Rigoberto Urán se quedó con la clásica Milán-Turín

 

Rigoberto Urán se coronó este jueves en la 98 edición de la Milán-Turín, la clásica más antigua del mundo, disputada sobre un recorrido de 186 kilómetros, gracias a una gran prestación en la subida final.

 

Urán, segundo clasificado en el último Tour de Francia, triunfó en la Clásica italiana por delante del británico Adam Yates (Orica-Scott) y del italiano Fabio Aru (Astana), con el también colombiano Nairo Quintana que acabó cuarto.

 

Urán, nacido en Urrao hace 30 años, consiguió la segunda histórica victoria para Colombia en la Milán-Turín y fue el sucesor de su compatriota Miguel Ángel ‘Supermán’ López, que había ganado en la edición 2016.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook Twitter

 

¿Por qué no soñar con un 'Dream Team' colombiano?

La última etapa del Tour de Francia 2017 nos dejó una imagen con la que sueñan muchos colombianos. ¿Por qué no crear un equipo que junte todo el talento patrio del ciclismo? Pantano, Henao, Atapuma, Urán, Betancur, Chaves y Quintana posaron para una instantánea que quedará para le eternidad. Un equipo que no tendría que envidar a ninguno del circuito internacional.

 

 

El presente del clicismo colombiano vive su etapa dorada. Con la mejor generación que haya dado el deporte que más éxitos ha traído a Colombia históricamente. A la imagen que retrató hoy ese posible equipo colombiano en Francia, se le podrían unir otros como Fernando Gaviria, Winner Anacona o Egan Bernal. El ‘Dream Team’ colombiano.

 

 

Actualmente Colombia dispone de un equipo representándolo a nivel internacional en el ProTour. El Manzana Postobón Team participará en la Vuelta a España del presente curso, invitados por la organización. Un conjunto que ha cogido el testigo de los Varta, Kelme o el Team colombia que ya compitieron en grandes vueltas.

La sonrisa de Colombia en el Tour de Francia 2017

Rigoberto Urán no habrá ganado el Tour de Francia, pero desde luego ha conquistado el corazón de todo Colombia y del ciclismo mundial. En el año que estaba llamado a ser el de Nairo. El que debía su primera victoria en la ronda gala, se erigió otro colombiano para recoger la bandera y ponerla bien alto en el podio de los Campos Elíseos. A la derecha de Froome, a tan solo un escalón de la gloria.

 

 

Desde la humildad y el trabajo. Con naturalidad y desparpajo. Así es Rigo. Un ‘nea’, como él mismo se autodefine, que encontró su destino dando pedales a la bicicleta. Este Tour, el de 2017, será recordado por el Tour de Rigo. Por frases que pasarán a la historia del ciclismo colombiano. Del “yo que voy a saber güevón” al “ahora vamos con James al ¿dónde es que es?”.

 

 

 

Rigo ha derrochado talento dentro y fuera de las carreteras de Francia. Desde el silencio, y con trabajo, se ha ganado su puesto legítimamente en el podio de París. Con un Tour impecable en la montaña como contra el crono. El único humano que plantó cara al extraterrestre Froome, vencedor de su cuarto Tour y mirando ya desde cerca los cinco del legendario Induráin. 

 

 

El británico ha sido una vez más intratable en Francia. Y eso teniendo en cuenta que este Tour ha sido el más apretado de todos los que había conquistado anteriormente. Fue una roca en la montaña y una pluma en las cronos. El ciclista más completo de la era moderna, con el mejor equipo de lejos. Arropado siempre por los dos Mikel, Landa y Nieve, el Sky siempre dio la sensación de jugar en otra liga.

 

 

Ahora es momento de descansar y analizar con cabeza lo sucedido. Entre ellos un equipo Movistar, que llegaba como uno de los favoritos, y se marcha con un guerrero herido, Valverde, y su líder tocado, Quintana. Tiempo de reflexión por un hundimiento inesperado. “Quizá Nairo comenzó muy pronto a ser mayor”, dijo hace unos días Unzue como primera hipótesis de la derrota. Quizá Nairo haya sostenido demasiado pronto la presión. Quizá la madurez precoz haya desgastado excesivamente sus piernas. Nairo necesita descanso y una preparación que priorice el objetivo con el que sueña y está en disposición de lograrlo: el Tour de Francia.  

Rigo se subirá al segundo escalón del podio en los Campos Elíseos

Rigoberto Urán hace historia en el Tour de Francia y colocará la bandera colombiana en el segundo escalón de los Campos Elíseos, tras una crono impecable. El de Urrao adelantó a Bardet en la General y conquista su primer subcampeonato en la ronda gala, el tercero en su carrera con los otros dos que conquistó en el Giro.

