Bogotá en estado de pobreza

“Por la Bogotá que queremos”, “Bogotá para vivir todos del mismo lado”, “Bogotá Sin Indiferencia”, “Bogotá Positiva”…más que jingles publicitarios, han sido los nombres con los que los distintos alcaldes de Bogotá han bautizado a sus planes de desarrollo económico y social, en los últimos 10 años. 2011-09-08 La lucha contra la pobreza sigue siendo una de las tareas más urgentes, que no faltará cuando el nuevo alcalde “arme su nuevo plan”.

Bogotá es una ciudad que ha venido creciendo de manera rápida y concéntrica, agrupando en una limitada área urbana a más de 7 millones de habitantes. Socioeconómicamente dividida por razones de contexto urbano, los bogotanos viven en una ciudad estratificada: el 85% de la población se apretuja en los estratos más bajos, -1,2 y 3-, mientras que sólo el 5% vive en las zonas asociadas a mayores rentas, -estrato 5 y 6-.

Las migraciones rurales a la capital, el desplazamiento por el conflicto armado, y las altas tasas de natalidad, son algunos de los factores que explican que buena parte de ese crecimiento concéntrico se realice de forma caótica y en condiciones indignas, castigando a las localidades más vulnerables (Bosa, Kennedy, Suba, Usme, Ciudad Bolívar y San Cristóbal).

Aunque se han hecho avances significativos en materia de equidad y lucha contra la precariedad, especialmente desde la //Bogotá sin Indiferencia// de Garzón, la superación de índices de pobreza tan altos como los que señala el DANE para el 2003,- 55% en situación de pobreza y 17% de indigencia,- necesita de una estrategia de cobertura y extensión real de servicios básicos a toda la población, incluida la que se asienta en sectores ilegales o de “invasión”.

Anuncios

Siguiendo el método de las Necesidades Básicas de la CEPAL y desarrollado por el DANE para Bogotá en 2005, indicadores como la vivienda, los servicios públicos básicos, la asistencia escolar y la dependencia económica, se encontraban insatisfechos en un 25%, siendo los problemas de hacinamiento y de acceso al agua potable los que más aumentaban las probabilidades de caer en la línea de la indigencia.

En ese sentido coincide la Secretaria Distrital de Integración Social, que considera que la falta de vivienda, la malnutrición, o la imposibilidad de acceder a la educación, la capacitación y la salud, dejan a los bogotanos en situaciones de “grave indefensión”, que les obligan a sacrificar el pago de servicios públicos esenciales o a su propia alimentación.

En comparación con otros países de Latinoamérica, Colombia cuenta con un 75% de población urbana, -en niveles similares a los de Perú y México-, y contribuye con un 15% a la pobreza urbana regional. Sin embargo naciones como Argentina, Uruguay y Chile con un 90% de población urbana, sólo representan en la región el 0,2% dentro del rango de pobreza urbana.

Estas cifras desde luego se explican en Bogotá por el fenómeno del desplazamiento pero no sólo la migración forzosa es la responsable. Las tasas de desempleo y desescolarización, el costo de los artículos y el porcentaje de cabezas de familia que se dedican al empleo informal (60%) no favorecen la movilidad social y contribuyen al aumento de la pobreza.

**Retos futuros: percepciones y acciones**

Los últimos datos del informe de //Bogotá cómo vamos // arrojan que durante el gobierno de Samuel Moreno, “el 43,4% de la población de Bogotá es pobre por carencia de ingresos, aunque solo un 31% se percibe como tal”. La percepción ciudadana es importante pero las acciones para afrontar retos futuros lo son más.

Es importante centrarse no solamente en el crecimiento económico para procurar un aumento de ingresos, -lo que sin duda ayudaría a reducir el porcentaje de pobres en términos monetarios,-, sino también mejorar la calidad de vida a través de la extensión de servicios que satisfagan necesidades básicas como la salud y la educación; mejorar la estrategia de ordenamiento territorial y sobre todo, facilitar la combinación de políticas nacionales y distritales que ayuden a poner freno al tema del desplazamiento forzoso, implementando programas sociales de capacitación y preparación laboral, que ayuden a desarrollar dinámicas productivas incluyentes, que trasciendan la dimensión de la ayuda asistencial.

Sigue corriendo el tiempo para que los aspirantes a la Alcaldía diseñen su mejor //plan// y cumplan con estos propósitos. En el foro //”Seis candidatos en busca de soluciones a la pobreza”// que se llevará a cabo en la sede de Uniandinos el próximo 22 de septiembre y 3 de octubre, tendrán otra oportunidad más para convencer que sí es posible sacar a Bogotá de su pobreza.

Uniandinos
Dirección: Calle 92 #16-11
Tel: 6162211
Del