Actualidad, Lo + Confidencial

Mientras Cali y Medellín avanzan en la compra de buses eléctricos, Bogotá se estanca

Publicidad

Por supuesta falta de propuestas, el Distrito declaró desierta la licitación que permitía la compra de 594 buses eléctricos para el transporte público. Ahora deberán iniciar un proceso idéntico al que no prosperó para comprar estos vehículos.

Fontibón, Suba y Usme son las principales localidades afectadas, ya que las flotas de buses circularían por esos sectores. Todavía no se sabe claramente las razones de por qué las empresas no presentaron propuestas para la licitación. Lo cierto es que a partir del 23 de septiembre se abre un nuevo proceso.

Una de las probables causas para que no hubieses propuestas son los altos costos de operación que pueden llegar a tener los buses con este carácter eléctrico.

Publicidad

“El compromiso de la administración es continuar en la senda del ascenso tecnológico y la modalidad eléctrica. Por esta razón, insistiremos en el proceso y adelantaremos una selección abreviada”, señaló María Consuelo Araújo, gerente de Transmilenio.

Algo similar pasó en Cali cuando en agosto declararon la licitación desierta y tuvieron que abrir un nuevo proceso. Hace unos días comenzaron a rodar 26 buses eléctricos en la capital vallecaucana y en noviembre esperan abrir una nueva licitación para incorporar 110 buses más.

En el caso de Medellín esperan la llegada en noviembre de 64 buses que fueron adjudicados por medio de un contrato al Consorcio Green Medellín. Ahora la salida de la administración en Bogotá es hacer una licitación abreviada con las mismas condiciones que hicieron la primera.

Previous ArticleNext Article