Angelino llano adentro

Un ex funcionario de la Comisión Nacional de Reparación y Reconciliación, que coordina el Vicepresidente Angelino Garzón, a quien no le renovaron el contrato, asegura que la entidad se convirtió en un “fortín burocrático y politiquero” y sugiere que su retiro se debe a que no participó de las convocatorias a reuniones del Movimiento político Centro Independiente. le siguió el rastro a esta historia y encontró que el remplazo del funcionario es un periodista vinculado a “Primero Colombia” el movimiento del ex presidente Álvaro Uribe.2011-08-16 El pasado 27 de julio, el coordinador de la sede regional Llanos Orientales de la Comisión Nacional de Reparación y Reconciliación (CNRR), envió una carta al Vicepresidente, Angelino Garzón y al director de Acción Social, Diego Molano, en la que hace afirmaciones de grueso calibre sobre presuntas actividades de “politiquería” en la CNRR.

A Gonzalo Agudelo, a quien su contrato se le vencía el 31 de julio, le fue notificada la decisión de no renovarle el mismo el 13 de ese mes por el director Ejecutivo de la Comisión, Orlando Riascos, con el argumento de que la sede sería la primera en cerrar sus puertas ante el proceso de transferencia que exige la Ley de Víctimas y Restitución de Tierras.

El cierre de la sede en el Meta se entendería porque la adaptación a la nueva institucionalidad ya inició, pero que no deja de ser apresurada si se tiene en cuenta que la CNRR tiene, por ley, un año para realizarla. Es decir, hasta junio de 2012.

Sin embargo Agudelo, deja entrever que su salida como coordinador regional podría estar relacionada a su negativa de participar en eventos del Movimiento político Centro Independiente a los que fue convocado directamente por funcionarios de la Vicepresidencia.

Según relata Agudelo en la comunicación la extrañeza no es por la caducidad de su contrato, sino sobretodo porque considera que la sede de los llanos no es de menor importancia: “Es triste que prácticamente se cierre una sede como esta, desde donde pudimos llegar a lugares recónditos de la geografía desconocida de Colombia. Casuarito, un caserío del Vichada, perdido en el Orinoco; o Chámeza y Recetor pueblitos casanareños que ¡tienen más desaparecidos per cápita que los de Argentina!

El Meta es el uno de los cinco departamentos con más reclamaciones por vía administrativa, por ejemplo.( sic).”

Y a reglón seguido sugiere que espera que no sea una retaliación de índole político: “no quiero pensar que esta determinación, que fue entregada de manera informal como se viene trabajando ahora muchas cosas en la CNRR- por el señor Orlando Riascos, hace pocos días, tenga nada que ver con mi crítica a las convocatorias que se me formularon para participar en los eventos del Centro Independiente donde nos recitan que “una sociedad en equidad y un Estado de derecho es posible!” .

En la Agudelo se dirige directamente al Vicepresidente Garzón y le pide que recuerde las razones de sus luchas del pasado. “La CNRR se ha convertido en un desvencijado fortín burocrático desde donde se atienden y pagan favores politiqueros (porque no son políticos). Es un lánguido y desesperanzador ejemplo para las miles de víctimas que aún hoy siguen esperando la reivindicación de sus derechos. Derechos Dr. Angelino, usted recordará, ¡por los que hemos luchado siempre!”. concluye el ex funcionario.

Consultado por **Confidencial Colombia**, Orlando Riascos, Director Ejecutivo de la Comisión, argumenta que la salida del coordinador de la Sede Llanos se debe a una evaluación de desempeño de la cual salió mal librado Agudelo. Y argumenta que lo afirmado en su carta es falso. “Me parecen mentirosas, arbitrarias e injustas las cosas que aparecen allí, porque se le terminó el contrato dice una cantidad de cosas que no corresponden a la realidad. Yo le puedo decir que hay una evaluación que se hizo de todos los coordinadores y al señor del Meta no se le renovó porque la sede no permanecía abierta, porque no había atención a las víctimas”. Explicó Riascos.

**La invitación**

La convocatoria política a la que se refiere Agudelo, fue reseñada por **Confidencial Colombia** en su informe , publicado en junio 24. Se llevó a cabo en febrero pasado en Bogotá. Se trató de una reunión masiva del Movimiento Centro Independiente que lidera Julio Roberto Gómez. Movimiento que ha sido relacionado con los intereses políticos del Vicepresidente en repetidas ocasiones.

A esa reunión fueron convocados varios sectores de la vida nacional, integrantes de organizaciones sociales, de derechos humanos, personas afines al vicepresidente y funcionarios de algunas entidades, entre ellos a Gonzalo Agudelo contratista de la CNRR y que en ese momento coordinaba la sede Llanos Orientales. La incluía un listado de teléfonos a los que el invitado debía llamar a confirmar su asistencia tres días antes del evento.

La convocatoria a participar en esta reunión provenía de una a nombre de Oscar España, quien es asesor actual de la Vicepresidencia de la República, como lo aseguró a **Confidencial Colombia** el señor Juan Mejía, de la Comisión de Prevención de Reclutamiento. Convocatoria que Gonzalo Agudelo, se negó a aceptar.

¿Qué hace un asesor de la Vicepresidencia convocando a reuniones del Centro Independiente e invitando a participar a contratistas de la Comisión cuyo jefe es el mismo Vicepresidente Angelino Garzón?

**Confidencial Colombia** trató de contactar al señor España para obtener su versión pero en repetidas ocasiones la Vicepresidencia aseguró que no se encontraba en sus oficinas en ese momento.

