Actualidad

Alcaldía desaloja a la fuerza a 'los últimos' de Plaza de Bolívar

 

El denominado Campamento por la Paz, integrado por una multitud de jóvenes y personas llegadas a Bogotá desde buena parte del país, se quedó desde la tarde del viernes sin sus organizadores y líderes. Una veintena de ‘fieles’ manifestaron su intención de no marcharse, no obstante, hasta que se rubricara definitivamente el acuerdo definitivo de paz pero la alcaldía, por medio del Esmad, sacó las últimas carpas que quedaban instaladas ante el enfado de la mayoría de campistas en la pasada madrugada.

Tras 46 días de haber sido establecido el Campamento por la Paz en la Plaza de Bolívar, el cual se presentó en protesta ante la derrota del plebiscito del pasado 2 de octubre y en busca de una solución al conflicto, los líderes del plantón anunciaron ayer viernes que se retiraran de la protesta, dejando la manifestación sin sus organizadores originales. 

 

La Alcaldía de Bogotá, ante la decisión negativa de desalojar de un pequeño grupo, decidió mandar a 200 miembros de la Esmad, que en horas de la noche, desalojó a los integrantes, sin violencia, pero se vivieron algunos momentos de tensión e insultos. La alcaldía emitió un comunicado respecto al desmonte del campamento en el que afirma que “las acciones del desmonte son producto del acuerdo con los organizadores del campamento por la paz,

Publicidad
quienes voluntariamente decidieron retirarse ayer de la Plaza Bolívar, luego de que se logró el nuevo acuerdo de paz”, concluyendo que “como consecuencia, con el propósito de garantizar la seguridad de los asistentes y de los mismos ocupantes de la Plaza de Bolívar, que aún permanecían en el lugar, la Administración tomó la decisión de finalizar el desmonte del campamento que se inició el día de ayer de forma voluntaria”.

 

Este grupo de organizadores manifestaron estar en desacuerdo. Afirman haberse sentido discriminados por el Distrito, ya que este les ha quitado el apoyo brindado como lo fue la carpa más grande con la que contaban para sus reuniones y algunos de los baños públicos que necesitaban. El disgusto fue mayor cuando evidenciaron que el montaje de Salsa al Parque, evento en el que el campamento tubo poca participación, contaba con un gran numero de vallas e igualmente baños varios baños públicos en óptimas condiciones.    

 

 

  

Estas son algunas declaraciones que le brindaron a Confidencial Colombia algunos de los residentes del campamento, quienes en la tarde del viernes estaban dispuestos a no moverse pasara lo que pasara: 

 

 

Publicidad
Previous ArticleNext Article