Arte sobre jeans en la Galería Otros 360 Grados

Carmenza Kafarela, artista textil colombiana  le da un nuevo aire a esta milenaria técnica en la cual muestra la cotidianidad urbana, el día a día a través de escenas en las que siempre un árbol es el protagonista. 

Anuncios

El jean, tela y prenda utilizada y conocida en el mundo por hombres, mujeres, niños y personas mayores, se convierte en el lienzo de esta artista colombiana para dibujar el follaje de árboles por medio de micropuntas, acrílicos, carboncillos, entre otros; y así recrear su cotidianidad.

 

“Para mí los árboles son encuentro, son unos elementos que están siempre en mi cotidianidad. Todo el mundo gira entorno a ellos. Cuando ya empiezas a ser consciente de ese recorrido, de lo que a ti te sucede, de lo que se mueve a tu alrededor, te vas a dar cuenta que tienes unos mismos elementos”, manifiesta Kafarela sobre la serie que desde hace seis meses empezó a construir entre encuentros y desencuentros.

 

“Hay unas obras con las que peleo, hay otras que salen y otras que guardo y luego las rescato”.

 

“Lo que hice fue replantear estos observadores, casi como si fueran yo, el artista también se para como un árbol y mira lo que hay a su alrededor y va escogiendo para hacer su trabajo”, señala la artista.

 

Asimismo añadió a su obra personajes de periódico, conformando una historia, “momentos que sucedes alrededor de nosotros y que se pueden ver en el periódico o escuchar en la radio”, expresa.  

 

En su materia prima, el jean, encuentra una manera de dibujar, de obtener textura y dar color a las formas que allí habitan.  

 

“Esta fue una primer serie. Después hice unos árboles que vienen más de mi recuerdo, de mi memoria, de mi juego, de qué es lo que queda y de poder introducir otros elementos. Siempre están los arboles pero luego incorporé los personajes que veden los dulce, el periódico, el jugo, que normalmente se hacen debajo del árbol para protegerse”, cuenta.

 

Confidencial Colombia habló con la artista colombiana sobre las diferencias entre el arte textil y el diseño textil, el abandono de los artista contemporáneos respecto a esta técnica milenaria y las dificultades de llevar este tipo de arte a las galerías y al exterior.  

 

 

Confidencial Colombia: ¿Cuál es la diferencia clara entre diseño textil y arte textil?

Carmenza Kafarela: El arte textil es la expresión artística a través de técnicas y materiales textiles. Se diferencia del diseño textil o de la artesanía por su contenido plástico, por su reflexión y su objetivo comercial.


Entre los años 70 y 80, en la Universidad de los Andes, hubo arte textil, hubo ese enfoque. De ahí salió Olga de Amaral y muchas precursoras. La única que quedo literalmente trabajando su obra muy fuerte, fue Olga  de Amaral quien hoy es reconocida a nivel mundial.

 

A pesar de que en Colombia ha habido una trayectoria artística textil, aún hay un gran desconocimiento sobre este; los artistas utilizan procesos o materiales textiles pero no se reconocen como tal. Entre los ejemplos actuales de arte textil en Colombia,  encontramos los trabajos de las mujeres de Mampujan, víctimas del conflicto interno, quienes tejen tapices usando retales de tela en búsqueda de hacer procesos de memoria, perdón y paz. Esta es una muestra clara de que el arte puede ser un recurso positivo, mediador y sanador en procesos de reconciliación.

 

Por qué hago esa gran diferencia. Porque diseño industrial, diseño textil y diseño de modas están enfocados hacia lo comercial. Artesanía es un producto literalmente del artesano que tiene una repetición pero que no tienen ningún pensamiento u objeto artístico como tal. Se queda en lo comercial tristemente.

 

En expoartesanias a pesar que hay una calidad en sus trabajos y mucho más reconocimiento, hay unos procesos que de todos modos quedan en el folclor, en la tradición y en la repetición. Uno ve los mismos objetos una y otra vez.

 

El arte textil, si es definitivamente un lenguaje desde el arte, hay un proceso, hay un estudio hay un por qué desde el artista, que utiliza las técnicas y materiales textiles. Pero definitivamente el arte textil es mejor reconocido a nivel mundial.

 

 

C.C.: ¿Qué la atrajo de esta técnica?

C.K.: Yo creo que cada artista tiene en su alma eso grabado. No sé cómo explicarlo porque si yo me voy a cuando estaba estudiando, siempre buscaba la tela como un soporte sin saberlo. Varias propuestas las tuve con telas y hacia investigación, pero nadie validaba en ese momento lo que yo estaba haciendo como una posibilidad de desarrollarme en el arte textil.

 

Me gradué de la universidad. En un momento no estuve haciendo nada en mi obra y cuando regrese casualmente me encontré con una organización, World Textil Art, de una colombiana que en Miami promueve, difunde y expresa qué es el arte textil.

 

Ahí fue cuando yo dije este es mi camino, mi obra es válida. Desde ahí empecé a trabajar y dije: -sí, es esto-. La base de mi trabajo definitivamente es el textil y el bordado, con máquina de coser. Si me pones a pintar, no puedo pintar.

 

C.C.: ¿Por qué cree que los artistas abandonaron esta técnica?

C.K.: Porque se confunde. En algún momento tratamos de traer una gran bienal de arte textil contemporáneo a Colombia, pero las personas de los museos, los mismos artistas me decían:   -hable con artesanías, expoartesanias o hable con diseñadores industriales o con expo moda-. Nunca se reconoce. Se perdió el camino. Creen que se puede confundir con una artesanía.

 

 

C.C.: ¿Qué tan difícil es llevar este tipo de obras a las galerías?

C.K.: Por ser textil es un trabajo difícil, no solamente la galería, el público. Galería Otros 360 Grados se la ha jugado por obras textiles. No es fácil, es de paciencia porque literalmente la gente le tiene miedo al textil, pero yo siempre les contesto: -Mira el óleo, el acrílico, la fotografía que tengas en tu casa y está igual de sucia que esta-.Todas las obras requieren una limpieza, eso hay que aprenderlo y nadie lo dice, pero es la verdad. Es un poco de temor ante el textil, de desconocimiento. Lo que se hizo durante los 70 y 80 se quedó atrás.  El periodo de formación en el arte textil que se dio tiempo atrás hay que volver a recuperar. Toca mostrar lo que esta obviamente pasando afuera.

 

C.C.: ¿Ha exhibido fuera del país? ¿Qué pasa con la salida de las obras?

C.K.: Soy artista joven en el arte más no en edad. Es un dilema sacar obra textil. Colombia protege mucho la obra textil para poderla sacar. Se requiere un buen permiso del Ministerio de Cultura. Obviamente tenemos otros dilemas colombianos como el narcotráfico. No ha sido fácil, este año tuve una invitación y fue muy complicado, tanto que la galería de afuera dijo: -No lo hagamos por ahora-.

 

Mucha gente dice saque la y no la declare, pero el no declararla es exponerse a que se quede, la rasguen, la dañen, se pierda, entonces no.

 

Las obras de Kafarela estarán en la Galería Otros 360 Grados en Bogotá, en la Exposición 6 Mujeres que va hasta el 18 de septiembre y en la Feria Odeón, evento paralelo a ArtBo.  “Para este proyecto, los árboles vuelven a ser protagonistas de la obra, pero hay una percepción más íntima, juega mi imaginario, el recuerdo y el dibujo realizado con máquina de coser, superposición de telas y elementos como empaques de dulces y papeles de la calle”, concluye Kafarela.

Anuncios