La oposición venezolana muestra pruebas de que Maduro falsificó los resultados electorales

Cuando el Gobierno venezolano presentó los resultados de las elecciones a gobernadores estatales, con una amplia victoria oficialista de 55% a 45% y 18 estados frente a 5, la primera reacción internacional fue de incredulidad. La oposición inmediatamente denunció fraude, y la Mesa de la Unidad Democrática ha presentado las pruebas que muestran a Nicolás Maduro con las manos en la masa: numerosas actas de escrutinio de mesas que no corresponden con los resultados anunciados por el Comité Nacional Electoral (CNE), controlado por el Gobierno.

 

Las actas en cuestión han sido presentadas por el diputado Enrique Márquez y corresponden al estado Bolívar, donde el CNE dio la victoria al candidato del oficialista PSUV, Justo Noguera, por menos de 3,000 votos. Al comparar los documentos en papel, recopilados por testigos de la MUD, se comprueba que el CNE hinchó los resultados de Noguera y descontó votos al candidato opositor, Andrés Velásquez.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 Estas denuncias se suman a las de la votación el pasado mes de julio para elegir a la Asamblea Constituyente, que se ha otorgado a sí misma el poder absoluto sobre el país. La compañía que proporcionó las máquinas de votación en aquel momento, Smartmatic, acusó al CNE de inventarse “más de un millón de votos” para favorecer al Gobierno, y actas internas del CNE recogidas por Reuters mostraron más de 4 millones de votos falsos.

 

La jefa del CNE, Tibisay Lucena, insistió que el proceso se había celebrado de forma “impecable” y se mostró “llena de satisfacción” por cómo se había desarrollado la votación. Fuera del país, la UE, Estados Unidos y la mayoría de países latinoamericanos desconocieron los resultados y Colombia llamó a celebrar elecciones dirigidas por la comunidad internacional, para evitar que el Gobierno de Maduro pueda manipularlas.

 

 

 


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook Twitter

 

15 de octubre nuevo cara a cara de chavistas y oposición en Venezuela

El 15 de octubre en Venezuela se dan una nueva cita para medir fuerzas el chavismo y la oposición, esta vez por los comicios regionales del país consagrada en la Constitución de 1999, hacen de la contienda del domingo una convocatoria sobre todo simbólica.

 

Los casi 20 millones de venezolanos inscritos en el censo están llamados a elegir por un período de cuatro años a los nuevos gobernadores de los 23 estados. Pese a esto el Poder Nacional mantiene, el control final sobre todas las Administraciones públicas.

 

Enrique Capriles, es ejemplo de ello ya que este ha sido gobernador desde 2008 del Estado Miranda, que abarca parte del distrito metropolitano de Caracas, pero frente al poder del gobierno no ha podido hacer mucho ya que el oficialismo controla el poder administrativo.

 

El pasado mes de abril la Contraloría General de la República, inhabilitó a  Capriles para ejerciera cargos públicos durante los próximos 15 años.  A parte de esto hay otros procedimientos que los aparatos del régimen pueden, si se ven amenazados, actuar libremente contra las demás instituciones. Tal y como lo hizo el Tribunal Supremo de Justicia a finales de marzo, al despojar de todas sus funciones al Parlamento.

 

Fallo que desencadenó las protestas que duraron hasta la elección de la Asamblea Constituyente Chavista el 30 de julio. Ahora la oposición intenta recuperar el pulso y, aunque no se conforma con la celebración de estas elecciones, decidió participar mayoritariamente para ponerse a prueba.

 

Por el lado del régimen, busca oxígeno con lo que pretende presentar como una concesión a la democracia, cuando en realidad podrá mantener las riendas, directa o indirectamente, de todas las Administraciones del Estado.

 

 

 

 


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook Twitter