El indulto de Kuczynski a Fujimori, bajo sospecha de ser un acuerdo político

El indulto concedido por el presidente de Perú, Pedro Pablo Kuczynski, al encarcelado exmandatario Alberto Fujimori, quien cumplía una condena de 25 años de prisión por violaciones a los derechos humanos, está bajo serias sospechas de ser un acuerdo político que beneficia a ambos políticos.

 

El aparente trato permitió a Kuczynski seguir en el sillón presidencial tras salvarse de ser destituido por el Congreso la semana pasada gracias a los votos de un pequeño sector del fujimorismo, y a cambio Fujimori obtuvo el domingo la libertad tras diez años de infructuosos intentos por salir de la cárcel.

 

Kuczynski, que se ha pasado su primer año y medio de mandato asfixiado por la presión del fujimorismo, que controla el Congreso con mayoría absoluta, se salvó el jueves pasado, contra todo pronóstico, de una moción del parlamento para destituirlo gracias a una decena de fujimoristas que lo apoyaron en contra de la postura del resto de su bancada.

 

Esos parlamentarios fueron liderados por Kenji Fujimori, hijo menor de Alberto Fujimori, quien en ocasiones anteriores ya había solicitado abiertamente a Kuczynski el indulto para su padre.

 

Solo tres días después de esa votación, Kuczynski anunció el indulto horas antes de la Navidad, lo que polarizó en tan señalada fecha a una sociedad peruana dividida casi a partes iguales entre fujimoristas y antifujimoristas.

 

Lo hizo a costa enervar e indignar a los votantes que lo apoyaron en las elecciones del pasado año con la única pretensión de que no ganara Keiko Fujimori, hija del exmandatario y líder del partido Fuerza Popular, e hiciera lo mismo que él ahora ha concretado: indultar a su padre.

 

Lo concedió, además, a pesar de haber negado esa posibilidad casi hasta el último minuto mediante sus personas cercanas, como la primera ministra, Mercedes Aráoz, quien el día de la votación aseguró que el Gobierno no negociaba indultos.

 

Aunque la gracia presidencial está fundamentada en una supuesta enfermedad no grave, degenerativa e incurable, pero que puede agravarse en prisión, el presidente del Instituto de Democracia y Derechos Humanos de la Pontificia Universidad Católica del Perú (IDEHPUCP), Salomón Lerner, aseguró hoy a Efe que es evidente la existencia de un trato político, “un toma y daca”.

 

“Hasta al menos reflexivo de los peruanos vincula de inmediato el apoyo a Kuczynski de una parte de los fujimoristas con el indulto”, comentó Lerner, quien presidió la Comisión de la Verdad y la Reconciliación (CVR), que investigó el conflicto interno que asoló Perú entre 1980 y 2000, período que abarca el mandato de Fujimori.

 

Lerner recordó que el exgobernante fue condenado por delitos de lesa humanidad, como autor mediato (con dominio del hecho) en el asesinato de 25 personas en las matanzas de Barrios Altos (1991) y La Cantuta (1992), a cargo del grupo militar encubierto Colina, además de por el secuestro de un periodista y un empresario en 1992.

 

Se trata de delitos que la ley internacional considera imprescriptibles y, a criterio de Lerner, su sanción no puede ser modificada, más aún cuando se trata de un emblemático caso de abuso desde el máximo cargo de poder de un Estado.

 

Para el especialista, se trataba además de un caso simbólico de justicia por las numerosas violaciones y crímenes cometidos por las fuerzas del Estado durante el mandato de Fujimorti, entre 1990 y 2000, y cuyos autores materiales no suelen identificarse por la opacidad del Ejército y otros círculos oficiales.

 

Tampoco es idóneo hablar de un perdón, según Lerner, pues Fujimori siempre se declaró inocente de los delitos y crímenes por los que fue condenado y nunca mostró arrepentimiento, como tampoco por acciones autoritarias como el “autogolpe de Estado” de 1992.

