3500 trabajadores quedaron en el limbo por adjudicación del nuevo esquema de aseo