A la ocasión del día internacional del libro y del idioma español: la palabra

Por Gustavo Gac-Artigas*

La palabra no existe si permanece encerrada en la mente, y, cobarde, no sale a conocer el mundo.

La palabra no existe si, solitaria, no encuentra otro ser que, a su vez solitario, busque en ella alivio a sus penas y la acaricie con otra palabra.

La palabra no existe si se cubre de cantos de guerra y sale en plan de avasallar al mundo y a otras palabras.

La palabra no existe si la encierran en un diccionario cuyas páginas se niegan a abrirse para permitir la salida de viejas palabras en desuso o la entrada de nuevas palabras aún sin uso.

La palabra se avergüenza cuando toma conciencia de que construyó sus templos sobre las ruinas de otros templos destruyendo civilizaciones y culturas, pueblos y religiones no para alimentarse sino para cubrirse en oro.

La palabra se extinguirá si se arrodilla frente a los nuevos conquistadores y les entrega su belleza, su sonido, su alma para dejarse reemplazar por otra palabra, la de los mercaderes, mercaderes de oro, de plata, de palabras.

La palabra morirá conmigo si al salir a caminar por este mundo se niega a entregarse a aquellos que no poseen la palabra.

La palabra debe desaparecer para sobrevivir ya no como la palabra sino como nuestra palabra en un nuevo mundo aún no escrito y por nadie acreditado, como dijera don Miguel de Cervantes ensillando a Rocinante para salir a caminar por estas tierras.

*Gustavo Gac-Artigas. Escritor chileno-americano, miembro correspondiente de la Academia Norteamericana de la Lengua Española.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Perdiste tu contraseña?

Lost Password