 

 

No pudo batir a Froome, extraterrestre otro año más en el tour. El británico conquista su cuarto título en Francia. Llegó tercero en una crono que se llevó el polaco Bodnar. Urán cruzó la meta octavo, a 31 segundos de Bodnar. Cumplió las expectativas batiendo al francés Bardet, más débil en este estilo, y que por poco no acaba perdiendo el tercer puesto en favor de Landa.

 

 

Salvo en el susto que metió en el cuerpo a todos los colombianos, midiendo mal en una curva en la que acabó chocando con las vallas, no tuvo problemas para alcanzar su objetivo.   

 

 


 

 

El segundo puesto de Urán es el cuarto podio para Colombia en el Tour. Parra -tercero en 88- y Nairo -segundo en 2013 y 2015- ya habían probado la sensación de estar en el triple escalón de los Campos Elíseos. 

 

 

Rigo ha cogido este año el testigo de Quintana, favorito de Colombia para la prueba y que demostró en este año que también es humano. El de Boyacá finaliza 12º en este Tour. El 2017 no será un año recordado para él desde luego, pero servirá como aprendizaje y como una alerta para llegar en las mejores condiciones la próxima campaña. Sus piernas no rindieron al nivel que su mente exigió. Aguantó con dignidad el recorrido y ahora, pasado el temporal, analizará con paciencia lo sucedido.

 

Rigo, ante el día más importante de su carrera deportiva

Rigoberto Urán está ante las 24 horas más importantes de su carrera. El ciclista de Urrao, tiene marcada en rojo la fecha de mañana. La contrarreloj individual de Marsella en la que pretende dar el hachazo definitivo al Tour de Francia 2017.

 

Por delante, 22,5 kilómetros de crono. Por primera vez en su historia la etapa iniciará y finalizará en el Velodrome de Marsella. Un lugar idóneo para que Rigo saque otra de sus mejores virtudes en un estilo que le favorece. Vencer a Froome se antoja imposible. Está a 29 segundos, y el colombiano no cesará en su lucha por la victoria hasta el último metro. Lo que sí entra dentro de las cuentas es que venza los seis segundos que tiene de diferencia con Bardet, y alzarse así al menos con el segundo puesto.

 

 

“Diría que es la crono más importante que he disputado, al llegar al último día tan cerca de conseguir la victoria. Es la crono más importante que voy a disputar. Mañana es el día más importante de mi carrera”, dijo hoy en la víspera de la prueba.

 

 

Rigo confía en sus piernas. Viene haciendo el mejor Tour de su carrera, se siente pleno y lleno de fuerzas para una etapa que encaja a la perfección en su estilo. “Es una contrarreloj diferente. Me defiendo bastante bien. Espero que mañana me salga una buena crono“, confesó.

 

 

Sin miedo, Rigo ya no teme a nadie en la carrera. Ha desafiado a todos los favoritos de esta vuelta y mañana refrendará su desparpajo en la crono. “La historia no importa, lo que importa es el presente y lo que venga mañana. Froome es muy buen corredor, va muy bien”.

Rigo regala un podio a Colombia en la fiesta de la Independencia

Rigoberto Urán brindó su propio homenaje a la fiesta de la Independencia, con un nuevo asalto al trono de los Campos Elíseos en la decimoséptima etapa. El de Urrea tiene medio asegurado el podio en este Tour, y mira con los caninos largos el maillot amarillo. Aun restan tres jornadas, con una contrarreloj individual de por medio. La mayor parte de expertos dan por hecha una nueva de victoria de Froome en la ronda gala. Pero tras lo visto este año, nada parece imposible para Rigo.

   

 

El ciclista colombiano exhibió buenas piernas en la decimoctava etapa. Llegó con los favoritos, entre los que se coló un Atapuma-segundo-  que también quiso honrar la bandera. Rigo perdió dos segundos con Bardet y Froome. Lo importante es que tiene su puesto en el podio casi garantizado. Mikel Landa, alabado hasta por su jefe de filas en este sorprendente Tour que viene haciendo, se queda a más de un minuto. Ventaja suficiente para aguantar en la crono del sábado en Marsella. 

 

Tampoco se puede descartar la sorpresa. Foome está bien encaminado para su cuarto Tour, pero Rigo pondrá todas sus fuerzas en la contrarreloj decisiva. 29 segundos le separan del británico. Tan solo seis de Bardet, al que acecha con peligro para quitarle el segundo puesto. Sobre el papel parece imposible. Probabilidades, escasas. Las apuestas no creen en él, pero son las mismas que a principio de la prueba lo colocaban fuera del grupo de favoritos.

 

 

Ahora Rigo, incontrolable y con su clásico desparpajo por delante, está en el podio con el pecho hinchado. Con todo a favor para lograr un premio que el ciclismo colombiano se merece en este Tour 2017. El Tour en el que Nairo se hizo humano. También el de Boyacá se levantará de esta dura derrota, en la que su cerebro marcó metas más allá de donde sus piernas le dieron.  Su bandera la ha recogido un Rigo, que en el día de la Independencia volvió a llenar orgullo a todos los colombianos.

