Actualidad

'Adiós' al club italiano que creyó en nuestro fútbol

El Parma F.C., club que pagó 5 millones de dólares por Faustino Asprilla en 1992, desapareció este lunes del fútbol profesional. El Parma había quebrado en marzo y descendido a la Serie B. 

La entidad parmesana se había declarado en bancarrota en marzo reciente y, un mes después, el juez Pietro Rogato autorizó su venta por un precio de salida de 20 millones de euros, cantidad con la que el hipotético comprador debería hacer frente a múltiples deudas y al pago de salarios.

 

En la compra del Parma habían mostrado interés, especialmente, dos inversores: el exjugador de béisbol italo-estadounidense Mike Piazza; y el empresario Giuseppe Corrado. Sin embargo, ambos retiraron sus propuestas debido a que la deuda era demasiado compleja y los gastos a hacer frente son tan elevados que “hacen impracticable cualquier concurso económico”, explicó Giuseppe Corrado. El plazo para hallar un comprador se venció este lunes a las 14:00 hora local Italia. El Parma ya no podrá jugar en la Serie B a la cual había descendido en su

Publicidad
última temporada en el Calcio.

 

El futuro del club es incierto y deberá empezar de cero en las categorías D aficionadas, en caso dado de que encuentre un inversor que lo financie antes del próximo 10 de julio, fecha máxima de inscripción.

 

En Colombia, la camiseta blanca parmesana es de gran recordación. La cruz negra y las franjas azules – amarillas hicieron gala de nuestro primer nacional en la Seria A Italiana. Los 5 millones de dólares que Parma pagó al Atlético Nacional en 1992 significaron la transacción más alta de nuestro fútbol por varios años y el ‘tino’ fue el primer jugador colombiano adaptado y cotizado en Europa.

 

A continuación un pequeño recorrido fotográfico de las figuras que vistieron la camiseta del siempre recordado Parma Fútbol Club:

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Publicidad
Previous ArticleNext Article