¿Cabe el arte en 140 caracteres?

¿Cabe el arte en 140 caracteres? ¿Es posible transmitir mediante las redes sociales el contenido del Museo del Prado o del Reina Sofía? Twitter piensa que sí. Para demostrarlo ha creado una nueva iniciativa, que tendrá lugar a partir del próximo lunes, y que ha sido bautizada como #MuseumWeek.

 

Durante una semana la popular red de microblogging intentará ser un escaparate para todos los museos del mundo que se hayan adherido a esta campaña con la que, según la propia empresa: “Quieren poner en contacto a las personas con el arte, la historia y la ciencia de una forma innovadora”.

Cada día de la semana irá dedicado a un tema diferente. Desde lo más instructivo, con la iniciativa que permitirá a la gente preguntar por Twitter a los conservadores de los museos, a lo más lúdico, gracias al día dedicado a sacarte una autofoto (las famosas ‘selfies’) en las instituciones que colaboren en #MuseumWeek.

 

 

Elena Garrido, Jefe de Área de Comunicación del Museo del Prado, explica cómo creen que esta iniciativa permitirá despertar el interés por el arte en la gente: “Los 140 caracteres son suficientes para transmitir un mensaje conciso que despierte el interés. La posibilidad de complementarlo a través de imágenes, enlaces a vídeos, audioguías o textos explicativos nos permite crear relatos que ayudan a que nuestros seguidores conozcan mejor el Museo y disfruten de sus colecciones”.

 

Es evidente que para los museos esta iniciativa significa promocionar sus contenidos, pero muchos ponen en duda si el máximo beneficiado de una campaña como #MuseumWeek no será la propia red social, que ofrecerá al mundo una imagen humanista durante siete días.

 

Elena Garrido considera que Twitter no necesita a los museos para promocionarse: “Lo vemos más como una forma de identificarse por su parte con un universo particular que suponemos que consideran que merece ese apoyo, así que lo agradecemos porque pensamos que este tipo de iniciativas puede ser beneficioso para aumentar la visibilidad de los Museos en la red y dar un empuje también a aquellos más pequeños y menos conocidos que, sin embargo, están haciendo también un esfuerzo por acercarse a la sociedad a través de este medio” añade.

 

La encargada del Área de Comunicación del Museo del Prado no teme que la gente pueda acusar a la pinacoteca de banalizar el arte e invita a que entren en sus perfiles de redes sociales y comprueben su actividad: “El incremento constante de seguidores, su variedad de perfiles, que incluyen desde curiosos y simples aficionados hasta  personas con un alto conocimiento artístico y cultural, y sus comentarios nos hacen pensar que, aunque todo es siempre mejorable, la línea que seguimos no es precisamente banal aunque sí que procura ser cercana” concluye.

 

Tomado de El Confidencial