Carros chinos siguen ganando mercado

La firma Cinascar, reconocida importadora de coches chinos, lanzó al mercado del automóvil el nuevo Chery Fulwin, un carro familiar de sugestivo precio y con todas las condiciones de confort y calidad.

El gerente general de Cinascar, Jorge Neira le dijo a Confidencial Colombia que la casa importadora ha tenido un año muy ofensivo en lanzamientos toda vez que a la fecha van tres, incluido el Chery y otro deportivo con lo que la empresa compite en el segmento de carros más importante y con mayor dinámica.

Para el caso del Chery Fulwin su precio de lanzamiento arranca en 26.9 millones de pesos, advirtiendo que se trata de un carro full equipo dotado con aire acondicionado y con la ventaja de los vidrios eléctricos. El vehículo tiene un motor con bloque en aluminio de 1.500 centímetros cúbicos y 108 caballos de fuerza, sus características de avanzada y su diseño sofisticado hacen que el consumo de combustible en el auto sea mucho menor.

 

En repuestos la empresa cuenta con un inventario en repuestos que supera los 17.000 millones de pesos lo que facilita el respaldo, la asistencia y mejorando la post venta. Cinascar y Chery cuentan con una red que supera los 42 concesionarios en Colombia y más de 29 talleres que dan toda la garantía. El carro sale con tres años ó 100.000 kilómetros que no ofrecen sino las grandes marcas en Colombia.

 

Sobre Cinascar, Neira comentó que la compañía crece y se afianza en el mercado al ser la décima marca con Chery, carro que mes a mes reporta mejores ventas y mayor confiabilidad. “Chery y Ford son las únicas marcas en este segmento que han venido creciendo muy a pesar de la caída de la industria que reporta índices negativos de entre el 8 y el 10 por ciento. Nosotros con la marca crecemos en 13 por ciento”.

 

El gerente de Cinascar comentó que por el posicionamiento de la marca Chery, viene un reto y un compromiso enorme de la importadora que logró convencer al mercado de las bondades de las marcas chinas.

 

Para el cierre de 2013 Cinascar venderá 5.500 unidades en Colombia, cifra que muestra crecimiento y que premia una labor que va desde pruebas del coche en el complejo territorio colombiano hasta la traída de expertos e ingenieros chinos que se encargan de hacer los test y las evaluaciones del carro en materia de motor, caja y rendimiento en terrenos diversos.

 

“Este lanzamiento demandó no menos de tres meses y para su presentación mediática se dispuso de un presupuesto de 500 millones de pesos”, declaró el señor Neira.

 

El vocero de Cinascar aseguró que paulatinamente el cliente colombiano se ha familiarizado con la marca tal y como ocurrió con los carros japoneses que eran mirados con desconfianza hasta lograr copar el mercado nacional hasta agotar existencias. Agregó que en China, Chery es una de las marcas más grandes por cuanto vende más de 700.000 unidades en ese país al año, de igual forma es la mayor exportadora de vehículos chinos en el mundo pues no en vano en 2013 pondrán en varios mercados más de 180.000 vehículos, cifra que no alcanza ninguna otra marca en el país oriental.

 

La marca viene en un proceso tan grande de evolución y crecimiento que ha contratado expertos en ingeniería y diseño de casas tan reconocidas como Porsche, Opel y Ford los cuales venían de Europa y Estados Unidos con lo que se busca vender una marca mucho más globalizada.


Los TLC ponen a China en desventaja

 

El gerente general de Cinascar, Jorge Neira aseguró que actualmente los tratados de libre comercio tienen a los carros chinos compitiendo en desventaja porque a Colombia llegaran automóviles americanos, europeos y coreanos de excelente precio. Por eso urgió a los gobiernos de Colombia y China a darle trámite a un tratado comercial que permita ingresar los carros sin el 35 por ciento de arancel lo cual los haría más asequibles.

 

“La idea es que Colombia y China concreten un acuerdo comercial, pero si eso no se logra tenemos contempladas otras opciones que las daremos a conocer en su debido momento. La empresa y la marca no descarta ensamblar en Colombia, pero Chery abrirá a finales de este año una nueva planta en Brasil la cual se sumaría a las 14 que hay en el mundo”, afirmó.

 

El empresario consideró que aun en medio de las desventajas, Chery sigue abriendo mercado con calidad, diseño y precios muy competitivos. A lo anterior se suma el equipamiento de los carros y el confort que brindan.


Los altibajos del dólar

 

Si bien las importaciones mostraron un excelente comportamiento en tiempos de revaluación que hicieron internaciones más baratas y con mayor rentabilidad, hoy el panorama es otro porque el peso empezó a devaluarse y con ello a encarecer el producto exógeno.

 

“Esto complica la situación para los importadores, pero nosotros puntualmente hemos tratado de aguantar lo máximo posible y por ello hemos hecho algunas transacciones para asegurar la compra de los carros a un dólar más bajo, aclarando que eso no es indefinido y la instancia se agota. Lo que esperamos es que la divisa se mantenga en niveles de 1.900 ó 1.920 pesos para no tener que ajustar al alza el precio de los carros, lo cierto es que sabemos que esa tendencia impactará el mercado negativamente”, concluyó.