150 mil familias se beneficiaron con los programas de RSC del BBVA


Con iniciativas enfocadas al apoyo a educación, emprendimiento, deporte y cultura BBVA benefició en 2017 a más de 150.000 familias de 300 municipios y ciudades del país, especialmente con programas como Escuela para el emprendimiento, Educación financiera, becas en formación tecnológica y superior y patrocinios a jóvenes talentos del deporte en las que hizo una inversión superior a los 7.500 millones de pesos.

 

Para Mauricio Flores Marín, director de Responsabilidad Corporativa de BBVA Colombia, “2017 permitió la consolidación de nuestro plan de responsabilidad corporativa a través de sus iniciativas de apoyo a la educación de niñas y niños de sectores vulnerables en ciudades y municipios de todo el país reafirmando el propósito de BBVA de ser el Banco de la educación en Colombia”, ha dicho Flores.

 

Eugenia*, es una niña de 10 años de edad que todos los días para ir y volver a la única escuela que existe en donde vive, recorre en bicicleta las polvorientas calles de su natal Tierrabomba, una isla que a escasos minutos de la sofisticada Cartagena de Indias, presenta todos los males del desequilibrio social y del abandono estatal combinados: problemas medioambientales, falta de escolaridad, inexistencia de centros de salud y cero oportunidades de desarrollo para sus jóvenes.

 

Ella, luce orgullosa su vestuario de baile y su morral con útiles escolares. Ambos, entregados por BBVA como parte de sus estrategias de responsabilidad corporativa y dentro de un programa que adelanta con la fundación World Coach Colombia a través de la cual busca con el deporte y la cultura aportar a la creación de oportunidades para niñas, niños y jóvenes de esta isla y de otras regiones del país.

 

En el marco de esta iniciativa el “profe” Belmir Caraballo, un folclorista y coreógrafo de tiempo completo que desde la investigación trabaja en la recuperación de los ritmos ancestrales que desde los tiempos de la Colonia, llegaron a esta isla con los esclavos africanos y desde allí pasaron luego al continente: el currulao, el mapalé y la champeta, entre otros.

 

Este profe, al igual que cerca de 100 docentes más en varios municipios y corregimientos en todo Colombia por medio del fútbol y la cultura han logrado que más de 5.000 niños crezcan en las aulas o en las canchas bailando o practicando deporte en sus tiempos libres ofreciéndoles opciones reales de utilización del tiempo libre.

 

Por eso para BBVA la educación es el eje sobre el que se articulan sus políticas de responsabilidad corporativa y en 2017 con una inversión de $7.500 millones logró beneficiar a más de 150 mil familias en todo el país a través de iniciativas como Escuelas para el Emprendimiento, Educación Financiera, programas de becas en formación tecnológica y superior y de fortalecimiento académico, entre otras.

 

Emprendimiento desde la secundaria

 

Escuela para el emprendimiento BBVA, es un centro de entrenamiento en finanzas personales y emprendimiento para jóvenes que se encuentran en edad escolar y para sus maestros que tienen la oportunidad de recibir un diplomado en Finanzas; y que tiene como propósito fundamental, formarlos en el manejo adecuado del dinero, impactando su proyecto de vida e incentivándolos a la creación de negocios productivos en su colegio, generando ideas innovadoras y permitiendo que al finalizar su educación secundaria tengan la opción de encontrar un proyecto auto sostenible.

 

Avances 2017:

 

Estudiantes beneficiados: 120.000

Docentes capacitados: 1010

Ideas de negocio proyectadas: 7.000

Departamentos beneficiados: 12

 

Educación financiera

 

En 2017 el programa de Educación Financiera, celebró el cierre de un ciclo de cinco años, presentado un nuevo diseño su aula móvil que dotada con tecnología de punta, brinda posibilidades de dictar talleres de manera simultánea a 30 personas y que por medio de la Maleta Viajera que almacena 30 tabletas en la que las personas interesadas desarrollan sus experiencias enfocadas en finanzas personales y que con la asesoría de un capacitador permite dictar el taller en sitio distinto al del aula móvil.

 

Educación Tecnológica

 

BBVA y la Fundación Plan reanudaron en 2017 su programa Plan de Becas BBVA que favorece a más 170 jóvenes en situación de vulnerabilidad de Sincelejo, Cartagena y Tumaco, Nariño que podrán estudiar carreras de formación tecnológica en áreas como Cocina y bar, Mantenimiento de computadores, Asistencia en primera infancia y Secretariado, entre otras, que les permite fortalecer sus competencias laborales para acceder a mejores empleos y mejores salarios.

