Piden debate de control político a Transmilenio, en defensa de la calidad del aire en Bogotá

La Concejal María Fernanda Rojas, del Partido Alianza verde, solicitó al presidente del Concejo, Daniel Palacio programar urgente un debate de control político a Transmilenio para discutir la renovación de la nueva flota de buses que llegará a Bogotá.

Con el objetivo de revisar las observaciones que se tienen a la licitación que quedará en firme en 10 días para la nueva flota de los 1383 buses de Transmilenio, la Concejal María Fernanda Rojas, solicitó al presidente de la corporación, Daniel Palacios, programar de manera urgente un debate de control político a Transmilenio S.A.

La Concejal del Partido Alianza explicó que una vez revisados los prepliegos se evidencian varios problemas, entre ellos que no hay exigencias mínimas ni incentivos para contar con motores distintos a diésel, como híbridos, gas o eléctricos, objetivos que deberían ser prioridad en la nueva licitación de buses para Bogotá, toda vez que la ciudad acaba de pasar por una alerta amarilla por la mala calidad del aire y está ante un desafío ambiental.

Rojas señaló que se incluyeron 50 puntos (de 1000) al operador si se apareja con proveedor que incluya gas, híbridos o eléctricos; sin embargo el proveedor no tiene incentivos, al contrario, algunas condiciones desestimulan el uso del combustibles limpios. De tal manera que Bogotá quedaría condenada por los próximos 12 años al diésel.

Así mismo, dijo que Bogotá hoy tiene un problema que debe convocar el interés del Concejo, por lo tanto solicitó a todos los cabildantes que se unan y hagan un llamado a la Administración para no dejar que la ciudad quede condenada al diésel hasta el 2030.

“Nosotros como Concejales de Bogotá no deberíamos dejar pasar este momento en que se está estructurando esta licitación para los nuevos buses de Transmilenio, es por esto que hago una invitación a todos los Concejales para hacer un debate y un pronunciamiento público, pues no podemos ser cómplices de una visión retrograda sobre el transporte público” dijo Rojas Mantilla.

De la misma manera, la concejal resaltó que mientras en Medellín anuncian que los buses de reposición serán eléctricos, el alcalde de Bogotá, se quedó en 1998, pues ya dijo que esta licitación en curso iba a permitir buses de diésel Euro V, y que Transmilenio no es la mejor alternativa para la ciudad, sino la única.

“El alcalde se metió en una capsula de tiempo donde se atoró, y no puede salir de ahí, Cartagena y Medellín ya están dando pasos significativos para la implementación de tecnologías limpias, y Bogotá no puede pagar los costos de un mandatario que se quedó en el tiempo” señaló la concejal María Fernanda Rojas.

Enrique Peñalosa, ¿el Steve Jobs latinoamericano?

Gran revuelo ha causado en las redes sociales la publicación de Adam Leishman, CEO de la empresa de buses Tower Transit Group, quien consideró al alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa, como el Steve Jobs de los sistemas de transporte como Transmilenio o BRT.

“Genial de conocer al Steve Jobs de sistemas de buses articulados, alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa, que héroe de nuestra industria”, escribió Leishman en su cuenta de Twitter donde publicó una foto al lado del primer mandatario de los capitalinos.

El encuentro entre Peñalosa y el CEO de Tower Transit Group, un operador de buses en Londres, se dio durante un evento sobre movilidad organizado por el Banco Mundial a donde fue invitado el alcalde de Bogotá.