Notice: Trying to access array offset on value of type bool in /data/confidencialcolombia.com/wp-content/plugins/all-in-one-seo-pack/admin/aioseop_module_class.php on line 1725

"A Colombia le van a poner conejo con Isagén": Sarmiento

El anuncio de la venta de la participación accionaria del Gobierno en Isagén no cayó bien en algunos círculos y los expertos aseveran que esa venta será una jugada en contra del patrimonio de los colombianos que pagarán los platos rotos del fracaso de la anterior reforma tributaria.

El analista económico, Eduardo Sarmiento le dijo a Confidencial Colombia que esta será una venta casi que a dedo, toda vez que no hay consultas al Congreso ni a los Altos Tribunales. En su opinión el ejecutivo está pasando por alto la Constitución porque esas privatizaciones estaban en cierta forma prohibidas.

 

Anuncios

Afirmó que sin duda el Gobierno le pondrá conejo a los nacionales que nuevamente serán engañados con el cuento de las privatizaciones como las de Telecom, Ecopetrol, de las empresas de energía, de los bancos y de otros activos que fueron vendidos por debajo del costo de oportunidad los cuales serán administrados con criterios monopólicos que canalizan ganancias a expensas de los colombianos.

 

“Hasta donde un ministro de Hacienda puede de un plumazo convertir una empresa que es riqueza de todos los colombianos en pan y almuerzo de cada día porque en este caso estamos ante el caso de la típica familia que vende la nevera para aumentar los gastos del mercado”, sostuvo el experto.

 

Para el reconocido comentarista de actualidad económica, con Isagen vuelve la repetición de los errores porque para nadie es un secreto que las privatizaciones son prácticas que tienden a trasladarle el patrimonio nacional a los grandes consorcios nacionales e internacionales. Esa, dijo, es la política que lesiona a las grandes mayorías en beneficio de unos pocos. “En el caso de Isagen, el error es de unas magnitudes espectaculares porque se va a feriar una empresa rentable y con grandes relaciones con los sectores económicos y que ha funcionado bien y sin problemas para llevarle dinero a unas carreteras que cuestan tres veces más de lo presupuestado”.

 

Agregó que si bien esas vías son importantes, tan solo beneficiarán a los propietarios de vehículos particulares. Lo grave del asunto, comentó, es que muchas carreteras que fueron inauguradas con bombos y platillos, hoy ni siquiera aparecen en el mapa vehicular colombiano porque la plata se esfumó y las vías tan promocionadas,  siguen siendo una trocha.

 

Sarmiento aseguró que una empresa rentable, afianzada y con beneficios para el común de la sociedad será tristemente entregada, muy debajo del valor real, como siempre ha ocurrido. “Eso les llevará ganancias individuales a los compradores y detrimento al país”.


Argumento con argucias y descaro

 

El analista económico, Eduardo Sarmiento consideró caótico para Colombia la venta de las acciones que tiene el ejecutivo en Isagen y que no son ni siquiera del Gobierno sino de todos los colombianos que le confiaron una buena administración al Presidente Santos.

 

Argumentó que es impensable que justo cuando los neoliberales piden entre 20.000 y 40.000 millones de dólares para vías e infraestructura, ahora salga el Gobierno con el pretexto, por demás injustificado, de sacrificar un activo eficiente y con flujo de caja por dos carreteras que nadie sabrá en que rincón serán construidas. “No nos digamos mentiras, con 4,5 billones de pesos, frente al valor real de las obras, no es mucho lo que se pueda hacer y si demasiado el perjuicio para la nación, esto es infame e imperdonable”.

 

El analista criticó toda la prioridad que el Gobierno le dio a la infraestructura física porque según él, después de tres años no se ha visto ni pio. Esos cuestionamientos los sustenta el mismo DANE cuando dice en su último reporte que los despachos de cemento caen 2.5 por ciento, lo que dice que las carreteras en construcción o terminadas no corresponden a la realidad. Sarmiento dice que tan solo hay representaciones contables y sin la representación real de las mal llamadas y varadas locomotoras. “En este momento no se sabe en dónde está la plata de la infraestructura y al parecer esa locomotora de humo se estrelló”.

 

Expreso su malestar porque mientras el Gobierno busca la embolatada plata de las carreteras, Isagen está de pie, generando utilidades, creciendo en portafolio y con un impacto social envidiable.

 

El observador informó que hoy hay una gran crítica a los abusos y a la posición dominante de Claro en el mercado de las telecomunicaciones, situación a la que llegó con el permiso de los gobiernos que le dieron todas las gabelas, entre ellas, la entrega de toda la infraestructura construida por el estado para que los agentes privados entraran con grandes ventajas en el mercado. “Claro tiene un predominio de más del 50 por ciento en la telefonía, más del 50 por ciento en la televisión y con ganancias que se salen de los índices normales. No en vano reportan un ebitda superior al 60 por ciento. Hoy no nos podemos quejar porque el Gobierno le dio una ventaja al señor Slim para comprar por debajo del precio y luego ejercer poderes monopólicos, entonces porqué reclamar”.

 

Con Isagen, dice, se están dando precios y valorizaciones sin el soporte de los estudios, pero lo cierto es que la empresa vale mucho, pero mucho más. Agregó que ocurrirá lo mismo de los últimos años, Isagen será entregada por la mitad o por la tercera parte del valor real, como es la constante de las privatizaciones.

 

“Esta es una lesión enorme al patrimonio de los colombianos para beneficio de una cúpula privilegiada”, declaró Sarmiento.

 

A criterio del economista, en Colombia se experimenta una arremetida contra la equidad porque la reforma tributaria anterior gravó más a los trabajadores y a la clase media que al capital. En su análisis, lo que el Gobierno bajó por parafiscales y reducciones a la nómina, no se compensó con las retenciones del CREE y por ello el ejecutivo tendrá un desbarajuste fiscal porque la reforma tributaria generará menos ingresos por el bajonazo de impuestos a los más pudientes y esa baja de gravámenes a las empresas que se trasladó a las rentas laborales, ahora se trasladará al patrimonio del país. “Bonita la jugada mentirosa y sin justificación del Gobierno”.