REYnaldo Rueda deja Nacional con seis títulos en el bolsillo

Reinaldo Rueda parte de Medellín dejando uno de los conjuntos más ganadores de la historia. El técnico caleño ha dejado un listón muy alto para cualquiera que intente batirlo. Uno de los mayores legados que se recuerdan: 6 títulos en dos años. Copa Libertadores, 2 Ligas, Reocpa Sudamericana, Superliga colombiana y Copa colombiana.

 

 

El técnico llegó con un gran cartel pero con una gran losa para superar el gran ciclo que dejó su precedente, Juan Carlos Osorio. Rueda no solo ha superado los registros del risaraldense sino que ha marcado una de las épocas más legendarias de la historia verdolaga.

 

 

“Es un ciclo cumplido, el equipo necesita una oxigenación. Esperemos que siga con esa racha”, dijo a los mircófonos de Win Sports tras el partido.

 

Suena con fuerza Lillo

El hueco que dejará Rueda en Nacional será muy grande para cualquiera que intente ocupar su lugar. En Medellín se rumorea con fuerza que ese candidato podría ser Juan Manuel Lillo. Técnico español que pasó con más pena que gloria por Millonarios. Un filósofo del fútbol que nunca ha logrado transmitir todo su conocimiento a los jugadores que ha manejado.

 

Al parecer, las negociaciones estarían bastante avanzadas y Lillo sería el elegido por la directiva para ocupar el puesto de Rueda. 

Franco Armani, el secreto del Nacional más campeón

Nacional se proclamó ayer campeón por decimosexta vez del campeonato liguero. El equipo más veces campeón de Colombia ratificó su condición con una goleada a Cali en un partido para la historia. La coronación del proyecto de Reinaldo Rueda con el conjunto verdolaga menos convincente hasta la fecha de los últimos tiempos.

 

 

Una plantilla, que ha cambiado su cara de conjunto arrollador en Sudamérica del año pasado por un equipo mayormente defensivo en este año que sorprendió en la final con una exhibición de goles. Parco en ataque, el verdadero artífice de los éxitos en este año de Nacional, ha sido el arquero. El mismo que ha sido una seguridad en todas sus conquistas, y que ha adquirido mayor importancia en este semestre: Franco Armani.

 

 

El héroe de los guantes de oro y los reflejos de felino. El arquero argentino ha sido la auténtica figura de los verdolagas en este 2017. En las llaves contra Jaguares y Millonarios fue el salvador del equipo. También repitió una gran actuación en la ida con Cali en la que la sangría pudo ser mayor. Y coronó su gran temporada con la solidez que mostró ayer de nuevo. Un seguro bajo palos.

 

 

En Nacional son muchos los que ya han bajado del trono a René Higuita como mejor portero verdolaga de todos los tiempos, y han reclamado ese cetro para el arquero nacido Casilda. 13 títulos ha conquistado Armani, en los que ha dejado paradas antológicas como aquella triple atajada en Rosario que ya forma parte de la historia de la Libertadores.

 

 

Un arquero que ha rechazado las ofertas de varios grandes de Sudamérica, e incluso de tentativas de España e Italia, por hacer leyenda con Nacional. A sus 30 años, pocos dudan a la hora de asegurar que es el mejor portero del continente. Con nacionalidad también colombiana, junto al rechazo que ha tenido siempre del llamado de su país, son muchos también los que piden su convocatoria para el equipo de José Pékerman.

Dos Clásicos de lujo para las semifinales de la Liga Águila

El cuadro de semifinales de la Liga Águila no podría haber deparado mejores cruces. Dos Clásicos de equipos históricos tendrán lugar en la llave que dará paso a los finalistas para este semestre. Dos partidos que recuerdan viejas rivalidades y que depararán dos semifinales llenas de tensión, y esperemos de buen fútbol. Las llaves darán inicio este miércoles 7 de junio y finalizarán el sábado 10 de junio.

 

 

Millonarios vs. Nacional

Embajadores y verdolagas se vuelven a ver las caras en semifinales por segundo semestre consecutivo. La vieja rivalidad de los equipos más ganadores del torneo vuelve en un cruce en el que no faltara de nada. Millonarios llega recuperado de su ritmo irregular que ha demostrado en este semestre. El conjunto de Russo ha enseñado su mejor cara en este tramo final y afrontan con ilusión esta llave decisiva.

 

Enfrente estará un Nacional que ha marcado el paso imperial de este torneo. Llegaron a la fase de los ocho con un récord puntos y son el verdadero equipo a batir en esta fase final.  Un conjunto que ha mostrado dos caras este nuevo año. La triste en su paso internacional donde han salido por la puerta de atrás en Libertadores y la implacable que han tenido en casa en el campeonato local. Son los favoritos de esta llave pero en un clásico nunca se puede asegurar un resultado.

 

 

América vs. Cali 

De nuevo los dos equipos de la ciudad de Cali se encontrarán en medio de una rivalidad que ha causado una de las polémicas más grandes de estos últimos años. Los problemas evidentes de seguridad volverán a estar presentes par este decisivo encuentro. El objetivo es que al final la fiesta se imponga al drama que se vivió en el último enfrentamiento entre ambos.

 

América llega renacido, pletórico de ilusión y recuperando viejas sensaciones en estas altas instancias. Son un equipo que ha pasado de coquetear con el regreso a la B a estar dentro de los cuatro mejores de Colombia para este semestre. 

 

El mismo paso inseguro han mostrado los azucareros en este nuevo año. Su mejor arma es un Sambueza que llega en el mejor moemnto de la temporada. Llegarán mermados por las bajas que se le ha cobrado la convocatoria de Pékerman.

Nacional fuera de Libertadores, ahora reza por la Sudamericana

Nacional no pudo obrar el milagro. El actual campeón de la Libertadores se quedó fuera a las primeras de cambio del máximo torneo continental. No hay excusas, quedó justamente eliminado. En todo el campeonato de 2016 cayeron una vez nada más por Libertadores, en la presente han caído en cuatro de cinco. Lo de ayer contra Botoafogo, solo fue la confirmación de un equipo que ha cambiado los papeles en este nuevo año. 

 

 

Domina con autoridad en Liga, pero en el trofeo continental le entra vértigo. En Brasil volvió la versión internacional de esta campaña. Ni quiso ni pudo hacer daño a su rival. El equipo de Reinaldo Rueda fue una muestra light del conjunto que arrasa en casa. No se le vio ni se le sintió sobre el estadio Nilton Santos. La falta de pegada evidenció la mala planificación de este año. Una plantilla que le da de sobra en lo local pero que se ha quedado corto de refuerzos cuando sale a competir con los grandes de Suadmérica.

 

 

Los que han llegado no han mejorado a los que se han ido. Y pero aún, ni siquiera se han acercado a igualarlos. Si acaso se puede reconocer el trabajo de Dayro pero nada del resto de fichajes que llegaron en el último mercado. Ayer todos ellos y el resto del equipo mostró la cara oscura que han sacado este año.

 

 

El gol de Rodrigo Pimpao liquidó el sueño verdolaga que ya parecía imposible al comenzar la fecha. Tenían que ganar y rezar para que se alinearan los planetas en la última fecha. No cumplieron con su trabajo y ahora están fuera del torneo con todo el año por delante. Lo peor del asunto es que se complican la vida incluso para entrar en Sudamericana. Tendrán que ganar la última fecha y de nuevo esperar que le hagan el favor en el otro encuentro.