Cara Delevingne, transformando las pasarelas

La profesión de modelo lleve el ansiado superlativo delante, la personalidad y el carácter son esenciales. Por eso, Cara Delevingne puede no tener la altura de Naomi Campbell, el pelazo de Cindy Crawford o el escote de Claudia Schiffer, pero sí una personalidad arrolladora en un anquilosado mundo de backstages anodinos. «Es la Charlie Chaplin del mundo de la moda, todo un personaje. La gente la admira como admiraban a Kate Moss», declara Karl Lagerfeld.


1. Sus cejas

Según el Daily Mail, ‘el efecto Cara’ ha aumentado los transplantes de cejas un 45%. El pelo insertado proviene de tu propia cabellera y el proceso puede durar seis horas. Olvídate de las cejas finísimas que eran tendencia en el 2000 gracias a Gwen Stefani: ahora la cantidad importa.

2. Es imperfecta… Y presume de ello


¿Harta de ver a Miranda Kerr maravillosa en la orilla de la playa, comiéndose un helado o probándose una falda? Necesitas a Cara, que ha cambiado la forma de posar de las modelos, cuyas cuentas de Instagram están ahora llenas de imágenes en las que, lejos de fotografiarse de forma sexy, siguen la estela Delevingne al apostar por muecas imposibles. Eso sí, Cara es la única que presume de conseguir siempre poner la cara más fea, y comparte todos los montajes y memes que se ríen de ella en sus redes sociales.

Salen a la luz unas imágenes que demuestran que el cuerpazo que luce Cara en la campaña de La Perla ha sido moldeado por Photoshop. ¿Se ha comportado como Lady Gaga, que se ha vuelto loca al descubrir que sus fotografías para Versace sin retocar se han filtrado? No. Ella pasa de esas cosas y se ríe de ellas.

Lejos de ocultar sus defectos, contó a la revista W que sufre de psoriasis. “No tiene una belleza habitual. ¿No fue Bacon el que dijo que no hay belleza sin alguna imperfección en las proporciones?», dijo Lagerfeld sobre la modelo. Por cierto, Marc Jacobs se refirió a ella como «enana» cuando Katie Grand intentó ficharla para un casting de Vuitton. «Me sentí mal… todas eran muy estilizadas y altas. Me acuerdo de cómo Marc me miró y dijo: ¿Qué hace esta enana aquí?», ha declarado la modelo. Aunque ella ha dicho que pasa de todos los que no la quisieron antes de que fuera la top del momento, su relación con el enfant terrible de la moda es muy intensa. La ‘enana’ ha posado desnuda para la camiseta Protect your Skin del diseñador.

3. Ha inventado la pasarela 2.0


Debutó en el desfile de la colección primavera-verano 2011 de Clements Ribeiro y hoy puede presumir de haber participado en 55 desfiles en el 2013. El de Giles se erigió como el primero en el que una modelo se hace un vídeo selfie en pleno show. Suponemos que le pidió permiso al diseñador, aunque tratándose de Cara, quién sabe.

Hace del backstage su escenario preferido: en el de Topshop Unique, organizó un Harlem Shake junto a las modelos Rosie Tapner y Jourdan Dunn.

En el de Victoria´s Secret, hace a sus compañeras marcarse un twerking con las icónicas batas rosas de la firma.


4. Es la reina del onesie…

La modelo tiene una impresionante colección de onesies e incluso comparte con Miley Cyrus a través de las redes sociales sus modelos preferidos.

5… y del faux fashion

Feline en lugar de Céline, Bucci en lugar de Gucci. Todos los juegos de palabras con los logos de las firmas más prestigiosas cuelgan de las perchas de la británica, que fue una de las primeras en atreverse con esta tendencia. Su amiga Rihanna fue la siguiente en adoptarla, por cierto.

6. Aunque va con bolsas de plástico, diseña bolsos

Cara ha creado su propia colección para Mulberry. Ha declarado que odia cuando la gente se limita a poner su nombre a diseños ya existentes y que quería hacer algo realmente diferente. La top se ha convertido en el arma de la firma para intentar paliar el descenso de ventas que lleva tiempo sufriendo.

7. Su bolsa más conocida era pequeña y transparente…

… y lo que había dentro, era blanco y venía en polvo. Se le cayó del bolsillo cuando los paparazzi estaban presentes para capturar la imagen de la sospechosa bolsita. Ella se apresuró a taparla con el pie y cogerla muerta de risa. Ni una firma rompió sus contratos con la modelo. El ‘caso Moss’ ya nos enseñó que este tipo de polémicas, lejos de dañar la imagen de las marcas, sirven para darles visibilidad.

8. Sus amigas son las cantantes más rebeldes

Es amiguísima de Rihanna, con la que pasó la Nochevieja, y de Rita Ora, a la que llama wifey. Su BFF es la modelo Jordan Dunn, con la que vio el debut de Rihanna para River Island desde el front row y comparte protagonismo en las campañas de DKNY y YSL.

9. Ama la comida rápida

Come hamburguesas cada día y se disfraza de perrito caliente, huevo frito o Big Mac en cuanto puede.

10. Sale con Michelle Rodriguez

No podía dar a conocer su noviazgo con la actriz de otra forma que emborrachándose en un partido de baloncesto con ella.

Y por si fuera poco, ahora vuela.

Tomado de Glamouratis