Roberto Prieto, al banquillo de los acusados por el escándalo Odebrecht

El grupo de fiscales a cargo de la investigación del escándalo de corrupción de la multinacional brasileña, Odebrecht, identificó nuevos hechos irregulares que le permitieron tomar decisiones contra los presuntos implicados, entre ellos, Roberto Prieto Uribe, gerente de la campaña ‘Santos Presidente 2014’ ue ahora pasará al banquillo de los acusados.

 

En la diligencia, programada para el próximo 26 de febrero a las 8:00 de la mañana, a Roberto Prietro se le imputarán los delitos de tráfico de influencias de particular,interés indebido en la celebración de contratosenriquecimiento ilícito de particulares y falsedad en documento privado.

 

De acuerdo con la Fiscalía, Prieto Uribe fue el encargado de gestionar ante la Agencia Nacional de Infraestructura la adición del contrato Ruta del Sol III a cargo de Yuma Concesionaria y liderada por la empresa Salini Impregilo Spa sucursal de Colombia, todo para la construcción del puente Plato en el departamento de Magdalena.

 

“La gestión de intermediación habría estado condicionada a que los estudios y diseños del citado puente quedaran a cargo de la empresa Consultores Unidos S.A., del empresario Eduardo Zambrano, como efectivamente ocurrió”, dice el comunicado del ente acusador.

 

Por estas gestiones Prieto recibió, según la Fiscalía, 650 millones de pesos que le fueron cancelados a través de contratos simulados y facturas de la empresa Megaland, representada por el señor Gilberto Hernán Saldarriaga, ahora vinculado a la investigación a través de un interrogatorio que se cumplirá el 17 de enero en Bogotá.