ELN sigue empeñado en hacer trizas la ilusión de la ‘paz completa’

El Ejercito de Liberación Nacional (ELN) continúa con su accionar terrorista a lo largo y ancho del país, sepultando así la esperanza que desde diferentes sectores de la sociedad civil se había depositado en el proceso de negociación que esa guerrilla adelantaba con el Gobierno en Ecuador.

Una semana después de terminar el cese al fuego que ambas partes habían pactado y que estaba vigente desde el 1 de octubre de 2017, el ELN ha desarrollado más de 10 acciones terroristas contra la fuerza pública y la infraestructura petrolera del país. Sólo este fin de semana se presentaron dos ataques, uno en Casanare y otro en Nariño.

En la madrugada de este domingo hombre que pertenecerían a esa guerrilla, dinamitaron el Oleoducto Transandino, a la altura del corregimiento Providencia del municipio de Mallama, Nariño, en el kilómetro 35.

El crudo se derramó sobre aguas del río Guiza por lo que comunidades cercanas reportan fuertes olores en San Miguel, Providencia, El Arenal y Chucunes, en los municipios de Mallama, mientras que en el municipio de Ricaurte las comunidades afectadas son San Francisco, San Isidro y Villanueva.

De otra parte, fuentes oficiales confirmaron que presuntos miembros del Eln colocaron un artefacto que explotó sobre el oleoducto que conduce crudo de los pozos Floreña, de la empresa Equion en Yopal, Casanare, a la estación de Araguaney.

La explosión se produjo en un sitio conocido como El Morro, en jurisdicción de Yopal. El ataque no produjo daños ambientales, pues la empresa activó un plan de manejo para evitar contaminación.