 

En su decisión de otorgar el indulto, Kuczynski también libró a Fujimori de ser procesado próximamente por el caso Pativilca, otra matanza del grupo Colina en la que perecieron seis personas, al haber incluido ese “derecho de gracia”.

 

Fujimori, de 79 años, se ha pasado los once últimos años de su vida recluido por delitos de lesa humanidad y corrupción cometidos cuando estaba en la Presidencia, a la que renunció por fax desde Japón en 2000, pero cinco años más tarde fue detenido en Santiago de Chile y extraditado a Perú para ser juzgado.

Kuczynski concedió el indulto humanitario al expresidente Fujimori

El presidente de la República, Pedro Pablo Kuczynski, concedió el indulto humanitario al expresidente Alberto Fujimori, quien purgaba condena desde el 2009 por delitos de lesa humanidad.

 

El anuncio se hizo mediante un comunicado oficial, emitido a través de la Secretaría de Prensa de Palacio de Gobierno.

 

El Presidente de la República, en uso de las atribuciones que le confiere la Constitución Política del Perú para tales fines, ha decidido conceder el indulto humanitario al señor Alberto Fujimori Fujimori y a otras siete personas que se encuentran en similar condición siendo las 18:00 horas del 24 de diciembre del 2017″, señala el documento.

 

Asimismo, refiere que el 11 de diciembre pasado, el expresidente Fujimori presentó ante el Instituto Nacional Penitenciario (INPE), una solicitud de indulto y derecho de gracia por razones humanitarias.

 

“Dicha solicitud, suscrita por el propio interno activó el mismo día el proceso reglamentario previsto para estos fines”, agrega.

 

De igual modo, señala que una junta médica oficial realizó una evaluación a Fujimori Fujimori, determinando que “padece una progresiva, degenerativa e incurable y que las condiciones carcelarias significan un grave riesgo a su vida, salud e integridad“.

 

“Siguiendo el procedimiento regular, el informe de la junta médica fue elevado a la Comisión de Gracias Presidenciales la cual recomendó al Presidente de la República, en consideración al estado de salud del interno y de otros siete internos más, conceder el indulto por razones humanitarias”, añade.

Kuczynski elude destitución en sorpresiva victoria ante el Congreso

El presidente de Perú, Pedro Pablo Kuczynski. Foto: AFP


El presidente peruano, Pedro Pablo Kuczynski, eludió el jueves una destitución en el Congreso, donde la oposición no consiguió votos suficientes para removerlo del cargo por sus lazos con la brasileña Odebrecht, una sorpresiva victoria que podría acarrear un costo alto para su ya debilitado gobierno.

 

Kuczynski habría logrado dividir al grupo opositor con la promesa de liberar al exmandatario Alberto Fujimori, padre de la lideresa del partido Fuerza Popular y que cumple una condena por abusos a los derechos humanos, según una importante legisladora del partido “fujimorista” que domina el Congreso.

 

A la oposición le faltaron 8 votos para aprobar el pedido de remoción de Kuczynski por el parlamento unicameral de 130 miembros.

 

“Peruanos. Mañana empieza un nuevo capítulo en nuestra historia: reconciliación y reconstrucción de nuestro país. Una sola fuerza, un solo Perú”, escribió el presidente en su cuenta de Twitter después de la votación en una larga sesión que comenzó con Kuczynski defendiéndose ante los legisladores.

 

La presentación del mandatario en el Congreso para asumir su defensa por una serie de pagos recibidos de la constructora Odebrecht a firmas consultoras vinculadas a él, había coincidido con un pedido formal del encarcelado expresidente Fujimori para que se le conceda la libertad, presentado ante una comisión que lidera Kuczynski.

 

Aunque el gobierno negó la posibilidad de un acuerdo con el partido Fuerza Popular para evitar la destitución a cambio de la liberar a Fujimori, observadores creen que se discutió tras bambalinas. El expresidente de 79 años está cumpliendo desde 2007 una condena de 25 años de reclusión.

