Uncategorized

“Antes del Fuego”, el amor y el dolor de un país.

Presentamos a Laura Mora, directora de la película “Antes del Fuego”, un relato sincero y muy bien concebido sobre la toma del Palacio de Justicia en 1985. En conversación con Santiago Pulecio en la librería Ábaco de Cartagena, Laura revela su carácter y su aguda visión sobre nuestra realidad. Estos son unos avances del reportaje completo en video. Especial para Confidencial Colombia

Santiago Pulecio: ¿Qué es el amor para una directora de cine?

 

Laura Mora: Yo creo que puedo abordar el amor más como ser humano. El amor es algo que atraviesa nuestra relación con el mundo. Responderlo como directora sería aislarlo.

 

Hay un momento en la vida en el que uno se refiere al amor de manera peyorativa. Pero el amor se manifiesta de maneras tan diversas, tan extrañas. Mucho más allá de la relación de pareja. El amor trasciende eso, se manifiesta en la vida de unas maneras muy bellas, como en la naturaleza misma también.

 

S.P.: Tienes el privilegio de contar historias a otras personas, puedes transmitir el amor a través de tus películas.

 

L. M.: Me llama la atención que la película sea abordada de esa manera. El proyecto llega a mis manos de una manera muy extraña. No es una película escrita por mí, no nace de mi entraña. Fue escrita por Mauricio Cuervo, con unos lineamientos de producción un poco experimentales que propusieron Caracol y Laberinto.

 

Llega a mí y lo aborto, y me embarco en esa misión de cómo contar esa historia bien contada, una historia a la que la atraviesa el amor, pero también, ante todo, el dolor.

 

Más allá de contar la relación de una pareja que va creciendo, para mi es el amor y el dolor de un país, lo que más me interesa.

 

S.P.: ¿Crees que el amor puede salvarnos de esta guerra?

 

L. M.: No sé si salvarnos. Creo que más allá del amor es el reconocimiento. Es claro que no es el amor romántico, si tenemos un reconocimiento hacia el otro, creo que matarnos es muy difícil, pienso que lo que pasa en una sociedad como la nuestra es que hay muy poco reconocimiento del otro.

 

S.P.: Sí, quizás nos falta respeto, conciencia.

 

L. M.: Sí en general, reconocer al otro, con sus diferencias, con sus matices, eso también es amor, poder respetar al otro, pero, mirarlo, mirarlo sobre todo… eso es lo que nos falta, increíblemente.

 

S.P.: La toma del Palacio marca un destino, a partir de ahí la guerra se torna más compleja. Entramos en una narrativa oscura del país, un país que prefirió la guerra por muchos años, incluso por encima de una posibilidad de paz. Desde allí sentimos que la paz nos ha sido un poco esquiva. ¿Por qué tú, tú Laura, quisieras la paz?


 

L. M.: Pues porque no la conozco. Yo creo que es por eso. Yo Soy de Medellín, mi adolescencia fue en los 90’s, crecí con unos temores que no deberían ser propias para un niño o una niña de esa edad.

 

Soy víctima además, entonces, pues quiero la paz porque no la conozco, quiero ver cómo es eso. Yo he vivido en otros países, otras sociedades donde hay unas dinámicas mucho más pacíficas que me parecen fascinantes, pero son tan ajenas a mi contexto, que quiero saber como es la paz, en mi contexto, con mi gente, con mi lenguaje, porque no la conozco.

 

S.P.: Laura qué pasaría si tu fueras un ángel…

 

L. M.: No creo en los ángeles

 

S.P.: Qué pasaría si todo fuera ficción…

 

L. M.: Haríamos más documentales

 

S.P.: Si la paz fuera tu cámara

 

L. M.: Dispararía durísimo

 

S.P.: Y yo sentía que algo tenía que hacer al respecto. Tú Laura, por qué razón alargarías la vida, demorarías la existencia?

 

L. M.: A mí, porque me encanta la vida. Si yo pudiera vivir 250 años y ser testigo de todos los cambios me parecería maravilloso. Siempre tengo ese referente de mis abuelos que les tocó ver un mundo que cambió tanto. Me encantaría ver todos los cambios del ser humano, ver que vamos entendiendo un poquito más.

 

Aunque no lo veo, no lo veo posible, pero me encanta ser testigo, soy voyeaur por naturaleza, es parte por lo cual dirijo, me encantaría seguir mirando, entonces si tengo la posibilidad de alargar la existencia, lo haría, pero feliz!

 

Por Santiago Pulecio

Director de la DIFFERENT.COM santiago@ladifferent.com

@sanpulecio

 

Fotos @laferrer Mariana Ferrer

 

Ver trailer aquí


Previous ArticleNext Article