Así va el equilibrio de poderes

Se hundió el voto obligatorio, hubo consenso para eliminar la reelección del Presidente y aprobaron una curul en el Congreso para el candidato perdedor en las elecciones presidenciales. La creación del controversial Tribunal de Aforados sigue con posiciones enfrentadas.

La plenaria del Senado discutió en el segundo de ocho debates la denominada reforma al equilibrio de poderes presentada por el Gobierno Nacional y que actualmente está en curso en el Congreso. De momento, el acto legislativo cuenta con 42 artículos de los cuales varios ya tienen consenso y otros –de mayor controversia- siguen en la mesa de discusión.

 

Anuncios

En primer lugar la plenaria del Senado dio luz verde a eliminar la reelección presidencial. El artículo fue uno de los primeros en evacuarse durante el debut de la reforma en la comisión primera del Senado y tuvo respaldo de una mayoría parlamentaria en el recinto, a pesar de que la bancada del Centro Democrático decidió retirarse de la votación pues insistían en habilitar la posibilidad de reelegirse sólo una vez.

 

En todo caso, el Senado avaló el concepto y precisó que este sólo podrá modificarse por medio de un referendo o de una Constituyente. En este orden de ideas, si se aprueba la reforma, la reelección no podrá ser una opción para los aspirantes a la Casa de Nariño. Siguiendo la misma línea se despojó de esa facultad al Registrador, al Fiscal, al Procurador, al Contralor, al Defensor del Pueblo y a los magistrados del Consejo Nacional. 

 

Adicionalmente el pleno votó a favor de suprimir el Consejo Superior de la Judicatura y cumplió lo propuesto por el gobierno del presidente Juan Manuel Santos de renovar a la entidad durante la fallida reforma a la justicia. Con una votación de 46 a 12 se aceptó reemplazar al Consejo Superior con tres organismos: una sala de gobierno judicial, la junta ejecutiva y el director ejecutivo. De igual forma se creará un consejo nacional de disciplina judicial que se encargaría, entre otras cosas, de cumplir funciones sancionatorias a los funcionarios y abogados.

 

Paralelamente los senadores concertaron dar un estímulo –de gran calibre- a quien pierda en las elecciones a cargos uninominales. Se trata de otorgarle una curul en el Senado al segundo de la consulta presidencial y una en la Cámara a su fórmula vicepresidencial. A manera de ejemplo, si la ley estuviera en vigencia, Óscar Iván Zuluaga sería hoy en día senador y Carlos Holmes Trujillo, su candidato a vicepresidente, Representante a la Cámara.

 

También los que pierdan en las gobernaciones tendrían puesto en las asambleas y el segundo en las alcaldías iría a los concejos.


Se hunde el voto obligatorio

 

Una de las iniciativas que cogió fuerza en la comisión primera del Senado pero que perdió impulso en plenaria fue el voto obligatorio. A pesar del mal ambiente que hubo frente a este artículo, la votación para aprobarlo estuvo disputada.

 

El Partido Conservador y La U ya se habían manifestado en contra de implantar la obligatoriedad del voto. La Alianza Verde también estuvo en sintonía con dicha decisión y, argumentando que el libre albedrío es un derecho fundamental de todos los ciudadanos, votó en contra. Por su parte el senador Álvaro Uribe Vélez, del Centro Democrático, protestó diciendo que el voto obligatorio fortalecería la democracia.

 

Con esta medida también se cae la obligación de ir a las urnas para el referendo por la paz, que invita a los colombianos a votar a favor o en contra de lo que se acuerde con las Farc desde La Habana.

 

Elección del Senado se queda tal y como está… habrán listas cerradas

 

Otra que se hunde es la propuesta del Gobierno Nacional de construir un senado regional. La idea era que, para garantizar la participación de todas las regiones en las consultas, se escogieran 11 senadores de los 102 que componen el Congreso que representarían los departamentos con menos de 500 mil habitantes.

 

Sin embargo, el senador de Partido de la U Jimmy Chamorro, se encargó de convencer al plenario de eliminar el artículo que modifica la elección del Senado y se dejó por circunscripción nacional.

 

Respecto a cómo quedarían conformadas las listas, se llegó a un esquema de fechas. Para el 2015 se haría a través del voto preferente, en el 2018 la lista sería semi cerrada y en el 2022 cerrada.

 

Quedó en veremos instalar lista cremallera (mujer y hombre) y le creación del Tribunal de Aforados. Este último vienen generando gran controversia en la corporación pues los parlamentarios no han llegado a consenso y la Fiscalía General ha ejercido oposición. Además, de acuerdo con la senadora Claudia López, el tema no fue incluido en el articulado debatido. El ‘súpertribunal’ tendría la función de vigilar a los magistrados de las altas cortes, así como también al Presidente, al Fiscal, al Contralor y al Procurador.