Alerta en el sector ganadero

Los ganaderos colombianos agremiados en Fedegan y el Fondo Nacional del ganado alertaron al ejecutivo sobre la difícil situación a la que se enfrentará el sector con la llegada del fenómeno climático de El Niño y por tal motivo demandaron del gobierno medidas de emergencia para amortiguar los impactos económicos que traerá dicha situación.

Así lo manifestaron los productores en una carta enviada al ministro de Agricultura y Desarrollo Rural, Rubén Darío Lizarralde, en donde expresan su enorme preocupación por los retos de la ganadería con este problema meteorológico que ya golpea regiones muy activas en ganadería de la costa norte. 

 

“Como es de su conocimiento, en la actualidad hay regiones del país en las cuales el régimen de lluvias que se presentó durante el primer semestre de 2014, tuvo disminuciones significativas respecto a los promedios históricos, lo que ha originado que los predios ubicados en estas regiones no han podido recargar los jagüeyes o represas que abastecen de agua al ganado, los cuales se encuentran en sus mínimos niveles o están completamente secos. Adicionalmente, los pastos no lograron tener el nivel de humedad requerido para rebrotar y generar la biomasa que permita recuperar la carga habitual, a partir de los meses de mayo y junio”, comento en la misiva el presidente de Fedegan, José Félix Lafaurie. 

 

Según el dirigente gremial el lío no solamente se presenta en los departamentos de la región Caribe sino en algunos del interior donde los ganaderos han tenido que desplazar sus animales a zonas donde existe alguna oferta forrajera que permite solamente mantenerlos, para evitar su muerte por inanición. 

 

Dentro de la peticiones hechas al jefe de la cartera agropecuaria están la ampliación de la red y tiempo de funcionamiento para las bodegas de los suministros de alimentos que se les brindan al ganadero a más bajo costo, subsidio para transporte de agua a predios ganaderos, de igual manera piden un subsidio para el transporte de animales a otras zonas y una línea de crédito con tasa de DTF especial y con un período de gracia de dos años para suplir diferentes necesidades que requieran los ganaderos para así evitar un desastre mayor en sus predios.  

 

El equipo técnico del Fondo Nacional del Ganado tiene planeado realizar una serie de foros y capacitaciones para lograr amortiguar los efectos que se presentarán por el Fenómeno de El Niño. Se realizarán 300 seminarios, la publicación de cartillas y plegables informativos y mensajes radiales que lleguen a todos los ganaderos en especial a los que se encuentran en las zonas con mayor impacto y afectación.  

 

“Dado que además de lo expresado, los pronósticos del IDEAM confirman la presentación del Fenómeno de El Niño entre octubre de 2014 y marzo de 2015, podemos anticipar que la situación se hará más critica si no se toman medidas urgentes para disminuir su impacto, tal como sucedió recientemente en el departamento del Casanare, situación que advertimos, pero no fue atendida oportunamente”, asegura Lafaurie en su carta. 

 

Para el dirigente gremial, la implementación de estas medidas será esencial para que a futuro los ganaderos estén más preparados para enfrentar estos fenómenos de cambio climático que se están presentando de manera más constante e intensa en todo el país. 

 

El equipo técnico del Fondo Nacional del Ganado adelantará una estrategia de socialización y capacitación en tecnologías para aminorar los efectos del Fenómeno de El Niño. Para tal fin realizará 300 seminarios y publicará cartillas, plegables informativos sobre silos, henos y bloques multinutricionales. También se apoyará en perifoneo y mensajes radiales en las regiones más golpeadas por la sequía. 

 

“Finalmente, es importante mencionar que este tipo de fenómenos climáticos cada vez son más frecuentes e intensos por efecto del calentamiento global, razón por la cual urge desarrollar acciones permanentes, dirigidas a cambiar la actual cultura del productor. En este contexto, los servicios de extensión dirigidos a la innovación en temas de manejo de agua, siembra y conservación de forrajes y otros, son esenciales para afrontar las nuevas exigencias del entorno climático en el mediano plazo y para reducir en el futuro la magnitud de las emergencias actuales, disminuyendo los recursos que se gastan para atenderlas”, concluyó el señor, Lafaurie. 

 

Por su parte el director ejecutivo de la Asociación Cebú de Colombia, Andrés Arenas, expresó en Confidencial Colombia su preocupación por cuanto la ganadería viene reponiéndose de tiempos difíciles en donde el hato inclusive estuvo cayendo a tasas preocupantes. 

 

En la actualidad, afirmó, con el plan de retención de hembras el rebaño ganadero volvió a los 24 millones de cabezas de las cuales entre el 85 y el 90 por ciento son de razas cebuinas, pero manifestó que la preocupación es grande si los efectos del clima se llevan el terreno ganado en los últimos meses porque habría un efecto de flujo de caja y un retroceso en producción. 

 

Otro punto que tendría que analizarse es el de las exportaciones porque con menor oferta, vendrían grandes problemas sin contar los inconvenientes para atender la demanda interna. Al igual que Fedegan, Asocebú espera los mejores oficios del gobierno para aligerar problemas y sacar la coyuntura adelante, sin ningún tipo de traumatismos.