Nairo llama a la mesura después del hundimiento en el Tour

Nairo Quintana quiso aclarar las polémicas palabras que su padre tuvo un día antes criticando duramente la estrategia de preparación del equipo Movistar para este año. “Lo están quemando, no debió correr Giro y Tour”, dijo Luis Quintana. Su hijo, en cambio, no comparte ese discurso derrotista.

 

Nairo reconoce la evidencia de que correr el Giro este año antes le ha mermado de facultades para llegar en plenas condiciones al Tour. Es una obviedad que nadie puede negar: “Sin el Giro hubiera estado al ciento por ciento. Para otro año estaré en excelentes condiciones para disputar al Tour”, dijo. Para Nairo, el lapso para descansar entre una y otra prueba fue escaso: “Hizo corto el tiempo de recuperación entre el Giro y el Tour”.

 

Eso sí, el joven corredor de Boyacá quiso desvincularse de las palabras de su padre. “Hace unos días que no hablo con mi padre. Tiene sus conceptos, lo que la gente le dice, se deja emborrachar por elogios de la gente. Cuando estamos delante y ganando nadie dice nada y todo es perfecto. Creo que fueron palabras de rabia, del momento, no es para darle importancia”, explicó.

 

Nairo, que ha acostumbrado a Colombia a estar siempre en los primeros puestos de las pruebas en las que corre, quiso hacer ver a la gente que antes de llegar a la victoria deben pasar y aprender de las derrotas. “Algunas veces son gente que no entiende, que no ha montado en una bicicleta, que no sabe lo que es sufrir, hacer sacrificios para conseguir las cosas. Llevamos un año muy bueno para mí y para el equipo. Lamentamos la caída de Alejandro (Valverde), si no estaríamos de otra manera”, aclaró.

 

 

Nairo no quiere buscar excusas para el hundimiento que ha sucedido en este Tour. Lo toma como algo normal en este deporte y prefiere seguir adelante. “He trabajado y no han salido las cosas por una u otra razón. No lo sabemos, pero he trabajado para estar bien”, confesó.

 

 

Para Nairo no ha sido un Tour fácil ni nada menos. Es la primera vez que prueba ampliamente el sabor de la derrota. De ahí que también el haya pasado por un tramo duro estos días. “No es ni bueno, ni bonito, ni fácil que te duelan las piernas más de lo normal. Más cuando no estás acostumbrado. Hay que aceptarlo y terminar de la mejor manera, dignamente”.

 

 

Ahora el mejor representante colombiano en la ronda gala es Rigoberto Urán. Nairo lo ve en condiciones de acabar en el podio de los Campos Elíseos: “Si tiene buenas piernas y una buena estrategia que le pueda favorecer puede subir en el podium. Es uno de los mas fuertes de los que están ahí cerca. Creo que piernas tiene para hacerlo, habrá que ver las estrategias”.

 

Evidentemente Nairo tiene la rabia de haber perdido una oportunidad en el Tour más igualado de los últimos años. El Sky ha tenido más dificultades que en otras ediciones: “Se ha visto la superioridad de un equipo pero no ha sacado las diferencias de otros años. Es un Tour bastante interesante. Cualquiera de los que está arriba puede pelear por ganar”.

Rigo se acerca al podio, Froome recupera el maillot amarillo

Jornada de cambios en la llegada a Rodez. Chris Froome le vuelve a arrebatar el maillot amarillo a Fabi Aru. El italiano se quedó cortado en al cota de Sant Pierre y no pudo evitar el ataque final del de Sky. El británico además le endosó una nueva diferencia de 18 segundos en la General, antes de las decisivas etapas de los Alpes.

 

La 14ª etapa se tomaba como una jornada de intermedio entre los Pirineos y los Alpes. Su final con pendientes provocó que varios de los favoritos dieran el hachazo, dejando rezagado al líder y cambiando la situación de cabeza.

 

Rigoberto Urán fue otro de los beneficiados del día. Llegó en el mismo tiempo que el británico, lo que le permite acercarse un poco más al podio. Sin hacer ruido, Rigo desmotró que es un candidato firme a subirse al podio en los Campos Elíseos. Tendrá que hacer el último esfuerzo en los Alpes para lograr su objetivo. Se sitúa a 29 segundos del líder y a 6″ del podio.

 

Es la mejor carta que le queda a Colombia en este Tour, con un Nairo que anda muy lejos de su mejor forma por el sacrificio del Giro. El de Boyacá se dejó nuevamente 21 segundos después de la remontada que protagonizó en la jornada de ayer. Está a 2′ 22″ de la cabeza, pero aún tendrá piernas para dar guerra en la montaña.