 

Fortalecimiento educativo

 

En alianza con la Corporación Manos Visibles, en 2017 BBVA desarrolló por segundo año consecutivo el programa Educapazcífico, un proyecto que busca el fortalecimiento académico de los estudiantes de grados 10 y 11 del Pacífico colombiano (Buenaventura, Tumaco y Quibdó) con el objetivo de mejorar sus competencias básica y de eta forma lograr que más estudiantes de esta región del país puedan acceder a programas como Ser pilo Paga o a otros que tienen las universidades del país dirigidos a poblaciones vulnerables.

 

Al cierre del programa un grupo de estudiantes de Buenaventura, logró pasar las pruebas que exige la Universidad Nacional, en donde estudiarán carreras relacionadas con Ingeniería. En total se han impactado 900 estudiantes y 140 docentes de 16 Instituciones Educativas que mejoraron sus competencias en las áreas de matemáticas y lenguaje, bajo el enfoque de aprendizaje activo y más de 300 estudiantes de grado 11 que trabajaron en la construcción de su proyecto de vida.

 

Talentos deportivos

 

Sofía Gómez Uribe, una apneista que en una semana logró romper dos veces la marca mundial de profundidad con aletas en Dominica y en el Mundial de Apnea de Honduras alcanzó dos platas y un bronce encabeza la lista de los deportistas que con el apoyo de BBVA se destacaron durante 2017, seguida de Francisco Sanclemente, un atleta en silla de ruedas que lo ganó todo: Madrid, España; Buenos Aires, Argentina; Miami, EE.UU. y en Colombia alcanzó diferentes podios.

 

También se destacaron, Honey Ospina, una taekwondista que en el Mundial de Irlanda de la disciplina alcanzó el oro en la modalidad de figuras, venciendo a más de 30 rivales de distintas nacionalidades, las judocas de Jamundí, llamadas las “gemelas de oro”, Catalina y Valeria Guerrero que lograron medalla de plata en el Sudamericano de Perú y el patinador Andrés Felipe Muñoz que en el Mundial de Patinaje de China logró oro y plata en las modalidades de velocidad.

 

Hay que mencionar el gran papel desempeñado por la “selección BBVA” que participó en los Juegos Bolivarianos de Santa Marta, en donde los triatletas Maira Vargas, Carlos Quinchará, Eduardo Londoño y Sebastián Rubio; el nadador Jorge “la trucha” Murillo y el patinador Andrés F. Muñoz sumaron medallas a la bolsa colombiana que la convertiría en campeona de las justas.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook Twitter

 

Más allá de la reputación corporativa

Las prácticas socialmente responsables se consolidan como un factor diferenciador de mercado. Pero más allá de ello, empiezan a ser reconocidas por los gobiernos de las empresas como la única forma posible de lograr la sostenibilidad del negocio, en tanto esta depende de la sostenibilidad de la sociedad en la que operan.

 

Para el año 2016 y por segundo año consecutivo, el Grupo Bancolombia ocupó el primer lugar en percepción de responsabilidad social, seguido del Grupo Nutresa, Alpina, Cemento Argos y finalmente en quinto lugar el Grupo EPM, según el ranking de percepción de Responsabilidad Social publicado por él El Monitor Empresarial de Reputación Corporativa Merco. Sin embargo, los resultados de este estudio de percepción muestran que el reto real está en que las pequeñas y medianas empresas del país se involucren en esta tarea, puesto que estas estas componen más del 90% de las empresas en Latinoamérica y en Colombia.

 

La inclusión de la responsabilidad social en la cadena de valor es un reto para el que no todos los empresarios están preparados; la incorporación de prácticas socialmente responsables es un factor diferenciador que aún se percibe como obstáculo para muchos empresarios y por ello, hoy en día, la academia continúa preparando a un sector exclusivo de profesionales –Especialistas en Responsabilidad Social Empresarial– capaces de diseñar estrategias que vinculen a todos los grupos de interés y que a partir del core de su negocio contribuyan a conseguir una sociedad más justa y equitativa. Las PYMES colombianas pueden convertirse en actores más proactivos en el desarrollo social al tiempo en que consiguen mejor posicionamiento en el mercado.