En el papel Colombia fue el gran beneficiado en el sorteo de Rusia 2018

Figuras como Diego Maradona, Diego Forlán, Carles Puyol, Cafu, Fabio Cannavaro, Laurent Blanc y Gordon Banks, que le ayudaron a Gary Lineker en el sorteo rumbo a Rusia 2018, decretaron cómo quedaron conformados los grupos en el mundial en el país europeo.

 

El grupo de Colombia en el papel fue de los más fáciles en el papel. Sin embargo, los partidos hay que jugarlos. Colombia se instaló en el Grupo H con Polonia de Robert Lewandowski, Senegal de Niang y Mané y el Japón de Nagatomo y Honda.

 

Los demás grupos quedaron de la siguiente manera sin que quedara claramente un grupo de la muerte aunque hay grupos buenos como el de España y Portugal:

 

Estas fueron las reacciones de las figuras de la Selección Colombia:

 

 

Floja Colombia en amistoso contra Corea del Sur

En un partido donde los dirigidos por Pékerman se vieron superados en todos los ámbitos por los coreanos, Colombia cayó 2-1 en su primer juego de la gira en Asia contra Corea del Sur.

 

El marcador lo abrió Heung-Min Son, compañero de Dávinson Sánchez en el Tottenham. Colombia no supo como contrarrestar la velocidad y el orden de los orientales y estuvo cerca de recibir más goles en la primera parte. La única clara que tuvo la tricolor en el primer tiempo vino por los pies de Giovanni Moreno, tras pase de Abel Aguilar y pasó cerca del horizontal.

 

Para el segundo tiempo, el partido siguió con la misma tónica y Colombia recibió el segundo gol también hecho por Son, luego de errores secuenciales de Dávinson, Tesillo y Castellanos.

 

Solo con la entrada de Cardona, Fabra y Pardo Colombia tuvo más profundidad y descontó con gol de Cristian Zapata. Ahora Colombia enfrentará a China para completar su calendario de amistosos.

Gio Moreno se gana el puesto en la minigira europea

De la minigira por Europa y sobre todo de este último partido contra Camerún salieron bastantes vencedores, pero hay uno sobre todo que se ha ganado la confianza, en la sombra, del profesor Pékerman. Gio Moreno ha mostrado sus credenciales para optar a un puesto en el llamado que hará Pékerman para los partidos de eliminatoria que jugará Colombia en los meses de agosto y septiembre.

 

Frente a España, aprovechó su oportunidad en los 25 minutos que le concedió Pékerman. Dejó detalles de auéntico crack, una rabona para la galería y un desparpajo inusual en un jugador que hacía tiempo no viajaba con la selección y sobre el que existía cierto miedo en cuanto al ritmo con el que llegaría de una liga menor como la china.

 

 

Contra Camerún, confirmó esas buenas sensaciones. Pékerman le dio la titularidad para acompañar, esta vez sí, a James en la labor de creación del equipo. El profe lo dejó sobre el césped hasta el minuto 60. En esos dos tercios del tiempo legal, Moreno le devolvió la confianza al técnico cumpliendo a la perfección el objetivo encomendado.

 

 

Fue uno de los más verticales a la hora de generar fútbol en la zona ancha y mostró sacrificio para mantener la línea cuando el equipo demandaba trabajo en defensa.  Situado en el costado izquierdo, siempre tendía a acercarse a la zona central para ayudar a James en la creación. Sus pases filtrados entre líneas con una precisión de cirujano, ayudaron el trabajo a los centrocampistas, más de corte defensivo como Carlos Sánchez o Barrios, tanto como a los atacantes a los que encontraba siempre con línea fácil de pase. 

 

 

Su fútbol puede ayudar al combinado nacional a potenciar el fútbol de toque entre líneas, una de las falencias que se ha visto en casos como en el partido contra España, donde los nuestros tuvieron que correr durante mucho tiempo persiguiendo sombras ante la superioridad en el centro del campo español. Contra Camerún, pudo lucir más su guante en el pie izquierdo en un partido en el que Colombia llevo el peso del juego. Su buen rendimiento lo coloca como uno de los candidatos de Pékerman para ser un fijo en la convocatoria que realizará para los partidos contra Venezuela y Brasil.

James es otro con la Selección y con el Real Madrid

Poco o nada tiene que ver el semblante de James Rodríguez de estos días con la Selección al que se le ha visto en los últimos meses en el Real Madrid. El capitán de Colombia es otro en esta concentración con el combinado nacional. Feliz y sonriente las 24 horas del día, contento de vivir unos días de alivio después del calvario al que le ha acostumbrado Zidane en los últimos meses.

 

 

James no para de hacer gestos  de congratulación con el resto de jugadores y con los aficionados que se le acercan. Se le nota relajado y descansado de todo el estrés y la frustración que le ha tocado aguantar en el Real Madrid, con una situación que se ha complicado francamente y que parece apuntar a una salida del conjunto blanco en este mercado de fichajes.

 

 

Ni siquiera durante las celebraciones por los títulos de Liga y Champions se pudo ver el rostro feliz que lo acompaña en estos días allá por donde vaya. El apoyo que recibe en el núcleo de la Selección nada tiene que ver a ostracismo que ha tenido que vivir en el Bernabéu las últimas semanas.

 

 

Parece incluso que hasta las noticias de su futuro le importan bien poco en estos momentos. Es un James que disfruta de un entorno que lo cuida como su mayor figura y le da importancia que merece un jugador de su categoría. Incluso en entre el cuerpo técnico y el resto de jugadores están haciendo una labor para arroparle y para que sienta a gusto y totalmente desconectado de todos los rumores que llueven.

 

 

El ’10’ ha recuperado la sonrisa que había perdido con un grupo al que siempre regresa como una cura a todos sus males. Pékerman sabe cuál es el secreto para sacar su mejor versión: “A veces necesita de una estabilidad que a veces no la puede conseguir. A veces lo hemos recibido con frustración. Para ser feliz James tiene que sentirse realizado en su totalidad. En algún momento le faltó ese apoyo para poder conseguir lo que pretendía”.