Actualidad

Banco central redujo nuevamente tasas de interés

Publicidad

Tal y como lo precisara en días pasados en Confidencial Colombia el ministro de Hacienda y Crédito Público, Mauricio Cárdenas Santamaría, la Junta Directiva del Banco de la República decidió bajar en 25 puntos básicos la tasa de interés de referencia para llevarla a 3,75 por ciento.

El gerente general del Emisor, José Darío Uribe explicó que la decisión se tomó al considerar que la economía colombiana está creciendo por debajo de su potencial. Anotó igualmente que la inflación observada y proyectada se ubica por debajo de la meta del tres por ciento y no se vislumbran presiones alcistas sobre la misma en el futuro inmediato.

 

El Prestamista de Primera Instancia justificó la decisión teniendo en cuenta que el crecimiento de la economía mundial en el cuarto trimestre de 2012 fue levemente más débil de lo esperado. “No obstante, en lo corrido de 2013, indicadores de actividad económica y de expectativas en algunas de las economías de mayor tamaño han sido algo más positivos y las condiciones financieras han mejorado”

 

A criterio del Banco, dijo Uribe, Los precios internacionales del petróleo subieron y se encuentran en niveles superiores al promedio observado en 2012.

 

“Si dicha cotización se mantiene en esos niveles podría compensar los bajos precios del café y del carbón y llevar a que los términos de intercambio en 2013 superen el promedio observado en 2012”, explicó el Gerente.

 

Otra de las razones para contraer la tasa de interés, es que Colombia los indicadores de actividad económica para el cuarto trimestre de 2012 sugieren que el consumo privado creció menos que en los dos trimestres anteriores. Indicó también que la incertidumbre sobre el comportamiento de la inversión, en particular en obras civiles y construcción de edificaciones, sigue siendo elevada.

 

“Por el lado de la oferta, los indicadores líderes de la industria sugieren de nuevo una caída en la producción de este sector en diciembre, mientras que los del comercio indican que se presentaría un crecimiento aceptable. Con lo anterior, el equipo técnico estima que el crecimiento económico de 2012 se situaría en un intervalo entre 3,3 por ciento y 3,9 por ciento”, aseveró el señor Uribe.

 

Otro motivo de peso para tomar la medida se fundamenta en que el crecimiento económico del primer trimestre de 2013 estará afectado por los menores días hábiles que tiene el

Publicidad
periodo, así como por los choques de oferta registrados en las exportaciones de carbón y por el riesgo de una menor demanda desde Venezuela.

 

En enero, comentó,  la inflación anual al consumidor (2 por ciento) fue menor a la esperada, en especial por el menor aumento del Índice de Precios al Consumidor (IPC) de regulados y de alimentos. “La reforma tributaria contribuyó a la reducción de algunos de estos precios, hecho que tiene un efecto transitorio sobre la variación anual del IPC. Otros factores, como menores costos de producción y ajustes moderados en los salarios, también explican parte de este comportamiento”.

 

Según el funcionario, tanto el promedio de las inflaciones básicas como las expectativas de inflación se encuentran por debajo de la meta de largo plazo, es decir tres por ciento.

 

El Banco no ve riesgos de choques de inflación por oferta de bienes y servicios y estima que el país tendrá niveles bajos de inflación por largo rato.


Menos prestamos

 

El Banco de República observó que en enero el crédito siguió desacelerándose pero a un menor ritmo. Según su análisis, las tasas de interés nominales de los diferentes tipos de préstamos se redujeron, excluyendo las de consumo que aumentaron en el primer mes del año. “En términos reales todas las tasas se incrementaron, en parte como consecuencia de la reducción en la inflación observada y sus expectativas”.

 

En estas circunstancias, dijo Uribe, la evaluación del balance de riesgos indica la conveniencia de reducir la tasa de interés de intervención a 3,75 por ciento. Ratificó que las acciones de política monetaria están encaminadas a que el producto se sitúe cerca de la capacidad productiva de la economía, sin poner en riesgo la meta de inflación ni la estabilidad macroeconómica del país.

 

Este recorte en las tasas es el segundo del año y busca fomentar la demanda que viene contraída en lo corrido del 2013.

Previous ArticleNext Article