Adiós al poderoso Winograd

Terminó el periodo Winograd en la Alcaldía. El asesor de comunicaciones del alcalde Gustavo Petro, que se había convertido en una especie de mito en la administración distrital, renunció este miércoles. 

Tras una reunión de dos horas con el Alcalde, Winograd le insistió a Petro que su tiempo en el servicio público había terminado. Winograd se vinculó hace año y medio a la campaña del entonces candidato del movimiento Progresista y desde ese momento fue un hombre de poder en el círculo cercano al Alcalde.

 

Pero el momento de la salida llegó. Y las palabras para explicarlo que tiene este hombre de las comunicaciones, que ha recorrido el mundo de los negocios, de la publicidad, y la reingeniería de medios como El Espectador son dos: “ me cansé”.

 

Con las características gafas de sol que siempre lleva , se despide de la función pública convencido de que ese “no es su mundo”. Y lo dice porque lo considera “despiadado con el funcionario.  “ Se da por hecho que hay que cuestionarlo, yo me voy con la tarea de hacer una reflexión sobre el ejercicio del servicio publico y la opinión”.

 

Winograd no fue el más petristas de los petristas, pero asegura que cree que la democracia debe funcionar y que  Petro es sólido en sus ideas, educado y es interesante y un profesor  de la inclusión democrática.

 

Winograd, se va a lo suyo, a las asesorías de comunicaciones, a proyectos que ya tiene en el camino y no quiere saber de las leyendas que deja de su paso a la alcaldía y sobre el poder absoluto que muchos le atribuyeron, y que señalaron equivocado cuando le atribuían a la comunicación todos los males del alcalde Petro. “Me ha sorprendido a Petro como no lo miden con la misma vara. Y eso cansa. Eso me impresiona y por eso me voy”