Autoridades investigan masacre cerca de la frontera con Venezuela

El constante contrabando de gasolina en el corregimiento La Parada de Villa del Rosario (Norte de Santander), tuvo ayer un trágico desenlace que dejó como saldo cuatro muertos en esta zona fronteriza con Venezuela.

A las 3:30 de la tarde de este viernes, varios hombres armados con fusiles y pistolas, vestidos con uniformes verdes y botas pantaneras, pertenecientes a un grupo criminal que aún no ha sido identificado, arribaron hasta la trocha La Marina y atacaron con al menos 50 disparos a varios contrabandistas de gasolina que estaban en el lugar.

 

Las ráfagas de fusil hicieron que las víctimas corrieran hacia los cultivos de arroz que hay en el sector para tratar de salvarse.

 

Sin embargo, cuatro hombres fueron alcanzados por los disparos y murieron de manera inmediata en la escena del crimen; uno más resultó herido y fue trasladado a un centro médico.

 

Según la policía, en el lugar de los asesinatos fueron abandonados dos vehículos que estaban siendo cargados con combustible transportado de manera ilegal desde Venezuela.

 

“por lo que se tienen conocimiento histórico en esta trocha, el contrabando de combustible es el principal negocio para las bandas criminales, quienes también se disputan el territorio para el cobro de extorsiones” aseguró Coronel Yecid Mauricio Arango, comandante de la Policía Metropolitana de Cúcuta.

 

El oficial agregó que, al parecer, los homicidas cruzaron la frontera desde el vecino país para asesinar a los cuatro hombres.

 

Además, añadió “estamos adelantando las investigaciones y la verificación de antecedentes de los ciudadanos colombianos que fallecieron en este sector y quienes han sido plenamente identificados”.

 

Sin embargo, se logró establecer la identidad de dos hombres William Darío Guerrero Tibaduiza de 37 años y Alex Bonilla, de 32 años de edad, quienes eran primos.