantías. Los elegidos del uribismo, que también concibieron la opción en blanco, se reunieron con el senador del Partido de la U y se habló del camino a seguir para la nueva agenda legislativa.

José David Name se posicionaba como la opción para reemplazar a Juan Fernando Cristo (liberal) en la presidencia del Senado. En efecto resultó elegido con 94 votos a favor, 7 en blanco y uno ausente representado por Armando Benedetti, quien también sonó para ocupar el puesto.

 

Anuncios

Esta elección le da la última pincelada a la ceremonia de instalación del nuevo periodo legislativo y eleva a otro parlamentario de la costa a presidir el Senado, gracias al voto de sus colegas en el Capitolio.

 

“Que un presidente salga respaldado por sus compañeros, le da mayor gobernabilidad. A todos los partidos les voy a hacer respetar sus derechos”, dijo Name a Confidencial Colombia.  

 

Desde todas las bancadas se analizó con cautela esta decisión y en el Centro Democrático, partido que figura como oposición a la Unidad Nacional, concluyeron respaldarlo, pero no por unanimidad.

 

En efecto, el tema fue revelado este domingo por Jaime Amín, senador del Atlántico, durante el comienzo oficial del nuevo Congreso. Este aseguró que se consensuó dar ese respaldo en una reunión que sostuvo la bancada uribista, pero prefirió no ahondar en detalles. No obstante, su homóloga uribista, Paloma Valencia, indicó a Confidencial Colombia que Name los visitó este sábado y habló de garantías para el Centro Democrático.

 

“No queremos que Colombia viva un proceso como el de Venezuela, donde la oposición es maltratada y arrinconada. Le estamos dando un gesto de confianza a al presidente del Senado para tener garantías”, anotó.

 

Valencia admitió que la escogencia no fue avalada por unanimidad, “pero la mayoría se impone (…) nosotros somos un partido disciplinado que obedece lo que dice la mayoría”. El movimiento también concibió votar en blanco, pero según la senadora se le dio el “voto de confianza” al parlamentario costeño para que “sea devuelto con garantías para la oposición”, anotó.

 

Y es que el uribismo ha sido incisivo en el tema. El expresidente Uribe, Óscar Iván Zuluaga y básicamente toda la bancada pregona el mismo enunciado. De hecho, José Obdulio Gaviria, el reconocido congresista que pisó duro en los ocho años de gobierno de Uribe, enunció a este medio que serán opositores a una administración que “ha sido un desastre y que esperamos que corrija el rumbo”.

 

Pero ¿quién impulsó la idea de votar a favor de Name en el interior del partido? De acuerdo con Alfredo Rangel, hubo un debate bueno alrededor del tema. A pesar que este insistió en no revelar el o los nombres de los que promovieron la decisión, sí dejó ver que la discusión fue álgida. Adicionalmente precisó que la idea es asegurar un control político estable desde todos los frentes, de manera tal que puedan ejecutarse con mayor tranquilidad proyectos de ley que beneficien al país.

 

El analista aseveró que esta nueva agenda legislativa “va a estar marcada por un debate político que no se había dado en los últimos años. Vamos a rescatar el papel del Congreso como fiscalizador del Gobierno Nacional y va a haber un juego muy dinámico entre el Gobierno y la oposición”. Rangel personificará junto a Paloma Valencia dos iniciativas: una que reimplante el Fuero Militar y otra que busca crear un tribunal que revise las sentencias de las que han sido objeto miembros de la fuerza pública por delitos relacionados con el servicio.