Adrian Ramos: "Todo el mundo se va a China por dinero"

 

Adrián Ramos se ha integrado perfectamente a su nuevo club, el Granada, donde militará cedido hasta final de la presente campaña antes de su paso al Chongquing Lifang de la liga china. El delantero caucano ha pasado de luchar por la Champions y los puesto de cabeza de Alemania, para pelear por lno caer en el descenso en España. 

 

Ha aterrizado en Granada, un conjunto por el que ya habían pasado otros compatriotas en los últimos años. ‘Adriancho’ reconoce en una entrevista para el diario Marca de España que es un club que ha seguido gracias al paso de sus compañeros. “Sí, porque me gusta seguir a los equipos con colombianos. Del Granada sabía por Jhon Córdoba, sobre todo, pero también cuando tenía a Murillo, Muriel o Brian”, explica.

 

En Granada le toca un trabajo duro para salvar al equipo en las 16 jornadas que restan: “En fútbol todo puede pasar. Tenemos que creer, trabajar día a día, saber en qué fallamos, fortalecer las cosas buenas y empezar a sumar”. Ramos tiene clara una cosa para poder lograrlo, “que nos vamos a reventar día a día para dejar al equipo en Primera”.

 

El delantero internacional con Colombia dio las razones que lo llevaron a abandonar la disciplina del Dormtund: “En la vida hay que tomar decisiones. En Dortmund no tuve continuidad y llegó la oferta de China. La tomé”. Es consciente de que mucha gente considera que ir a China es el paso previo al retiro, pero Ramos se siente muye seguro de la secición tomada: “Es el tema. Todo el mundo se va China por dinero. Los contratos que ofrecen no son normales. Cada uno tiene sus situaciones y hay que respetarlas. Yo he tomado la mía. Y estoy tranquilo”. Aún así todavía existiría una posibilidad para que su paso al fútbol chino se demore más tiempo y que pueda alargar así su estancia en Granada. “Lo bueno es que el propietario del Chongqing Lifan es el mismo que el del Granada. Si ellos están dispuestos, es todo cuestión de hablarlo”.

 

No se olvida del club de su corazón, más ahora aún con su 90 aniversario, el América de Cali. “Soy hincha. Y cuando vuelva a Colombia voy a jugar allí. Pero no será como me dice la gente para retirarme allí, será para competir. Cuando bajó lloré, porque cuando digo que soy hincha es en el sentido entero de la palabra”.

 

Ramos también tiene en mente recuperar su nivel del pasado para volver a la Selección. Competencia no le va a faltar con la cantidad de buenos delanteros que tiene la Tricolor y el gran momento que están viviendo ahora: “Es cosa de Dios. Antes salían muchos porteros y defensas y pocos delanteros. Ahora se ha dado la vuelta a eso. Colombia ha dado un paso al frente y donde van sus jugadores se habla bien de ellos”.

 

Varios de esos delanteros los tiene en alta estima como las referencias en su posición: “Hay muchos para fijarse. Lewandowski, ahora he visto el admirable crecimiento de Aubameyang… De los míos, Falcao, Jackson, Bacca…”

 

Por último, Adrián desveló dos curiosidades de su juventud. La primera, la razón del origen de sus sobrenombre, ‘Adriancho’. “El papá de un compañero en Cali me empezó a llamar así. Cuando fui al Mundial sub 17 de Finlandia, en el que fuimos cuartos y estaban Cesc y Silva, me dijeron si me quería poner Ramos, Adrián o qué. Dije Adriancho. Ya me empezaban a llamar así mis compañeros y me lo quedé”. Al igual que confesó que su fina figura ha sido un lastre en su carrera: “Así es. ¡La verdad es que sigo siendo flaco! Hubo un tiempo en el América de Cali que se tocó ese tema para que no siguiera. Era muy delgado, el más pequeño de la categoría, no era muy alto. Pero estaba la calidad y hubo personas que apostaron por eso. Gracias a Dios me esperaron y todo salió bien”.