 

Casi toda la oposición había dicho que votaría por la salida de Kuczynski, un escenario que la mayoría de los peruanos apoyaba según un reciente sondeo de IPSOS.

 

“Mis colegas tendrán que explicarnos sus votos pero tengo entendido que han hablado con muchos de ellos ofreciéndoles la libertad del presidente Fujimori”, afirmó la legisladora Cecilia Chacón de Fuerza Popular. “Vamos a ver si cumplen o no cumplen”.

 

Poco después de la votación, decenas de simpatizantes del mandatario llegaron hasta su casa en un barrio residencial de Lima para felicitarlo. Kuczynski salió sonriendo, los saludó alzando la mano y hasta se animó a dar unos pasos de baile.

 

Pero la inesperada victoria de Kuczynski, un exbanquero de 79 años, podría significar que tendrá que conceder más espacio a la oposición para mantener la gobernabilidad y lograr hacer las pases con el Congreso, con la mira en los tres años que le quedan de mandato.

 

“Estoy segura que no va a haber ningún acto de soberbia de nuestra parte y más bien siempre va a haber apertura al diálogo”, dijo la primer ministra Mercedes Aráoz tras la sesión.

 

En su discurso en el Congreso, el mandatario reiteró que su empresa consultora Westfield Capital, que trabajó alguna vez con la constructora Odebrecht, nunca contrató con el Estado y que nunca incurrió en un conflicto de intereses.

 

Sin embargo, Kuczynski admitió que Westfield Capital recibió depósitos de Odebrecht por asesorías cuando era ministro pero que había entregado la gestión de la firma a su entonces socio, el empresario chileno Gerardo Sepúlveda.

 

“Nunca participé en las asesorías, ni realicé ningún tipo de gestión de intereses mientras fui ministro”, sostuvo Kuczynski acompañado de sus dos vicepresidentes.

 

Odebrecht informó la semana al Congreso peruano que transfirió 4,8 millones de dólares a consultoras vinculadas a Kuczynski, y pagó a una de ellas cuando era funcionario del Gobierno del expresidente Alejandro Toledo.

 

Odebrecht implicó a los expresidentes Ollanta Humala y Toledo, acusados de sobornos. Humala está en prisión a la espera de un juicio y Toledo -que vive en Estados Unidos- tiene una orden de captura con fines de extradición.

 

Una destitución de Kuczynski era el peor escenario para los mercados financieros del país minero, que está dando señales de una recuperación económica, por lo que se espera una reacción positiva el viernes.

 

“Kuczynski pasó la valla, pero está quedando muy debilitado“, dijo el legislador opositor Víctor García Belaunde.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook Twitter

 

"La Constitución y la democracia están bajo ataque": Presidente de Perú

El presidente de Perú, Pedro Pablo Kuczynski, sostuvo en las últimas horas que la Constitución Política del Perú y la democracia están bajo ataque, a pocas horas de resolverse en el Congreso de la República de ese país el pedido de vacancia admitido en su contra.

 

Estamos bajo un golpe, bajo el disfraz de interpretaciones legales, supuestamente, legítimas, pero las intenciones de nuestros opositores quedan desenmascaradas por su comportamiento apresurado y abusivo”, comentó el mandatario, en un Mensaje a la Nación.

 

Fue en referencia a lo que llamó “el ataque” a instituciones como la Presidencia de la República, la Fiscalía y el Tribunal Constitucional, cuyas autoridades han sido cuestionadas en su desempeño por representantes del Congreso.

 

Defensa de la democracia

 

En su opinión, ello constituiría no solo un golpe político, sino también un golpe económico al Perú, pues el país está a punto de recuperar el dinamismo perdido hace más de tres años.

 

Desde el Salón Túpac Amaru, de Palacio de Gobierno, Pedro Pablo Kuczynski, aprovechó para ratificar su compromiso con la defensa de la democracia, y aseguró que lo hará con todo su empeño, corazón y patriotismo.

