Actualidad

Cacerolazo para Avianca

Desde el jueves 28 de noviembre reinó el caos en los Aeropuertos del país “gracias” a Avianca.  Alrededor de 44 vuelos fueron cancelados dejando atrapadas a cientos de personas entre salas, pasillos, e interminables filas. Según la aerolínea, el tan sonado “mal clima” es la causa de este colapso. Sin embargo, las explicaciones, el servicio al cliente y las soluciones se quedan cortas.  

Bebés, niños y adultos pasaron la noche en los aeropuertos del país esperando una reasignación de vuelo. Según relatos de los mismos  perjudicados, no recibieron ninguna aclaración, ayuda o solución de Avianca tanto de hospedaje como de alimentación, que por demás era responsabilidad de la misma.  

 

Quejas y reproches no se hicieron esperar. María Carolina Hoyos, viceministra de las Tecnologías de la Información y la Comunicación se quejó del servicio prestado por la aerolínea Avianca.

 

La noche del jueves en su cuenta de twitter expreso: “Qué desastre @Avianca llevamos 6 horas en Aerop de #Neiva y el personal como si nada! Perdí conexión a ctagena para reu con comunidad afro”

 

Por los pasillos y salas de espera que estaban a reventar se escuchaban alegatos y quejas a los que ningún funcionario de la aerolínea se atrevía a contestar.

 

El desespero se apoderó de los usuarios que desde horas de la mañana estaban esperando un vuelo para llegar a su destino. A empujones,  abarrotaron las oficinas de servicio al cliente demandando una explicación y solución.  

 

¿Que hicieron los de Avianca? Según usuarios, dar un bono por 200.000 para redimir en un tiquete o 6.000 millas LifeMiles. Algunos aceptaron las compensaciones otros, indignados, decidieron esperar hasta que saliera su vuelo.  

 

Fue hasta el viernes, luego de más de 12 a 14 de espera, que Avianca aseguró en un comunicado que el caos se presentó por problemas meteorológicos y porque los pilotos alcanzaron las horas límite de vuelo, lo que hizo que se cancelaran 33 vuelos en el país, además de los 44 del día anterior.

 

El director de la Aerocivil, Santiago Castro Gómez, señaló que “para una meteorología tan complicada no hay planes de contingencia posibles, el viento cruzado nos obliga a cambiar el sentido de las operaciones, esto nos significa media hora de retraso”, cosa que sería entendible si la espera fuera de una a dos horas.

 

Sin embargo fue claro al decir que los problemas meteorológicos no servirán a la aerolínea para justificar las demoras de más de cinco horas que se presentan en Bogotá. 

 

La ministra de transporte, Cecilia Álvarez, fue hasta el Puente Aéreo del Aeropuerto El Dorado para verificar lo que estaba sucediendo. Aterrada expresó:   

 

“Los usuarios están desesperados, hay niños de brazos, familias enteras desde anoche (noche del jueves) que no han dormido. Me preocupa mucho esta situación. (…) Da tristeza que una aerolínea que se está cotizando en los mercados del mundo tenga este servicio (…) La verdad estamos muy descontentos con el abuso de Avianca con los pasajeros”, dijo la ministra Álvarez a La FM.

 

¿Qué está pasando con  Avianca?  Tanto para la ministrar como para los usuarios, esto es una burla.  “No sé cómo la gente tiene la decencia y el respeto hacia la aerolínea.” “Ojalá haya investigaciones y, si cabe, sanciones. Esto no puede seguir ocurriendo”.

Publicidad
Previous ArticleNext Article
Comunicador Social - Periodista del Politécnico Grancolombiano. Twitter: @esnegrete