Notice: Trying to access array offset on value of type bool in /data/confidencialcolombia.com/wp-content/plugins/all-in-one-seo-pack/admin/aioseop_module_class.php on line 1725

Asesor de Trump le desea la muerte a Barack Obama e insulta a su esposa Michelle

Carl Paladino, fue entrevistado por una revista local sobre su principal deseo para 2017, a lo que respondió que le gustaría que Barack Obama sufriera “la enfermedad de las vacas locas”, es decir, tener relaciones con un animal y que muriera. Ante el repudio de la opinión pública, El equipo político del Trump se vio obligado a rechazar las declaraciones asegurando que son “totalmente censurables” y “no tienen lugar”.

Carl Paladino, uno de asesores de la mediática campaña electoral de Donald Trump en Nueva York, desató la polémica tras desearle la muerte al actual presidente estadounidense, Barack Obama e irrespetar a su esposa Michelle con comentarios sumamente groseros.

El ayudante de Trump, fue entrevistado por una revista local sobre su principal deseo para 2017, a lo que respondió que le gustaría que Barack Obama sufriera “la enfermedad de las vacas locas”, es decir, tener relaciones con un animal y que muriera.

Anuncios

Cuando el republicano fue cuestionado sobre qué le gustaría que desapareciera el próximo año contestó: “Michelle Obama. Me gustaría que volviera a ser un hombre y la soltarán en Zimbabue, donde viviría cómodamente en una cueva con Maxie, el gorila”. Debido a estas polémicas declaraciones, Paladino negó que sus comentarios fueran racistas y defendió con política sus controvertidas respuestas.

“Se trata de dos ingratos progresistas elitistas que han odiado su país tanto y destruido su tejido de muchas formas durante ocho años“, dijo en un comunicado tras las declaraciones.

El gobernador del estado de Nueva York, el demócrata Andrew Cuomo, se mostró muy crítico con las frases a las que calificó de “racistas, desagradables y censurables”.

Recordemos que Paladino en 2010 aspiró a ser gobernador de Nueva York y fue uno de los principales responsables de la campaña de Trump en este estado. Ante el repudio de la opinión pública, El equipo político del magnate se vio obligado a rechazar las declaraciones asegurando que son “totalmente censurables” y “no tienen lugar”.