 

“Soy una persona transparente, alguien que jamás ha cometido un acto de corrupción en toda su vida”, aseveró, acompañado por los vicepresidentes de la República, Martín Vizcarra y Mercedes Aráoz, con quienes -dijo- acudirá este jueves al Congreso para exponer su defensa.

 

Agregó que sostendrá con total convicción su compromiso con el país y defenderá su capacidad moral para continuar sirviendo a los peruanos hasta el final de su mandato, que debería de culminar en julio de año 2021.

 

Consideró, asimismo, que no es favorable para el Perú “regresar a la dominación de un solo grupo que maneje todo el país a su antojo”.

 

Equilibrio de poderes

 

En ese sentido, exigió el respeto a la decisión popular que dispuso “un equilibrio de poderes” entre el Congreso y el Ejecutivo, “sin que haya uno dominante”, y lamentó que el país tenga que ser sometido a una crisis política que no corresponde a la realidad que vive.

 

Por ello, el Jefe del Estado afirmó que su presentación ante el Congreso será “con tranquilidad de conciencia, firmeza de espíritu y fe en nuestras instituciones democráticas”.

 

“Se trata de una convicción que mis dos vicepresidentes comparten, porque ninguno de los dos quiere ser parte de un gobierno que nazca de una maniobra injusta y antidemocrática”, enfatizó, dejando entrever que, si este jueves es vacado, Vizcarra y Aráoz no seguirían en el poder.

 

El mandatario aseveró que tanto él como su abogado, Alberto Borea, responderán “con claridad puntual” a las acusaciones de un sector del Congreso.

 

“Haré frente en forma resuelta a esas acusaciones, pero ahora siento que lo más importante, lo central, es hablarles a ustedes compatriotas”, agregó.

 

Pide disculpas

 

En esa línea, Kuczynski expresó sus disculpas a la ciudadanía “con claridad de mente y dolor de corazón” por no haber sido lo suficientemente cuidadoso y prolijo en el orden y registro de todas sus actividades.

 

“No he sido suficientemente ordenado con mis archivos y memorias (…). Lo reconozco y lo lamento profundamente”, indicó el presidente de la República.

 

Sin embargo, consideró que ser descuidado y desprolijo es un defecto para él, pero no una herramienta de deshonestidad, y mucho menos de delito.

 

Estimó, además, que otro error fue “esperar algo distinto” de sus opositores políticos.

 

“Muchos me aconsejaron que a la primera censura respondiera con una cuestión de confianza. No los escuché y asumo mi responsabilidad. Decidí optar por el diálogo, no por la confrontación. Hoy, sin embargo, todos estamos viendo las consecuencias de esa decisión”, prosiguió.

 

Actitud agresiva

 

En otro pasaje de su alocución, Kuczynski también comentó que los peruanos “han sido testigos de la actitud agresiva de la mayoría opositora que controla el Congreso”, y de la disposición al diálogo con la que él conduce su gobierno.

 

“En los primeros 15 meses, cinco de mis ministros fueron censurados o forzados a renunciar, un verdadero récord histórico. No somos perfectos, por supuesto. Pero ahora es evidente que desde un principio se buscaba llegar a lo que está ocurriendo hoy”, resaltó.

 

De la misma forma, el gobernante dio detalles de su relación con la empresa Westfield Capital, de la cual se ausentó entre los años 2001 y 2006, periodo en el que ocupó el cargo de ministro.

 

Refirió que dicha empresa dio servicios financieros técnicos a varios clientes, sin que él participara en ninguna de esas actividades.

 

“Nunca se trató de una empresa creada con el fin de esconder dineros mal habidos. Existe desde 1992, y no está en ningún paraíso fiscal, está en Estados Unidos. Todos sus ingresos han sido bancarizados y han pagado impuestos tanto en el Perú como en Estados Unidos”, dijo.

 

Apuntó, en tal sentido, que se trata de una empresa completamente limpia.

