Notice: Trying to access array offset on value of type bool in /data/confidencialcolombia.com/wp-content/plugins/all-in-one-seo-pack/admin/aioseop_module_class.php on line 1725

¿95% listo para recoger las basuras de Bogotá?

Por medio de un decreto  de 13 artículos, el alcalde mayor de Bogotá, Gustavo Petro, formalizó la recolección de basuras y la inclusión de la población recicladora en el servicio de aseo.

Sin embargo para cumplir su plan, al Alcalde le falta solucionar la adquisición de carros recolectores y la contratación de los operarios que se encargarán de la recolección, barrido y limpieza en la capital.

 

Anuncios

El Alcalde oficializó las medidas a través del  decreto 564 de 2012, una medida que se realizó teniendo en cuenta “la inclusión de la población recicladora”, y en la cual se establece la prohibición para que los recolectores privados de basura no lleven residuos al Relleno Sanitario ‘Doña Juana’.

 

A lo largo de los trece artículos, el burgomaestre hizo referencia a la importancia de acatar la  orden de las sentencias T724 del 2003 y los autos 268 de 2010, 275 de 2011 y 084 de 2012 de la Corte Constitucional, que facultan al funcionario escoger el mejor plan de recolección de basuras para el Distrito.

 

El Mandatario Local fue especificó en señalar que sus acciones sólo hacen referencia a que “el servicio público de aseo como todo servicio público es un fin esencial del Estado”, sin especificó  que por  una norma de la constitución que dicta que cuando el servicio lo preste el Estado, “lo prestarán los municipios, y en el caso del Distrito Capital, este es un municipio de Colombia con un régimen especial”.

 

Petro Además citó otra norma en la que se faculta al Distrito en caso de prestar “los servicios públicos, lo hará a través de las empresas descentralizadas, industriales y comerciales o de servicios públicos que le pertenecen”.

 

En el artículo primero el Alcalde hace referencia al derecho fundamental. En el segundo habla de la transitoriedad del esquema del servicio de aseo que comprende dos vías: reciclaje, recolección, transporte y deposito final en ‘Doña Juana’; y el segundo, que la transitoriedad  irá hasta que la Comisión Reguladora de Agua y Saneamiento Básico, CRA,  expida una nueva formula de tarifas que incluya a la población recicladora y, hasta que se adjudiquen por licitación pública las áreas de servicio exclusivo que regirán en Bogotá.

 

Sin embargo el pasado 21 de noviembre la directora de la CRA, Silvia Yepes, dijo en la sesión sexta de Senado, que las formulas estarán listas hasta el próximo año. Mientras que eso no suceda no se podrá dar inclusión real y verdadera a los recolectores de basura, por esa razón el Alcalde dijo que los recicladores de la ciudad ganarán de la misma manera en la que estaban recibiendo dinero las empresas Lime, Ciudad Capital, Ciudad Limpia y Aseo Capital, esto a través del artículo décimo y a cargo de la Uaesp. 167 mil pesos por tonelada de residuos potencialmente reciclables que lleven a los centros de aprovechamiento del Distrito.

 

El artículo tercero es uno de los más curiosos. El Alcalde manifestó que a partir del 18 de diciembre, día en que se terminan los contratos de 3 de las 4 empresas recolectoras, los bogotanos tendrán la obligación de separar los residuos en la fuente. Sin embargo Petro aclaró que aquellos que no acaten la orden no tendrán ningún perjuicio legal ya que estos “cambios culturales son largos pero para siempre”. El otro contrato termina 21 del mismo mes.

 

En el artículo sexto, el alcalde señala que la Unidad Administrativa Especial de Servicios Públicos, Uaesp, será la encargada de supervisar, coordinar y controlar el servicio de aseo, que de ahora en adelante prestará la empresa Aguas de Bogotá, una filial de la Empresa de Agua y Alcantarillado de Bogotá (EAAB).

 

Posteriormente, en el artículo noveno,  el alcalde señaló que “solo accederán al relleno sanitario las entidades públicas o privadas que tengan autorización de la Uaesp, como reza en el contrato con el respectivo operador”.

 

Y aunque finalmente el alcalde aseguró que el nuevo esquema de recolección de basuras ya está listo en un 95 por ciento, a tan sólo siete días para que el Distrito asuma su apoteósico plan, aún es necesario que la flota de carros recolectores necesarios para la recolección de basuras, sea adquirida por el Acueducto; y eso pasará esta semana, cuando la EAAB abra los sobres de los licitantes que pujaron para que el Distrito les compre 248 vehículos recolectores, que se tiene presupuestado costarán 80.888 mil millones de pesos.

 

Por otro lado el modelo de recolección de basuras será poyado por 4564 personas y 433 vehículos y funcionará igual que lo realizan las empresas recolectoras en este momento, la diferencia, será el acueducto quien lo haga.

 

Pero, a la fecha no hay contratado ningún operador para la recolección, barrido y limpieza que requiere Bogotá,  sin embargo el Gerente de la empresa Aguas de Bogotá, Mario Álvarez, aseguró que esa contratación va por buen camino y ya se tiene en lista a más de 2500 personas que formarán parte de la empresa y aseguró que los primeros que se tienen en cuenta son “los operadores de las empresas  que hay en el momento”.

 

Por su parte para la concejal María Victoria Vargas siguen los “interrogantes planteados por los concejales frente a la improvisación, a la falta de planeación y al incumplimiento de normas constitucionales”.

 

Además, según la Concejal, el nuevo estilo de contratación es un triangulación de empresas al estilo “Interbolsa”, “porque la Uaesp celebra contrato interadministrativo y le otorga  a la empresa de Acueducto la gestión y operación de servicio de recolección de basuras en el 100 % de la ciudad, y después la empresa de acueducto mediante contrato con Aguas de Bogotá contrata la prestación del servicio de aseo, y a su vez esta empresa creará una filial denominada Aseo Bogotá para cumplir el contrato suscrito con la EAAB”.

 

Además la Concejal dijo que el hecho le parece muy “grave” porque la filial Aguas de Bogotá, a través de un derecho de petición que solicitó a la Contraloría, “no es viable ni a corto, ni a mediano, ni a largo plazo”. Además la concejal aseguró que esto fue dicho mucho antes de que siquiera se pensará en que la EAAB recogería las basuras de la ciudad.