Alguien está dando órdenes para las chuzadas: Garzón

Dos temas al margen de la agenda económica pusieron a pensar a los industriales del calzado y el cuero. El Vicepresidente de la República, Angelino Garzón denunció que detrás de las chuzadas a funcionarios del estado hay gente dando órdenes  y por eso urgió una perentoria investigación.

El Vicepresidente aseveró también que lamentablemente hay extremistas de la izquierda y la derecha que están amenazando el proceso de paz por cuanto están amenazando y asesinando a personas inocentes que nada tienen que ver con el conflicto o que simplemente defienden los derechos constitucionales.

 

Anuncios

Frente al tema de las chuzadas, Garzón dijo que esa es una actividad ilegal que viola desde todo punto de vista los Derechos Humanos, la constitución y los esfuerzos de paz del Presidente de la República, Juan Manuel Santos.

 

“Cuando se dice que algunos militares estaban interceptando a los voceros del estado colombiano que participan en los diálogos de La Habana en Cuba, se trata de algo muy grave. Creo que esos militares ya estaban muy grandecitos y son servidores públicos que sabían que realizaban una actividad ilegal que conspiraba contra la Constitución Nacional y contra el Presidente Santos”, aseveró el señor Garzón.  

 

Consideró que la población colombiana, los medios de comunicación y la revista Semana tienen todo el derecho de saber de quien recibían ordenes los militares implicados en el hecho delictivo. Agregó que de manera paralela es necesario saber que estaban haciendo con esa información.

 

En su opinión, en Colombia hay que acabar con la tendencia de que aquel que lucha por la paz o los Derechos Humanos se convierte en un sospechoso para algunos servidores estatales. “Hay unos militares que están violentando con estos hechos la Carta Política y por lo tanto van contra el propio Ejército colombiano y contra el proceso de paz”.

 

El Vicepresidente dijo que expresa con dolor y mucha preocupación esas denuncias que comprometen a los militares que están chuzando legales porque la fuerza pública fue creada precisamente para perseguir a los ilegales y no a quienes actúan al amparo de la ley. “Esos militares son servidores públicos y cuando uno es servidor público y es grandecito sabe lo que está haciendo bien o lo que está haciendo mal. Ellos sabían que estaban actuando mal y a esos señores alguien les estaba dando órdenes por eso insisto en que necesitamos saber la verdad”.

 

Radicales y extremistas contra la paz


El Vicepresidente de la República, Angelino Garzón afirmó en la apertura de la vigésima novena Feria Internacional del Calzado y las manufacturas del Cuero que infortunadamente hay en Colombia grupos extremistas y radicales en contra de la paz y que de manera criminal atentan contra la población civil y en contra de quienes promueven la paz.

 

Dijo que en ese orden de ideas hay células de la guerrilla y de grupos paramilitares que atentan contra el proceso de paz y contra la estabilidad económica, política y social.

 

“Hay grupos que viven más de la violencia que de la paz, que han hecho de la violencia un negocio y por eso les gusta. Es por eso que de ese flagelo han hecho una estrategia política, una estrategia económica y una estrategia, muchas veces comercial”, sostuvo.

 

Insistió en la firma de unos mínimos humanitarios porque le preocupa que esos grupos extremistas de las FARC y el ELN así como de la extrema derecha colombiana logren sus propósitos porque para nadie es un secreto que tienen como fin el rompimiento de los diálogos de paz. “Esos diálos se pueden despedazar porque no están pegados con cemento y hechos dolorosos como los de Pradera en el Valle conspiran contra la paz  y todos sabemos que los realizaron extremistas de las Farc, así como el atentado de Anorí contra un helicóptero o el asesinato de sindicalistas y de defensores y defensoras de los Derechos Humanos o de quienes luchan por la restitución de tierras, también de quienes militan en la Marcha Política o la Unión Patriótica”.

 

Afirmó que es positiva la intención de las Farc en el sentido de avanzar en la firma de unos acuerdos humanitarios lo cual es un gran paso y una acertada decisión. En su criterio una muestra de paz y de respeto humanitario por parte de la guerrilla cambia de inmediato la percepción que el país tiene de ella. Dentro de ello se esperaría, dijo la suspensión del secuestro y la liberación de los secuestrados. De igual manera la cesación en la colocación de las minas de la muerte o anti persona y el reclutamiento forzado de menores de edad. El desminado, comentó Garzón, podría hacerse con la ayuda de la comunidad internacional.

 

Todo lo anterior más el cese de atentados contra la población civil la imagen de la guerrilla y le daría voz para exigir del Gobierno el respeto de la integración física de los subversivos que se decidan por la paz. “También pueden pedir al Gobierno que combata de manera decidida a las bandas criminales y a la extrema derecha que hoy mediante amenazas y asesinatos quieren acabar contra los defensores de Derechos Humanos, con los sindicatos, con los luchadores de la paz y con los militantes de la Unión Patriótica”.