 

Finalmente, el Jefe del Estado invocó a los peruanos a confiar en él, pues -dijo- a lo largo de su vida personal y profesional nunca tuvo que ver con actos de corrupción, deshonestidad o delitos.

 

“Quiero decirles, con todo mi corazón, que, si ustedes me apoyan, su confianza no será defraudada. Afirmo con toda la solemnidad y gravedad del juramento que, entre mis defectos, jamás he tenido el de la corrupción, la deshonestidad o el delito”, puntualizó.

 

El pleno del Congreso aprobó el viernes la admisión de la Moción del Orden del Día en la que se solicita declarar la vacancia del presidente Pedro Pablo Kuczynski.

 

Luego de más de cinco horas de debate, la moción para la vacancia presidencial por “incapacidad moral permanente”, recibió el respaldo de 93 parlamentarios y el rechazo de 17 congresistas.

 

De acuerdo al titular del Parlamento, Luis Galarreta, el siguiente paso será citar al presidente Kuczynski el jueves 21 de diciembre a las 09:00 horas para que se presente ante la Representación Nacional y ejerza su derecho a la defensa.

Paolo Guerrero jugará en el Mundial de Rusia 2018

El delantero peruano Paolo Guerrero jugará en el Mundial de Rusia 2018 luego que el Comisión de Apelaciones de la FIFA decidió rebajarle el castigo de 1 año a seis meses, así lo reveló el abogado Pedro Fida.

 

Según su defensor, la suspensión se cumplirá el 3 de mayo del 2018, lo que le permitirá participar con la selección peruana en los partidos amistosos y en el Mundial. Recordemos que Guerrero cumple sanción desde el 3 de noviembre.

 

La Comisión de apelaciones de la FIFA le redujo la sanción a Paolo Guerrero, quien, de esta manera, llegaría a disputar el Mundial Rusia 2018, de la mano de Ricardo Gareca.

 

La defensa legar del jugador peruano aún intentará una absolución total en el Tribunal Arbitral del Deporte (TAS).

 

“Seguiremos luchando hasta el final para lograr absolución. Se puede lograr eso. Guerrero es inocente y quedará demostrado ante el Comité de Justicia”, dijo Pedro Fida, abogado de Paolo Guerrero.

 

El delantero nacional recién podrá regresar a los entrenamientos un mes antes que se cumpla su suspensión.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook Twitter

 

Presidente de Perú se atornilla en su puesto tras escándalo Odebrecht

El presidente de Perú, Pedro Pablo Kuczynski, aseguró que no abandonará la Presidencia por el escándalo de corrupción en torno a Odebrecht después de que la constructora brasileña revelara un supuesto pago de 4,8 millones de dólares a dos empresas de asesoría vinculadas al mandatario.

 

El dirigente peruano insistió en que no ha incurrido en ningún tipo de delito y ha destacado que, aunque él era el dueño de la empresa Westfield Capital –a la que Odebrecht realizó cinco pagos entre 2004 y 2006–, él no la gestionaba durante tales fechas.

 

“Estoy aquí para decirles que no voy a abdicar ni a mi honor, ni a mis valores, ni a mis responsabilidades como presidente de todos los peruanos”, aseguró Kuczynski, quien se reunió en las últimas horas con varios miembros del Gobierno para evaluar la situación y fijar una hoja de ruta.

 

Asimismo, el mandatario hizo hincapié en que es un “hombre honesto” que está “dispuesto a defender la verdad ante la comisión investigadora del Congreso y ante la Fiscalía”. “Voy a pedir el levantamiento del secreto bancario, lo digo muy claro, pido el levantamiento del secreto bancario para que revisen todo lo que quieran”, afirmó.

 

La constructora brasileña informó el miércoles al Congreso de Perú de que habría realizado un pago de unos 4,8 millones de dólares entre el 2004 y el 2012 a dos empresas de asesoría vinculadas al ahora presidente del país.

