Aumenta a cinco el número de muertos tras ataque terrorista en Londres

 

 

La Policía de Londres corrigió esta mañana su informe y cifró en cuatro las personas muertas tras el ataque terrorista perpetrado en el puente de Westminster este miércoles, cerca al Parlamento británico. Pero por la tarde perecía una de las víctimas en estado grave, tras ser arrollado por el vehículo. Además, hay al menos 40 heridos. En el hecho, un policía fue acuchillado y el atacante fue abatido. 

 
 

Anuncios
El incidente ocurrido en el Palacio de Westminster, sede del Parlamento británico, y sus alrededores, donde un policía fue apuñalado y numerosas personas resultaron heridas. Es “terrorismo”, informó Scotland Yard. El ataque coincide en el aniversario del realizado el año pasado, también el 22 de marzo, en Bruselas.
 

“Se trata de un incidente terrorista hasta que sepamos lo contrario”, señaló la Policía Metropolitana de Londres (Met). 
 
 
Según reportan las primeras investigaciones, un policía habría abierto fuego contra un atacante en el interior del Parlamento británico, después de que una camioneta hubiera arrollado al menos a doce personas en el puente de Westminster.
 
 
El asaltante, un hombre asiático de unos 40 años, habría atropellado a varios peatones a su paso y habría estrellado el carro contra la verja del Parlamento. Una vez ahí habría saltado la valla y habría intentando acceder al recinto con un cuchillo. Un policía terminó abatiéndolo, no sin antes de que este le apuñalara.
 
 
El balance actual es de cinco muertos -tres peatones, el policía apuñalado y el terrorista que realizó el ataque- y 40 heridos. Scotland yard corrigió su informe esta mañana reduciendo en número a cuatro, pero en las hroas de la tarde se ha producido la muerte de otro de los heridos graves tras ser arrollado por el vehículo en el que realizó el ataque el terrorista.

 

Tras el incidente, el Parlamento británico fue cerrado y los miembros de la Cámara, entre los que se encontraba la primera ministra Theresa May, fueron evacuados.

 

 

 


 

 

Hasta ahora ningún grupo terrorista se ha atribuido este atentado que tiene en máxima alerta a las autoridades del Reino Unido.