**La sede Llanos Orientales**

La recién cerrada sede Llanos Orientales fue instalada en septiembre de 2009 para cubrir los departamentos de Casanare, Vichada, Guaviare, Guainía, Vaupés y Meta, que es una de las regiones con más reclamaciones por vía administrativa.

Desde su apertura estuvo a cargo de Gonzalo Agudelo, un ex militante del M-19 que luego de un proceso de selección realizado en la CNRR, resultó seleccionado. De la Sede también hacían parte un asesor Jurídico, Rubén Revelo, quien se retiró voluntariamente hace tres meses; Milena Sánchez, psicóloga y asesora para el tema de atención a víctimas, y a quien hace un mes le fue notificada la determinación de no renovación de su contrato; Lucas Rodríguez, asesor de DDR y Reconciliación, recientemente trasladado a la sede principal de Bogotá; Sandra Flórez, asistente administrativa.

Agudelo en su acuciosa carta hace más preguntas a Garzón sobre el proceso de trasferencia de las experiencias acumuladas de esta sede a la nueva institucionalidad: “Ese acumulado de conocimiento y de experiencia se debiera transferir a la nueva institucionalidad y no cerrar una Sede como si fuera una tienda.”

Y va más allá al sugerir que las personas contratadas para recibir esas tareas no están capacitadas para tal fin. Y vuelvo y pregunto pa mi – como dice el indio- ¿Qué conocimiento y qué trabajo van a transferir, si los nuevos coordinadores y demás funcionarios recién nombrados, sin ningún procedimiento de selección, “dedocráticamente”; no conocen del trabajo?”.

A quien se refiere Agudelo es a un nuevo funcionario, el periodista Edinson Romero, que la CNRR acaba de contratar por un año, para ejercer funciones de “divulgación” en la oficina de Villavicencio, la misma que “cerraron” y en la que actualmente despacha como el nuevo jefe de la regional.

Romero fue vinculado a la CNRR en marzo de este año, bajo un contrato de prestación de servicios con un salario de $4.500.000. Llega a la Comisión sin ningún proceso de selección y no es muy claro de quién vino la recomendación para su ingreso. Sin embargo, Romero al ser interrogado por el tema, aseguró que fue una decisión discrecional de la CNRR y remitió la pregunta al señor Riascos.

Pero su labor y papel en la CNRR es cuestionado por quienes hicieron parte de la Sede. Aseguran que se dedica a asistir a reuniones políticas, y que asesora en el tema de la campaña a la gobernación a Alan Jara. También dan cuenta que su permanencia en la Sede es muy esporádica y que no conoce del tema de reparación a las víctimas.

“Yo no tengo asesorías con el candidato Alan Jara”, afirma Romero, al tiempo que reconoce que es amigo personal de Jara, allegado a su familia, pero que no ejerce como asesor de su campaña.

¿Por qué una Sede que fue seleccionada por la dirección de la CNRR y del Vicepresidente, para ser la primera en cerrar sus puertas, contrata a un periodista, para divulgación cuándo esa labor, no solo se realiza desde Bogotá, sino que a todas luces es un contrasentido?

Orlando Riascos asegura que es una tarea indispensable para la Comisión en momentos en que se prepara para hacer transferencia de conocimiento a las otras instituciones. Pero al ser preguntado si la decisión de contar con un periodista regional se extenderá a las demás sedes, aseguró que no.

Lo inexplicable es que el señor Riascos, quien autoriza, con el aval del Vicepresidente Angelino Garzón, las contrataciones en la CNRR, afirme no conocer la hoja de vida de Romero y sostenga que lo conoció hace tan solo 20 días, durante una visita que realizó a la sede.

“Yo no lo conozco, aquí hay un procedimiento que se dio por los estatutos de la CNRR. Se vinculan, van a Acción Social y allá se seleccionan las personas y se les hace un contrato. Entonces no tengo ni idea, lo conocí cuando fui a la reunión que se hizo ahora recientemente en Villavicencio cuando fui a hablar con una gente allá de las entidades. Pero no tengo conocimiento de quien es el señor anterior a esa fecha”.

Riascos también afirma desconocer si Romero asiste a reuniones políticas y a qué partido o movimiento político le trabaja en sus horas libres.

Sin embargo, **Confidencial Colombia** pudo establecer, según versiones de personas allegadas al Comisión, que pidieron reserva de su nombre, que Edison Romero es ficha directa del vicepresidente Garzón, que colaboró en su campaña en el departamento del Meta y que sus afectos vienen de atrás, desde cuando el periodista ejerció como jefe de prensa en los Llanos del Movimiento , creado por el expresidente Álvaro Uribe Vélez.

Lo cierto es que el señor Edison Romero, hasta el cierre de este informe, tenía aprobada una comisión de viaje desde mediados del mes de agosto a Yopal, Granada, y Casanare, según Riascos para realizar una labor de divulgación.

También lo es que en estos momentos la Sede Llanos quedó en manos de este periodista, con el apoyo de la asistente administrativa. Las actividades propias de la Comisión en la región quedaron suspendidas, no se atienden víctimas, porque no hay quién lo haga y las tareas se asesoría no se volvieron a prestar, así en un comunicado de prensa de la CNRR, de fecha 2 de agosto, se asegure que la sede acompañó una jornada de atención a víctimas en Cubarral la cual registran con una foto de un evento de hace meses atrás en un comunicado de prensa que hoy es sujeto de una .