 

De acuerdo con el informe recibido por la cámara, Odebrecht habría realizado cinco pagos a la empresa Westfield Capital por un total de 752.000 dólares entre 2004 y 2006, años en los que el presidente peruano se encontraba al frente de la cartera de Economía.

 

La compañía figura como una empresa unipersonal de asesoría de banca de inversión en la declaración de intereses presentada por Kuczynski en enero de 2017. La última transacción de la firma de asesoría se produjo en 2007.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook Twitter

 

¡Bienvenido Perú a Rusia 2018!

Los dirigidos por el argentino Ricardo el “Tigre” Gareca, tras un trasegar difícil en la Eliminatoria Sudamericana logró ser el último clasificado al Mundial de Rusia 2018 tras 36 años.

 

Luego de empatar sin goles en Nueva Zelanda, Perú llegó con la expectativa de definir el repechaje en el Estadio Nacional de Lima.

 

El marcador lo abrió Jefferson Farfán al minuto 27, antecedido por varias opciones de gol ocasionadas por los incas. Para el segundo tiempo, Cristian Ramos anotó el 2-0 definitivo.

 

 

En España 1982 fue a la última cita mundialista que asistió Perú, este miércoles 15 de noviembre, regresan a sentir la fiesta de vivir un mundial luego de tanto tiempo. Este será el quinto mundial en el que Perú participará

"Por Guerrero", Perú vencerá a Nueva Zelanda e irá al Mundial

Inspirados en su suspendido capitán Paolo Guerrero, Perú saldrá a proponer su mejor versión para derrotar a Nueva Zelanda, con el que se medirán en la repesca por un cupo a Rusia 2018, aseguró el mediocampista peruano Renato Tapia.

 

“Vamos a salir a dar una versión que nadie ha visto. Tenemos que salir a proponer porque somos un equipo que siempre lo ha hecho”, dijo a la prensa peruana Tapia tras finalizar su primer entrenamiento en Auckland, donde concentran antes del duelo de ida el sábado en el Westpac de Wellington.

 

Pese a que no contarán con su capitán, Paolo Guerrero, suspendido 30 días por la FIFA tras un “resultado analítico adverso” en una prueba antidopaje, el equipo peruano espera hacerse del triunfo.

 

“Todos estamos con él (Guerrero) en este momento durísimo. Por Guerrero vamos a buscar el objetivo de clasificar al Mundial”, indicó el jugador de 22 años que milita en el Feyernoord de Holanda.

 

Por su parte, el delantero André Carrillo aseguró que aprovecharán su buen juego al ras del piso para derrotar a los “kiwis”.

 

“Tenemos un grupo super alegre que tiene muchas ganas de cumplir el objetivo de lograr la clasificación (…) Es un momento complicado para nuestro capitán, y hay que apoyarlo mucho”, dijo el atacante del club Watford de Inglaterra.

 

El martes, el técnico de Perú, el argentino Ricardo Gareca, realizó su primer entrenamiento en el estadio QBE de Auckland.

 

En las practicas realizaron trabajos de estiramiento luego de las 14 horas de viaje desde la capital peruana.

 

Perú disputará su primer partido el sábado 11 de noviembre en el estadio Westpac de Wellington y el duelo de vuelta será en el Estadio Nacional de Lima, el miércoles 15.

 

Si clasifican, esperan que Guerrero haya logrado aclarar su situación con la FIFA, ya que arriesga una sanción de hasta cuatro años en caso la prueba de dopaje dé positivo.

 

La última repesca que disputó Perú fue en 1985, frente a Chile, donde la escuadra limeña perdió su opción de llegar a México-86.

 

Con la formación de un equipo sin estrellas pero sólido y de efectivo juego colectivo, Perú se encuentra en su mejor momento de las últimas tres décadas. Los incas no van a un Mundial desde España-1982.

