Uncategorized

Conflictos sociales afectan elecciones de EE.UU

Las elecciones estadunidenses estarían afectadas por distintos factores sociales presentados en distintas del país. Aunque la candidata preponderante es Hillary Clinton, las circunstancias sociales podrían darle vuelco a esta suposición. 

Los votantes estadounidenses tienen  falta de confianza en uno u otro aspirante presidencial. En la opinión pública prevalece la duda sobre la honestidad, la transparencia o las legítimas motivaciones de Hillary Clinton o el rechazo a las posiciones xenofóbicas y demagógicas del millonario Donald Trump, el cual alardea de ser un exitoso empresario a pesar de las claras evidencias sobre fraudes cometidos en sus aventuras como empresario.

 

La vida nacional de EE.UU se encuentra agitada, marcada por el temor y la confusión  en cuando a la capacidad de los líderes propuestos de los grupos dominantes para hacer frente a los retos y desafíos que presenta el país. Trump trata de ponerse a la cabeza ofreciéndose como el providencial líder que puede devolver la grandeza a los Estados Unidos que constituye el principal y casi único mensaje electoral de este candidato, y por otra parte está  Hillary Clinton, quien  tiene antecedentes que, hablando políticamente, al pueblo estadunidense no le da confianza.

 

Asimismo,  según se avanza en el proceso electoral, son cotidianas las manifestaciones de violencia donde miembros de la policía, han dado muerte a ciudadanos negros, como sucedió el 19 de septiembre en Tulsa, Oklahoma y al día siguiente en Char-lotte, North Carolina, provocando intensos actos de protesta por parte de la población.

 

También se van haciendo habituales los atentados terroristas con bombas, ya se han presentado casos como el de Seaside Park y Chelsea en New York, por parte de un ciudadano de origen afgano, o el asesinato de cinco personas el 24 de septiembre en Burlington, Washington, por un joven inmigrante de Turquía, otro más donde fueron acuchilladas seis personas en las inmediaciones del Emerson College, en Boston.

 

Aunque este tipo de hechos no pueden ser interpretados como una conspiración a nivel nacional, pues la predisposición de estos diversos elementos ocurridos en diferentes lugares del territorio estadounidense, coinciden en que se recurre a la violencia como forma de dar salida a los temores, frustraciones o conflictos  en contra de otros sectores de la sociedad. Siendo perjudicado el contexto en que se desarrolla el actual proceso electoral.

 

Pese a la difícil situación social que atraviesa esta nación , al cierre de agosto de este año las recaudaciones reflejan una ventaja a favor de Hillary Clinton. Sin embargo, las recaudaciones del Comité Nacional Republicano superan en cerca de un 30 % a las del Comité Nacional Demócrata. El equipo de Clinton ha recaudado 373,2 millones de dólares, más de dos veces la recaudación de Trump que es de 165,8 millones de dólares.

 

El próximo gran evento mediático de la campaña será el debate entre los candidatos a la vicepresidencia que tendrá lugar el 4 de octubre en Longwood University, en Farmville, Virginia, seguido del segundo presidencial el 9 de octubre en Washington University en Saint Louis, Missouri.

 

Mientras tanto, los dos candidatos preparan y fortalecen las campañas de propaganda. El equipo de Trump ha anunciado lo que representa un cambio en la táctica empleada hasta ahora, pues se propone gastar 140 millones de dólares en el resto de la contienda, 100 millones serán invertidos en anuncios en  televisión y 40 millones en los medios digitales. Hasta la semana pasada, el equipo de Trump solamente había invertido 22 millones de dólares en propaganda, la que se concentrará en estados claves como lo son Florida, North Carolina, Ohio y Pennsylvania.

 

Por su parte, el equipo de Clinton, que hasta la semana pasada había triplicado a su rival  invirtiendo en propaganda unos 124 millones de dólares en esta etapa de las elecciones generales, tiene planes de invertir como mínimo unos 11 millones de dólares semanales.

Articulo anteriorArticulo siguiente