Actualidad, Lo + Confidencial

Aspersión con glifosato no es aconsejable para el Putumayo: Gobernadora

Gobernadora-Putumayo
Publicidad

La gobernadora del Putumayo en entrevista con Óscar Sevillano para Confidencial Colombia manifiesta su desacuerdo con la posibilidad de que se retorne a la aspersión con glifosato y pide que se implementen planes de sustitución alternativos.

¿Cómo Gobernadora del Putumayo está de acuerdo con el retorno al uso del glifosato para combatir los cultivos de uso ilícito?

Sorrel Aroca: El departamento del Putumayo merece una oportunidad para demostrarle al país las enormes potencialidades que tiene en materia fronteriza no solo por la puerta de entrada al sur del continente, sino adempas por tener una biodiversidad con inmensas potencialidades económicas, donde pueden nuestros campesinos generar una transición entre esas economías de tipo ilegal a una economía alternativa en una región amazónica.

¿Le ha expresado esto al Gobierno Nacional?

Sorrel Aroca: Por supuesto que nosotros lo hemos hablado en muchos escenarios para demostrarle al país que la opción de aspersión con glifosato no es una alternativa aconsejable para nuestro territorio. En el departamento del Putumayo hay alrededor de 20 mil familias que suscribieron en julio de 2017 acuerdos voluntarios de sustitución de cultivos de uso ilícito. Estas familias están esperando que se cumplan y que se les dé una oportunidad con los planes que se firmaron para esa economía de transición y se conviertan en una realidad.

¿Si hay voluntad de parte de la población en el Putumayo para dar paso al tránsito de economías ilícitas a economías lícitas?

Sorrel Aroca: Un departamento con alrededor de 1.750 km de vías terciarias sin pavimentar, es un departamento que no tiene alternativas de comercialización. Pienso que en esto debemos unir esfuerzos importantes. Somos 17 departamentos con problemas de solución a los cultivos de uso ilícito y en el Putumayo en especial, la resiembra es del 0,1%, lo que indica que la voluntad de transformación de parte del campesinado es total. Es con esa llave mágica que se llama vías terciarias con la que podemos devolverle la confianza económica a la población en este territorio.

¿Qué balance tiene la gobernación en temas de no resiembra de cultivos de uso ilícito?

Sorrel Aroca: De acuerdo al último informe de la UNODC manifiesta que el departamento ha cumplido con la no resiembra y con la espera de que se implementen los planes de sustitución. La expectativa es enorme, lo que pasa es que no puede ser eterna, ni nos puede quedar grande cumplirle al Putumayo, con soluciones que no vayan a pelear con el medio ambiente. En este territorio nos resistimos a que no se aplique una alternativa diferente al glifosato porque la solución es de desarrollo económico y sostenible para el departamento.

¿Esta resistencia a que no se apliquen alternativas diferentes al glifosato, incluye la aspersión a baja altura con drones?

Sorrel Aroca: La problemática no solo en el Putumayo, sino en 17 departamentos, es la inversión social. En el Plan de Desarrollo del presidente Duque hay una iniciativa que no tiene precedentes, porque habla de invertir el 47% de los recursos de la nación en inversión social y creo que aquí hay que incluir temas de contingencias en vías terciarias y economías de usos alternativos para estos territorios, es que no solo es Putumayo.

Publicidad

Una de las alertas que dan los medioambientalistas es por la construcción indiscriminada de vías terciarias en territorios ambientales como el Putumayo, Caquetá, Amazonas, etc., por los daños colaterales que causan a las zonas por donde estas pasan, ¿Cómo realizar estos planes de los que usted habla sin causar daño ambiental por los lugares que estas pequeñas carreteras atraviesen?

Sorrel Aroca: La región amazónica del país de la que hacemos parte 6 departamentos en donde hay culturas ancestrales, pulmón del mundo, no necesita un desarrollo tradicional como el que pudiese tener otro departamento del país, este debe ser de tipo económico sostenible que proteja el medio ambiente, con el uso de energías sostenibles, el cultivo de árboles, reservas de aguas, bienes y servicios ecosistémicos, etc. Generar desarrollo en la región amazónica no es lo mismo que generar  desarrollo en Bogotá.

¿Cuál es su balance a la gestión de su gobernación en la medición entre los conflictos sociales en las comunidades de su departamento y la industria extractiva?

Sorrel Aroca: El Putumayo tiene casi 60 años de ser explotado por la industria extractiva, sin que la retribución que esta le debe hacer al departamento, sea significativa, ni genere un desarrollo que compense los 22 mil barriles de crudo al año que explota. No podemos seguir pensando que se abra un pozo petrolero y a los 20 años se construya una vía o un proyecto de desarrollo. Debemos ponerle el acelerador para que cualquier tipo de economía que se ejecute en el territorio sea armónico, sin que desconozca el impacto ambiental que genera.

Veo que a usted le gusta la idea de que el departamento conserve su estatus de zona ambiental y no se le llegue a designar como territorio minero.

Sorrel Aroca: Hemos defendido la idea de que al departamento se le siga considerando dentro de la región andino-amazónica, con un ecosistema sensible, sin dejar de reconocer las diferentes economías y es ahí donde se pide, se guarde la armonía entre todas las economías de los territorios que conforman esta zona, para no desequilibrar ni al país, ni al mundo.

¿Cómo queda el departamento en materia de inversión social, luego de su gobernación y luego de la firma de la paz, donde se obliga al Estado a doblar los esfuerzos en los territorios que fueron del dominio de las Farc, como el Putumayo por ejemplo?

Sorrel Aroca:  los gobiernos locales y nacionales tenemos que seguir caminando de manera articulada, junto con la cooperación internacional para avanzar en una política de paz en los territorios que hicieron parte de la guerra con las Farc. Necesitaríamos unos tres gobiernos más para dejar al Putumayo caminando con pie firme en la ruta del desarrollo sostenible.

¿Qué tanto se avanzó durante su gestión como gobernadora del Putumayo en materia de prevención de desastres naturales, para que no se repitan hechos lamentables como las dos últimas inundaciones?

Sorrel Aroca: El invierno se vuelve más fuerte en el departamento del Putumayo. La intervención humana está desequilibrando el clima en el mundo, es por esto que vemos veranos fuertes en Europa y deshielo en los polos. La región amazónica no es ajena a esta realidad. Dejo uno de los mejores Sistemas de Alertas, que fue premio nacional, queda también instalado un Plan de Alertas y Contingencias en todo el departamento. La naturaleza tiene una fuerza de tal tamaño que, cuando habla lo hace una manera muy fuerte que hace imposible desconocer el daño que le estamos causando.

Previous ArticleNext Article