 

Su eventual clasificación a la cita mundialista elevaría a cinco los países de la Conmebol con pasaje a tierras rusas. Ya tienen sus boletos Brasil, Uruguay, Argentina y Colombia.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook Twitter

 

La lista de Perú para enfrentar el repechaje ante Nueva Zelanda

El delantero Paolo Guerrero y el volante Christian Cueva lideran la lista de 26 convocados con la que Perú afrontará los partidos de repesca contra Nueva Zelanda, el 11 y 15 de noviembre, por un lugar en el Mundial de Rusia-2018.

 

“Vamos a salir con lo mejor que tengamos”, dijo el director técnico del equipo, el argentino Ricardo Gareca, tras leer la nómina de jugadores que encabezan Guerrero (Flamengo, Brasil) y Cueva (Sao Paulo, Brasil), durante una conferencia de prensa en la sede de la Federación Peruana de Fútbol (FPF).
 
 

Gareca descartó que dejará en Lima a una parte de la plantilla, como elenco alternativo para estar en mejores condiciones físicas para el cotejo de vuelta, porque en Wellington “el partido será difícil, complicado, y queremos ganar (allá)”.

 

“Vamos a llegar con tiempo suficiente para adaptarnos, tres o cuatro días antes” del encuentro previsto el 11 de noviembre en el estadio Westpac de Wellington, agregó.

 

“Nueva Zelanda será un rival muy duro”, acotó el seleccionador.

 

Perú, quien no disputa un Mundial desde España-82, es el último representante de Sudamérica en carrera por un boleto a Rusia. Su eventual clasificación a la cita mundialista elevaría a cinco los países de la Conmebol con pasaje a tierras rusas. Ya tienen sus boletos Brasil, Uruguay, Argentina y Colombia.

 

Esta es la lista de convocados:

 

Portero: Pedro Gallese (Tiburones Rojos de Veracruz, México), José Carvallo (UTC) y Carlos Cáceda (Universitario).

 

Defensa: Christian Ramos (Emelec, Ecuador), Luis Advíncula (Lobos, México), Aldo Corzo (Universitario), Alberto Rodríguez (Universitario), Anderson Santamaría (Melgar), Miguel Araujo (Alianza Lima), Miguel Trauco (Flamengo, Brasil), Nilson Loyola (Melgar), Luis Abram (Sporting Cristal).

 

Centrocampistas: Pedro Aquino (Lobos, México), Renato Tapia (Feyernoord, Holanda), Wilder Cartagena (San Martín), Yoshimar Yotún (Orlando City, EEUU), Sergio Peña (Granada, España), Christian Cueva (Sao Paulo, Brasil), Paolo Hurtado (Vitória Guimaraes, Portugal), Edison Flores (Aalborg BK, Dinamarca), José Miguel Manzaneda (Cantolao).

 

Delanteros: Paolo Guerrero (Flamengo, Brasil), André Carrillo (Watford, Inglaterra), Raúl Ruidíaz y Andy Polo (Monarcas Morelia, México) y Jefferson Farfán (Lokomotiv, Rusia).


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook Twitter

 

Perú es favorito ante Nueva Zelanda, según las apuestas

Perú es favorito de las casas de apuestas para partido que librará ante Nueva Zelanda en noviembre.

 

Las tres principales casas de apuestas (Inkabet, Bet365 y Bwin) iniciaron favoreciendo a Perú en partido en que se define su clasificación en Rusia 2018.

 

Tres casas de apuestas están pagando menos por un posible triunfo del Perú ante Nueva Zelanda en el primer duelo que se jugará en la ciudad de Wellington, capital del país de Oceanía, lo que indica el favoritismo del equipo peruano en este enfrentamiento.

 

De esta manera, por cada dólar que apuesta una persona las casas especializadas están pagando entre 1.55 y 1.57 dólares por el triunfo de la blanquirroja, mientras que por un triunfo de Nueva Zelanda pagan entre 5.55 y 6 dólares.

 

En cuanto a un empate entre Perú y Nueva Zelanda, las casas de apuestas pagan entre 3.75 y 4 dólares por cada dólar invertido.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook Twitter