Bogotá sin VIP

El Ministro de Vivienda afirmó hoy que Bogotá se podría quedar sin el beneficio de las Viviendas de Interés Prioritario, por lo menos en su primera etapa.

El ministro Germán Vargas Lleras, además rechazó la posibilidad de otorgar un plazo al Distrito para conseguir nuevos lotes que se adapten a los requisitos  del proyecto.

 

Anuncios

El jefe de cartera manifestó en diálogo con Caracol Radio, que a Bogotá le tocará esperar la segunda fase de entrega de vivienda”, porque “no se puede congelar todo un proyecto mientras Bogotá soluciona sus problemas interadministrativos”, y agregó que   no es justo con los demás municipios que han tramitado la entrega de la vivienda “juiciosamente”, para la entrega de vivienda que culminará en seis o siete meses en su primera etapa.   

 

Por su parte, la secretaria de Hábitat María Mercedes Maldonado manifestó su interés de trabajar de la mano con el gobierno nacional para entregar vivienda a los más necesitados de la capital

 

“Hay muchas coincidencias entre la política nacional de vivienda, y la distrital,  por ejemplo, reconocer que dejar la producción de vivienda de interés prioritario solo a condiciones de mercado y  al sector privado hacía imposible el acceso de los más pobres a la vivienda” Aseguró Maldonado.

 

“Para la construcción de VIP, el Distrito postuló una serie de lotes, varios de ellos en el denominado centro ampliado, y algunos en suelo de expansión o de desarrollo, entre ellos el de Campo Verde. El lunes, Findeter respondió a la postulación e hizo observaciones a los lotes. Vamos a sustituir eventualmente algún lote porque hemos venido encontrando lotes públicos”, aclaró la funcionaria.

 

Igualmente, Maldonado resaltó  el esfuerzo del Distrito en postular unos lotes localizados en zonas centrales y bien localizadas de la ciudad, en concordancia con la política del Plan de Desarrollo Bogotá Humana, de promover la inclusión social y mejorar las condiciones de las viviendas.

 

Para referirse a lo sucedido con el lote de Campo Verde, el gerente de la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá, Diego Bravo, sostuvo que la propuesta al Gobierno Nacional es que “dadas las nuevas condiciones de la sentencia del Consejo de Estado, no nos dan la posibilidad de mitigar en condiciones optimas el riesgo de inundación en Campo Verde. No podemos arriesgar a la población a vivir lo que ya han vivido otros hogares en Bogotá recientemente. Debemos proteger las condiciones de vida de las personas”.

 

De esta forma,  explicó que  se ha pedido al Gobierno Nacional conceder el tiempo para realizar las obras de mitigación definitiva o para ubicar otros lotes, “lo que implica gestión del suelo ya que la tierra en Bogotá, en su mayoría, es de propiedad privada”.

 

Gustavo Petro, aseguró ayer que  a pesar de que no les guste a ciertos sectores, “no se va a llevar a la gente pobre a vivir en áreas inundables”.